Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los servicios financieros móviles tienden a crecer de forma acelerada

Tigo calcula que las transacciones pueden aumentar al doble o más en pocos años. Para ello, hace falta que se apruebe la normativa correspondiente, para que otros operadores ofrezcan el servicio. Tigo Money mueve ya $195 millones al año

En un futuro cercano, en el país será posible pagar la cena en un restaurante o comprar ropa en un almacén con el teléfono celular.

El desarrollo de una "billetera electrónica" es algo que operadores de telefonía y bancos tienen ya entre manos.

Tigo es la empresa de telecomunicaciones que se ha adelantado en esta línea de negocios. A través de su servicio Tigo Money, la compañía ofrece ya a sus clientes la posibilidad de hacer transferencias de dinero a otras personas, así como pagar recibos.

Para usar estos servicios, el abonado no requiere un teléfono inteligente, sino que puede hacerlo con uno barato, sin acceso a Internet.

Por su parte, los bancos han comenzado también a ofrecer a sus clientes servicios como consulta de saldos y pagos de recibos vía Internet; pero en este caso, si la persona quiere hacer la transacción vía teléfono móvil, necesita un aparato inteligente, o 'smartphone'.

El vicepresidente de Servicios Móviles Financieros de Tigo, Javier Urdampilleta, dijo que "Le vemos un potencial muy grande (a estos servicios), porque cuando tú ves el dato que dan instituciones financieras extranjeras de que 84 por ciento de la población salvadoreña no tiene acceso a servicios financieros, estás hablando de 3 millones de salvadoreños, y tenés 360 mil personas en Tigo Money, significa que todavía quedan 2.7 millones de salvadoreños que no tienen acceso a servicios financieros".

"La oportunidad es muy grande para las empresas", añadió Urdampilleta.

Entre más proveedores, mejor

Contrario a lo que sucede con otros servicios, en los que un monopolio resulta ventajoso y más rentable para un operador único, en este caso el mercado se dinamiza cuando varias empresas entran a competir, según explicó el director ejecutivo de Tigo, Marcelo Alemán.

Actualmente, Tigo Money funciona solamente entre clientes de Tigo, pero no con los de otras empresas de telefonía.

Alemán explicó que cuando otros operadores móviles ofrezcan el servicio, este se volverá más atractivo para los consumidores y el mercado crecerá.

A manera de ejemplo, el ejecutivo recordó los mensajitos de texto, que cuando solo funcionaban entre usuarios de una misma compañía eran mucho menos atractivos que cuando se podían enviar a cualquier destinatario, independientemente del proveedor.

Alemán declinó revelar cuál es la proyección de crecimiento que su empresa ha hecho para Tigo Money en 2014, pero se mostró seguro de que los casi 200 millones de dólares que ya manejan, fácilmente se pueden multiplicar por dos o más en pocos años, una vez que la normativa correspondiente entre en vigor y otros operadores ofrezcan el servicio.

Por su parte, el director de Claro para El Salvador, Eric Behner, dijo recientemente a Expansión que "La billetera móvil es una de las grandes apuestas de Claro".

Behner sostuvo que su empresa está esperando la aprobación de la normativa que regulará estos servicios, y cuyo proyecto aún no ha sido enviado a la Asamblea Legislativa.

Telcel México, una empresa del mismo conglomerado al que pertenece Claro, ya ofrece servicios financieros móviles, dijo Behner. Estos son los que la empresa adaptarían para el mercado salvadoreño.

En el caso de Tigo Money, Urdampilleta aseguró que el servicio funciona porque no existe en el país ninguna legislación que lo prohíba, aunque tampoco existe una específica que lo regule.

Qué se puede hacer con Tigo Money

El servicio de Tigo Money está disponible para usuarios de esa compañía telefónica.

Lo primero que debe hacer un cliente interesado en Tigo Money es visitar un agente autorizado –algunos están en tiendas y farmacias– para abonar la cantidad que estime conveniente a su "billetera electrónica", hasta un máximo de 250 dólares.

Posteriormente, puede usar ese dinero para hacer alguna transferencia a otro cliente Tigo, o bien pagar recibos de energía eléctrica o de algunas empresas con las cuales Tigo tiene arreglos, como Avon y Arabella.

Los usuarios de Tigo Money también pueden recibir remesas internacionales que hayan sido enviadas a través de Western Union, sin costo adicional.

El monto límite que una persona en el país puede mover mediante Tigo Money es de 750 dólares al mes.

Urdampilleta detalló que la empresa está ya en gestiones con universidades, para que sus clientes también puedan pagar las mensualidades por medio de este servicio.

Scotiabank advierte gran potencial

Expansión también consultó a un banco sobre el futuro de los servicios financieros móviles en el país.

"El potencial es extraordinariamente grande", aseguró Xavier Viñals, gerente senior de Depósitos y Seguros Bancarios de Scotiabank.

Viñals no se aventuró a señalar cuánto dinero podría llegar a moverse en el país mediante estos servicios; sin embargo, detalló que a nivel internacional existen "experiencias muy exitosas".

El gerente añadió que los servicios financieros móviles combinan la seguridad, capacidad y experiencia de las instituciones financieras con la alta penetración de los teléfonos celulares.

Todo apunta a que en el futuro cercano podremos comprar ropa o pagar el almuerzo sin tener que llevar efectivo o tarjeta de débito o crédito.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación