Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Los griegos continúan "acorralados"

El BCE sigue ayudando a los bancos griegos para que no quiebren. Pero se mantiene la presión para que llegue a un acuerdo con sus socios europeos

Atenienses hacen cola para retirar dinero de un cajero

Atenienses hacen cola para retirar dinero de un cajero en una sucursal del Banco Nacional de Grecia. Foto/EFE.

Atenienses hacen cola para retirar dinero de un cajero en una sucursal del Banco Nacional de Grecia. Foto/EFE.

ATENAS. El corralito se mantendrá en Grecia al menos hasta el próximo jueves, según adelantaron ayer los medios griegos que citan fuentes cercanas a una reunión celebrada en el Ministerio de Finanzas.

Tras el encuentro entre el viceministro de Finanzas, Dimitris Mardas, y los directores de los bancos griegos, se espera que se publique un nuevo decreto sobre restricciones bancarias que sustituya al que ha estado en vigor durante los últimos ocho días.

Según las citadas fuentes, continúa el cierre de bancos y la limitación de retirada de dinero en efectivo a través de los cajeros automáticos se mantiene en 60 euros diarios.

La situación se examinará de nuevo mañana para decidir los próximos pasos a adoptar.

Además de las limitaciones a la retirada de efectivo, el control de capitales durante esta semana prohibía todas las transacciones de dinero al extranjero con excepción de los pagos para las importaciones de productos de primera necesidad.

Asimismo no tienen límites las transacciones electrónicas en el interior del país, así como la retirada en cajeros con tarjetas del extranjero.

En una llamada telefónica, el ministro de Sanidad, Panayotis Kurublís, pidió al vicegobernador del Banco de Grecia, Theodoros Mitrakos, acelerar los trámites para agilizar el comercio de materias primas y productos farmacéuticos.

Previamente la asociación de farmacéuticos de Grecia había solicitado al ministro hacer un plan de contingencia para asegurar las reservas de medicamentos.

Esta decisión responde a la posibilidad de que el consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE), decida finalmente no aumentar el techo de créditos de emergencia, que se mantiene en 89.000 millones de euros, al que pueden acudir los bancos helenos a través del mecanismo de asistencia a la liquidez (ELA).

Para facilitar que no haya escasez de liquidez entre los ciudadanos, el ministro adjunto de Transportes, Jristos Spirtsis, anunció hoy que el transporte público urbano en Atenas continuará siendo gratis hasta el viernes.

Mientras tanto, el Banco Central Europeo (BCE) informó ayer que mantiene la cantidad de liquidez máxima que los bancos griegos pueden pedir al Banco de Grecia y que va a aplicar recortes de valor a los activos que presenten como garantía_EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación