Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Llegan $819 Mlls. de remesas en especies

Ese el monto que el Banco Central de Reserva (BCR) calcula que ingresó al país en 2013 en regalos que enviaron los salvadoreños que viven en el exterior

Los salvadoreños radicados en EE.UU. envían al año 200 millones de dólares en efectivo a sus familiares en El Salvador.

Los salvadoreños radicados en EE.UU. envían al año 200 millones de dólares en efectivo a sus familiares en El Salvador.

Los salvadoreños radicados en EE.UU. envían al año 200 millones de dólares en efectivo a sus familiares en El Salvador.

El Salvador no tenía una estimación de lo que recibe en concepto de remesas en especie, que se resume en cualquier objeto con valor que envían los compatriotas a sus familiares. Según una encuesta realizada por el Banco Central de Reserva (BCR), entre noviembre de 2012 y abril de este año, al país ingresaron $298 millones de esta forma.

El valor estimado de los bienes que envían al año es de $819, según Xiomara Hurtado, jefa de Balanza de Pagos del BCR.

Hurtado explicó que los salvadoreños van comprando regalos a lo largo del año y los envían en un momento especial para sus familiares, casi siempre, a fin de año.

Con esta modalidad, uno de los problemas que enfrentan los compatriotas es que tienen poca información sobre las instituciones a las que pueden acudir cuando esos paquetes no son recibidos por sus parientes. En el caso de El Salvador, los afectados acuden o deben acudir a la Dirección de Protección al Consumidor (DPC).

El objetivo central de la encuesta, que se realizó a 888 salvadoreños radicados en Estados Unidos, era determinar la cantidad de dinero de remesas familiares que ingresa al país en efectivo, es decir vía encomenderos, familiares, u otros medios informales.

Según el BCR, son $200 millones al año, que representan el 4.8 % del total de remesas, los que ingresas por estos canales informales.

Otro de los datos relevantes del estudio es que los salvadoreños realizan 14 millones de transacciones al año, principalmente envíos de Estados Unidos a El Salvador.

Según la encuesta, que se hace cada dos años, el promedio de remesas que envía cada salvadoreño disminuyó en 2012 en relación a 2010, que fue cuando se hizo el estudio anterior.

Tomando en cuenta solo las remesas para el sostenimiento (la cuota fija) que envían a sus familiares, los remitentes mandaron $288 por persona al mes, mientras que en 2010 fue habían enviado $322. La disminución se debe a gastos adicionales que tuvieron, como la reinscripción al TPS.

Según Hurtado, las remesas se nutren más de la gente que tiene menos tiempo de vivir en EE. UU. Es decir, entre más años tienen de estar allá, menos dinero envían. Por ejemplo, quienes se fueron entre 1,968 y 1,972, solo envían el equivalente al 0.1 % del total de las remesa familiares que ingresan al país.

San Salvador, por su densidad poblacional, (27.8 % de la población total) es el departamento que más dinero recibe. En 2012, sin incluir las remesas en especies, San Salvador recibió $780.6 millones, que equivalieron al 23 % del total de las remesas que ingresaron al país vía encomenderos, o por medio de envíos formales.

Otro de los puntos que se evaluó fue el de las remesas que entran al país en ocasiones especiales, como para una boda, un cumpleaños, fallecimiento o cualquier otra actividad que no se desarrolle con frecuencia. En 2012 el total fue de $370 millones.

Con respecto a la escolaridad de los migrantes salvadoreños, el promedio es de 9 años, mientras que la escolaridad de la población económicamente activa (PEA) del país es 7.8 años.

"En conclusión, la gente que se va es más educada que la que se queda acá. Incluso el 12.4 % tiene algún grado universitario y se catalogan como trabajadores calificados", dijo Hurtado.

Sin embargo, en EE. UU. el 49.4 % de los compatriotas se dedica principalmente a trabajar en hoteles y restaurantes, construcción, limpieza y al cuido de personas.

La mayoría de salvadoreños en EE. UU. se concentra en California (37.5 %), Texas (13.6 %) y Nueva York (8.4 %).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación