Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Industria

Latam, el gigante aéreo, tambalea

La fuerte depreciación del real frente al dólar, precios más altos de los combustibles y mayores gastos financieros golpearon los números de la firma. Ya ha perdido $276 millones.

A comienzos de agosto, TAM anunció que despediría a 811 empleados, principalmente pilotos, copilotos y comisarios en una nueva señal de racionalización de sus costos.

A comienzos de agosto, TAM anunció que despediría a 811 empleados, principalmente pilotos, copilotos y comisarios en una nueva señal de racionalización de sus costos.

A comienzos de agosto, TAM anunció que despediría a 811 empleados, principalmente pilotos, copilotos y comisarios en una nueva señal de racionalización de sus costos.

Santiago. LATAM, el mayor grupo de transporte aéreo de América Latina, habría anotado millonarias pérdidas en el segundo trimestre, en un nuevo traspié de la compleja y costosa fusión sellada hace un año entre la chilena LAN y la brasileña TAM,según sondeos de Reuters.

La fuerte depreciación del real frente al dólar, precios más altos de los combustibles y mayores gastos financieros golpearon los números de la firma, en un trimestre además tradicionalmente débil para la industria aerocomercial.

Entre abril y junio, LATAM habría registrado pérdidas por 276 millones de dólares, de acuerdo con la mediana de estimaciones de cinco corredurías, en lo que sería su tercer trimestre en negativo desde su unión, según datos de la compañía.

"Esto tiene que ver con la fuerte devaluación del real brasileño, (y también) hay gastos financieros mayores", explicó Cristián Jadue, analista de Santander GBM.

En el segundo trimestre, el real se debilitó un 10,4 por ciento con respecto al período previo, lo que ha impactado los márgenes de la firma, ya que cerca de un tercio de los ingresos se generan en reales, mientras que la mayor parte de sus costos y deuda son en dólares.

Las operaciones del grupo dentro de Brasil han decepcionado en los últimos meses en medio de una debilitada economía -la principal de América Latina-, lo que ha llevado a un severo ajuste en la flota y rutas de TAM para elevar su factor de ocupación, como anticipó a Reuters su vicepresidente ejecutivo, Enrique Cueto.

El resultado esperado para el segundo trimestre se compara con ganancias por 42,7 millones de dólares de los tres primeros meses de este año y pérdidas por 460,7 millones de dólares entre abril y junio del año pasado, de acuerdo a datos proforma de la firma.

LATAM, con casa matriz en Santiago, tiene unidades de operación en Brasil, Chile, Argentina, Colombia, Ecuador, Paraguay y Perú.

La decepcionante trayectoria de LATAM ha provocado un desplome en el precio de sus acciones, a menos de la mitad de su valor cuando concretó su unión en junio del 2012, cotizando actualmente en alrededor de los 6.000 pesos.

Como si fuera poco, el precio de sus títulos se ha visto dañado por el aumento de capital de 1.000 millones de dólares que aprobaron sus accionistas para financiar su flota y reducir pasivos.

DESPEGUE, EN DEUDA

Si bien muchas de las corredurías han revisado sus precios objetivos para las acciones de la firma en medio de la fuerte caída, los analistas ven pocos riesgos bajistas tras la corrección sufrida y al nivel actual sugerirían a sus clientes "suscribir" la oferta de nuevas acciones.

"Estamos esperando principalmente una recuperación en el tema operacional en Brasil (para recomendar)", dijo Jadue de Santander.

Y al parecer la estrategia de LATAM, de reducir la flota de aviones de TAM y aplicar las medidas que hicieron de LAN una de aerolíneas más eficientes, daría resultado, especialmente en la segunda mitad de este año y en el 2014.

"LATAM está haciendo su tarea ajustando la capacidad para emparejarla con la demanda, lo que llevaría a una consecuente mejora interanual en los márgenes operacionales", aseguró Itaú en un informe.

A comienzos de agosto, TAM anunció que despediría a 811 empleados, principalmente pilotos, copilotos y comisarios en una nueva señal de racionalización de sus costos.

Con todo, la millonaria pérdida trimestral habría ocurrido pese a que las ventas sólo caerían un 0,5 por ciento, a 3.075 millones de dólares a junio.

El EBITDAR -ganancias antes de impuestos, intereses, depreciaciones, amortizaciones y arriendo de aviones- habría escalado un 76 por ciento, a 414 millones de dólares en el segundo trimestre por mejoras operacionales.

En el sondeo de Reuters participaron Santander GBM, Banchile-Citi, Bice Inversiones, Itaú y Bank of America Merrill Lynch.

A comienzos de agosto, TAM anunció que despediría a 811 empleados, principalmente pilotos, copilotos y comisarios en una nueva señal de racionalización de sus costos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación