Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Lactosa invirtió $20 millones entre 2011 y 2013

Destinó recursos a consolidar sus operaciones en el mercado local y centroamericano. La empresa mantiene un plan de inversión que oscila entre $1 y $3 millones al año. De 2011 a 2013, invirtió $20 millones para modernización de infraestructura y equ

Desde 2012, Lactosa cuenta con un Centro de Distribución en Nejapa, que es operado con un sistema automatizado que garantiza la distribución eficiente de la cadena de producción.

Desde 2012, Lactosa cuenta con un Centro de Distribución en Nejapa, que es operado con un sistema automatizado que garantiza la distribución eficiente de la cadena de producción.

Desde 2012, Lactosa cuenta con un Centro de Distribución en Nejapa, que es operado con un sistema automatizado que garantiza la distribución eficiente de la cadena de producción.

Para fortalecer la capacidad de producción y abastecimiento de la cadena de distribución en el mercado local y centroamericano, Lactosa invirtió 20 millones de dólares entre 2011 y 2013.

La empresa, especializada en la producción de yogures, quesos, dips y cremas, destinó los fondos a la modernización de infraestructura, específicamente, a la ampliación de la planta de producción de Antiguo Cuscatlán y a la construcción de un centro de distribución en el municipio de Nejapa, al norte de la capital salvadoreña, el cual opera desde finales de 2012.

Ahora, el reto de la empresa, que nació hace 30 años cuando en el país aún no existía la cultura del consumo de yogurt, es seguir consolidando la modernización de sus operaciones en la región, con montos de inversión anual que van desde 1 millón hasta 3 millones de dólares.

Lactosa también ha llevado sus productos hasta el mercado de Arabia Saudita, al cual exporta crema para fabricar helados, desde 2012.

Además, en septiembre proyecta reingresar a Estados Unidos, específicamente a Florida, ya que entre 2005 y 2010, exportó a los estados de Texas y Washington.

En el mercado local, la empresa se ha convertido en la principal productora y comercializadora de una selección de productos, entre los que se incluyen diferentes variedades de yogures de la marca Yes y quesos, dips y cremas procesadas bajo la marca Lactolac. En el mercado regional ocupa el segundo lugar.

Según la vicepresidenta de Lactosa, Vilma de Calderón, el posicionamiento de las 180 líneas de producción se observa en la aceptación de los consumidores, y por ende, en el crecimiento del 15 % anual que las ventas han registrado en los últimos años. Para 2014 espera que el crecimiento se mantenga en dos dígitos.

La empresaria comentó que fue precisamente el éxito que alcanzaron en los últimos años lo que motivó a emprender una investigación de mercado que culminó en el fortalecimiento de la plataforma de exportaciones, cimentada en El Salvador.

En la planta de Antiguo Cuscatlán, por ejemplo, Lactosa realizó la ampliación de las instalaciones del área de producción, lo que facilitó la instalación y el manejo de maquinaria de última generación.

El centro de distribución, cuya construcción costó 11 millones de dólares, también fue equipado con tecnología automatizada, al punto que según de Calderón, es la más avanzada de la industria láctea de la región centroamericana.

La empresaria destacó que toda la maquinaria instalada, tanto en la planta como en el centro de distribución, es amigable con el medio ambiente, ya que dispone de sistemas de ahorro de energía, agua y reducción de emisiones, lo cual le ha permitido a la empresa tener un manejo adecuado de los principios ambientales.

Para Lactosa, la inversión continúa sigue siendo un factor clave en su crecimiento, ya que "los consumidores cada día se vuelven más sofisticados y tienen más expectativas en sus preferencias para optar a productos con mayor valor", expresó de Calderón.

Un componente del crecimiento, sostiene la empresaria, es el desarrollo de productos, la innovación, el recurso humano, y el equipamiento de maquinaria fabricada con tecnología de avanzada.

Otro elemento importante en la variable inversión privada, es que el gobierno acompañe el esfuerzo del empresario, generando un escenario positivo que brinde certidumbre y que apoye la producción de materias primas de origen agropecuario.

De hecho, según la empresa, el subsector Lácteo es uno de los que más contribuyen a la economía salvadoreña. Durante los últimos cinco años, la ganadería aportó un 17 % del Producto Interno Bruto (PIB) agropecuario y un poco más de 3.2 % al PIB Industrial.

"Esto se ha debido principalmente a la diversificación de productos y el esfuerzo exportador que hacen las empresas para aumentar el volumen de ventas en cada compañía, lo cual está permitiendo el crecimiento de la producción, el empleo y su contribución al bienestar de la sociedad salvadoreña", afirmó.

Para obtener esos resultados e incrementarlos, sostiene, es importante que las industrias crezcan y se desarrollen de manera conjunta con la economía, como lo hacen en otros países de Latinoamérica.

La regionalización

Lactosa es una empresa que opera a nivel regional, con distribuidoras en los cuatro países de Centroamérica: Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica.

En Nicaragua, posee una planta de producción especializada en quesos mozzarelas, llamada NILAC, la cual -según Lactosa- es la más moderna de Centroamérica y Panamá. Ahí se produce la materia prima que se exporta a El Salvador para darle valor agregado a la producción y obtener el producto final de acuerdo con las especificaciones técnicas requeridas por los clientes.

La planta nicaragüense comenzó a operar en 2005, y la construcción y equipamiento tuvo un costo de 7 millones de dólares. De las 100 personas que trabajan en la planta, un 10 % provienen de El Salvador.

En su opinión, el plan de regionalización les ha permitido diversificar mercados y competir con otras marcas mundiales, lo cual a su vez ha motivado a desarrollar nuevos productos, siempre con tecnología especializada que garantiza la estandarización de la producción.

"La idea de Lactosa es ingresar y conquistar mercados con productos de alta calidad e innovadores. Esa es la forma es la que podemos competir, ganar mercado y tomar liderazgo", comentó.

El mercado caribeño es parte de los sueños de expansión de la empresa que hace tres décadas inició operaciones con apenas 10 empleados, y que ahora es fuente de trabajo para unas 600 personas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación