Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Jóvenes, entre los afectados de la reforma a pensiones, dice Fusades

Más de 300,000 jóvenes mujeres y casi 400,000 hombres que actualmente trabajan podrían perder parte de lo que han ahorrado y ganado.

Salvadoreños en contra de que gobierno administre pensiones

En un sondeo realizado por El Diario de Hoy la mayoría de los consultados se mostraron renuentes a la propuesta del gobierno del sistema previsional.

Si consideras que por ser joven no saldrás afectado con la reforma de pensiones que el Gobierno ha propuesto, estás seriamente equivocado. Entre los cotizantes activos en las AFP se registran 300,162 mujeres de entre 18 y 55 años de edad que probablemente vayan a parar al sistema mixto.

Se registran a la vez 386,995 hombres de entre 18 y 60 años cotizantes activos en las AFP  cuyos ahorros también van a incluirse en el sistema mixto.  Estos datos han sido dados a conocer por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), para detectar el impacto de la reforma en las futuras generaciones de pensionados.

Lo que no se sabe aún, es cuántas de estas mujeres y hombres jóvenes van a ir a parar con sus ahorros al régimen de reparto, donde se pagarán las pensiones de los jubilados del Estado, ni cuántos quedarán en el de capitalización. Todo depende del monto de salario que devenguen al momento de entrar en vigencia las reformas a la ley.

Asi es que, antes de excluirse de esta reforma porque considera que no le afecta que le toquen sus ahorros y los trasladen por decreto para pagar a los jubilados estatales, mejor pienselo bien. Entre los cotizantes activos de las AFP, las mujeres de entre 18 y 55 años de edad representan el 34.9% y los hombres en edades de entre 18 y 60, el 29.9%. Usted puede estar entre ellos.

Afiliación obligatoria e irrevocable

Según la propuesta del Gobierno, una vez entrada la reforma en vigencia, la afiliación al régimen de reparto será "obligatorio e irrevocable" para las personas que ingresen como empleados de una empresa, así como los actuales afiliados al Sistema de Ahorro para Pensiones (SAP), quienes deberán aportar sus cuentas al nuevo régimen de reparto.

Ese monto se calculará con base al cociente de dos salarios mínimos sobre el último ingreso base de cotización, multiplicado por el saldo de la cuenta que actualmente usted tiene en la AFP.

Si su último ingreso base de cotización es igual o menor a dos salarios mínimos, el saldo de su cuenta individual que tiene ahorrado en la AFP será entregado "íntegramente" al régimen de reparto.

En cambio, si el último ingreso base de cotización es mayor a dos salarios mínimos, el excedente del saldo de la cuenta individual de ahorro del cálculo que resulte se quedará en el régimen de capitalización.

Su dinero en el régimen de reparto sirve para financiar las prestaciones de los pensionados (jubilaciones).

Su dinero en el régimen de capitalización se acumula en una cuenta individual donde gana una rentabilidad para luego pagar su propia pensión. Ambos regímenes conforman el "sistema mixto" propuesto por el Gobierno y es concebido como una "solidaridad intergeneracional".

También se va la pensión de sobrevivencia

Si pese a toda esta explicación no se siente afectado, porque aún no trabaja o no tiene empleo, ni cotiza a la AFP, sepa que tampoco puede sentirse excluido. Ustedes son los beneficiarios directos de las cotizaciones y ahorros que sus padres hacen actualmente, y para ustedes también la propuesta gubernamental tiene un plan: en caso de fallecer sus padres, su pensión de sobrevivencia se le otorgará siempre y cuando tenga entre 18 y 24 años, siempre y solo si se encuentra estudiando o tiene alguna invalidez. Esa pensión de sobrevivencia equivale el 25% de la pensión que percibía su padre o su madre hasta el momento de su muerte.

Como puede concluir, cualquier reforma que afecte los ahorros o la pensión de sus progenitores, lo impactará a usted, joven.

Tabla elaborada por Fusades sobre la población cotizante

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación