Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Inicia frenesí de compras en EE.UU. por próximas fiestas de fin de año

La confianza de los consumidores de EE.UU en la evolución de la economía y de su situación financiera personal subió más de lo esperado y se situó en su nivel más alto desde hace siete años.

Economía de EE.UU. subió 3.7% en el trimestre abril-junio

El aumento en el gasto por parte de consumidores y empresarios generó mayor dinamismo económico.

Economía de EE.UU. subió 3.7% en el trimestre abril-junio 

WASHINGTON. Los minoristas de Estados Unidos reportaron sólidas ventas en octubre, una señal de que los consumidores estadounidenses están gastando con mayor ímpetu y podrían ayudar a mantener un enérgico ritmo en el crecimiento económico.

Otros datos publicados el viernes mostraron que la confianza del consumidor subió a un máximo nivel en siete años este mes, algo también positivo para el panorama del gasto mientras el país se acerca a su tradicional período de compras de fiestas de fin de año.

Las ventas minoristas, que responden por cerca de un tercio del gasto del consumidor, subieron un 0.3 por ciento en octubre, dijo el Departamento de Comercio.

El avance fue mayor a lo esperado por los analistas, y habría sido aún mayor si los ingresos de las gasolineras no hubieran caído un 1.5 por ciento.

"Los números son un buen augurio para la crucial temporada de compras de fiestas de fin de año", dijo Paul Diggle, economista de Capital Economics en Londres. Los estadounidenses incrementan fuertemente sus compras a fines de noviembre antes del feriado de Navidad de diciembre.

Las ventas subieron ampliamente en octubre entre los minoristas, desde tiendas de ropa a locales de artículos deportivos.

Las ventas subieron un 0.5 por ciento en una lectura clave que excluye elementos volátiles como las gasolina, los automóviles, los materiales de construcción y los servicios de alimentos.

Las cifras respaldan la opinión de que los consumidores estadounidenses están listos para jugar un papel mayor para apoyar a la reciente aceleración del crecimiento económico en Estados Unidos.

Los analistas prevén que la economía se expandirá cerca de un 3 por ciento el próximo año, más velozmente que las tasas de crecimiento promedio registradas desde la recesión del 2007 al 2009.

CONFIANZA

Otro dato mostró que la caída de la tasa de desempleo y menores precios de la gasolina provocaron un aumento de la lectura preliminar de la confianza del consumidor de Thomson Reuters/Universidad de Michigan a 89,4, la mayor desde julio del 2007.

En forma separada, datos del Departamento del Trabajo mostraron que los precios de las importaciones bajaron un 1,3 por ciento en septiembre, debido a que el petróleo más barato y un dólar más sólido hicieron menos caro para los estadounidenses comprar bienes desde el exterior.

El Departamento de Comercio también informó que los inventarios de empresas subieron un 0,3 por ciento, poco más que el incremento del 0,2 por ciento estimado por economistas consultados en un sondeo de Reuters.

Los inventarios minoristas, excluyendo automóviles, que entran al cálculo del PIB, se incrementaron un 0,2 por ciento en septiembre.

Las ventas de las empresas se mantuvieron estables durante el mes y al ritmo de ventas de septiembre tomaría 1,3 meses para que las compañías vacíen los almacenes, sin cambios respecto a agosto.

Aunque la economía de Estados Unidos se ha acelerado en los últimos meses, la economía global ha parecido desacelerarse, incluyendo a la de China, y el precio del petróleo se ha debilitado significativamente, lo que es un aliciente para compradores estadounidenses.

"Los consumidores están gastando lo que están ahorrando en las gasolineras", dijo la estratega cambiaria de Scotiabank en Toronto Camilla Sutton.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación