Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CENTROAMÉRICA

Honduras negocia plan económico con el FMI

Honduras espera firmar un acuerdo con el FMI en el segundo semestre del año, luego de haber aprobado una serie de reformas estructurales

Juan Orlando Hernández, viajará a Washington el próximo 17 de marzo para negociar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Juan Orlando Hernández, viajará a Washington el próximo 17 de marzo para negociar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Juan Orlando Hernández, viajará a Washington el próximo 17 de marzo para negociar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

TEGUCIGALPA. El gobierno de Honduras ha comenzado su prueba contrarreloj para alcanzar un programa económico con el Fondo Monetario Internacional, según una publicación de el periódico hondureño El Heraldo.

La administración del presidente Juan Orlando Hernández está clara de la importancia de que el país cuente con un arreglo con el FMI para acceder a recursos en condiciones preferenciales para sus programas y proyectos.

No obstante, el camino por recorrer no es fácil por los compromisos que debe adquirir y cumplir el gobierno hondureño. La última Carta de Intenciones (2010-2012) expiró el 31 de marzo de 2012, sin embargo, la administración de Porfirio Lobo Sosa no pudo cumplir con las seis revisiones trimestrales y eso le impidió lograr la renovación del acuerdo, cerrándole la puerta a casi 170 millones de dólares en financiamiento externo.

Para Marlon Tábora, presidente del Banco Central de Honduras (BCH) y coordinador del Gabinete Económico, el acuerdo con el Fondo Monetario es un instrumento y no un fin para lograr finanzas públicas sanas y sostenibles, que promuevan el crecimiento económico y atender las áreas prioritarias.

El secretario de Finanzas, Wilfredo Cerrato, destaca que una de las ventajas de contar con un programa económico vigente es que se puede acceder a financiamiento de largo plazo y a bajas tasas de interés, razón por la cual es uno de los principales retos económicos para 2014.

La negociación y aprobación de la Carta de Intenciones con el FMI está sujeta a una serie de metas indicativas y reformas estructurales que Honduras deberá cumplir, como cerrar 2014 con un déficit fiscal de -4.7% del PIB, inferior al -7.7% de 2012.

Entre las reformas estructurales, el coordinador del Gabinete Económico dice que ya se cumplió con la aprobación de la Ley de Energía. Además, la administración anterior aprobó un paquete de medidas fiscales y las reformas a la Ley de Banhprovi, que busca convertir el banco en una institución corporativa. Explicó que por los menos son tres meses lo que tarda la negociación, revisión y aprobación de la Carta de Intenciones. "La meta es por los menos completar el proceso de negociación en el primer semestre de este año", concluyó Tábora.—Expansión/El Heraldo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación