Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ENTREVISTA

"Ha habido una contención de los créditos vencidos"

El presidente ejecutivo de Banco Agrícola, Rafael Barraza, destacó la reducción de la mora en el sistema bancario, que fue de 2.4 % en mayoTambién enumeró razones por las que un impuesto a las operaciones financieras sería "inconveniente", como ha s

"Ha habido una contención de los créditos vencidos"

"Ha habido una contención de los créditos vencidos"

\"Ha habido una contención de los créditos vencidos\"

El expresidente del Banco Central de Reserva (BCR) destacó que la cartera de préstamos del sistema ha crecido cerca de 8 % este año.

Barraza añadió que los bancos ya recibieron los más de 200 millones de dólares que el BCR les exigió el año pasado como reservas de contingencia previo a las elecciones.

Este dinero está contribuyendo a satisfacer la mayor demanda de crédito y a disminuir la presión al alza que venían registrando las tasas de interés que los bancos pagan por los depósitos, sostuvo el banquero.

La mora en el sistema bancario se redujo de 3.94 % en 2010 a 2.38 % en abril, según el dato más reciente que ha publicado Abansa. ¿Cómo valora esta tendencia?

Efectivamente, para compararlo año con año, el año pasado, a mayo, estaba en 2.8, y ahora está en 2.4. Para Banco Agrícola se ha reducido de 2 a 1.6.

Entonces, sí ha habido una disminución en la cartera vencida en el sistema financiero, producto de dos cosas: en primer lugar, la cartera del sistema financiero está creciendo un 8 %; en Banco Agrícola estamos creciendo un poco menos que el mercado; estamos creciendo un 6 %.

Pero 6 %, para el banco más grande, parece un buen resultado...

Sí. Es un monto importante, y estamos creciendo más que el año anterior.

Entonces, la cartera para el sistema financiero se está expandiendo a una mayor velocidad este año. Eso ayuda a disminuir la cartera vencida porque crece la cartera, y la cartera nueva es de mejor calidad. Pero, también ha habido una contención en los créditos vencidos, que es importante y que ha hecho que los indicadores mejoren.

¿Esto es por efecto de que la crisis ha ido quedando cada vez más atrás?

Se ha ido absorbiendo. El deterioro de las condiciones económicas que se había dado allá, empezando en 2008, 2009, que había impactado fuertemente, especialmente el crédito de personas, pues se ha ido conteniendo y se ha ido manejando y absorbiendo por parte de los bancos. Entonces, eso ha ayudado a que rápidamente bajen esas cifras de cartera vencida para todo el sistema financiero.

¿Es un indicador saludable este de 2.4 %?

Está muy bien. Siempre puede estar mejor.

Cambiando de tema, ¿cómo valoran ustedes la propuesta del gobierno de establecer un nuevo impuesto a las operaciones financieras iguales o mayores a 750 dólares?

Abansa ha señalado la inconveniencia de un impuesto de ese tipo, en primer lugar porque es un impuesto que afecta la actividad económica. Es un impuesto que incentiva el uso del efectivo, en vez de incentivar la bancarización y la inclusión financiera, y tercero, porque tiene efectos reconocidos, como es el impuesto cascada, que hace que se multiplique ese impuesto y que finalmente los consumidores terminen experimentando un aumento de precios.

El Secretario Técnico, Roberto Lorenzana, dijo recientemente que se ha aceptado excluir de este impuesto a las tarjetas de crédito y se está considerando modificar el piso, aunque no mencionó una cantidad específica. ¿Serían positivos estos cambios?

La posición de Abansa es que el impuesto es inconveniente porque, además de todos esos efectos que tiene, también es muy engorroso, en términos operativos, para las instituciones financieras. El implementar estos controles, límites y excepciones, involucra una complejidad tecnológica y operativa bien importante para recaudar estos fondos.

Entonces, no solamente es inconveniente para los usuarios, para los consumidores, sino que también es inconveniente para los bancos porque implica una gran complejidad en la implementación.

Viéndolo en perspectiva internacional, ¿son pocos los países que aplican este impuesto, o son muchos?

Hay varios países que han implementado este impuesto. Hay varios países que están considerando la eliminación de este impuesto por sus efectos negativos sobre la economía.

México ha sido un país que recientemente eliminó una versión de este impuesto, que era más dirigida hacia el efectivo, y en Colombia, desde hace algunos años se está considerando la reducción o eliminación de este impuesto por los efectos que tiene sobre la intermediación financiera, y por lo tanto sobre el acceso al crédito y al ahorro de parte de los usuarios del sistema financiero.

¿Pero hay otros países que lo están aprobando?

En los últimos años el único país que ha implementado este impuesto es Honduras. Los otros países que lo implementaron -que la mayor parte son en América Latina- lo están tratando de desmontar; pero es un impuesto que una vez lo pones, es muy difícil quitarlo, y precisamente los efectos negativos son sustanciales, y hay bastante documentación de eso, y el Fondo Monetario en su informe lo ha dicho. No hay muchas multilaterales que apoyen un impuesto a las transacciones financieras.

Entonces, en línea con lo que ha dicho Abansa, la posición de ustedes es que simplemente no se debería aprobar, ni siquiera modificándolo.

No es un impuesto adecuado para incentivar la inversión y la actividad productiva en el país. Esa es nuestra consideración, y que impactaría negativamente a los consumidores.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación