Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CENTROAMÉRICA

Guatemala afina un impuesto al licor

El Gobierno guatemalteco evalúa el establecimiento de un impuesto a la distribución y consumo de licores, para destinarlo a fortalecer instituciones de seguridad.

El Gobierno guatemalteco evalúa el establecimiento de un impuesto a la distribución y consumo de licores, para destinarlo a fortalecer instituciones de seguridad.

El Gobierno guatemalteco evalúa el establecimiento de un impuesto a la distribución y consumo de licores, para destinarlo a fortalecer instituciones de seguridad.

GUATEMALA. La inseguridad ciudadana es uno de los principales problemas sociales de Guatemala, ante lo cual, el Gobierno evalúa posibles nuevos impuestos. Ayer, el Ministerio de Gobernación (Mingob), aseguró que mantiene su propuesta de un impuesto de seguridad, el cual estará enfocado en la distribución y consumo de licores en el país.

El impuesto no lo pagarán todos los guatemaltecos, sino, solo quienes distribuyan y consuman licor, explicó Mauricio López Bonilla, titular de la cartera del Interior, al periódico La Hora.

El funcionario explicó que los argumentos para tomar esta decisión se basan en los delitos que causa la ingesta de alcohol y que inciden en el tema de seguridad.

"De la ebriedad hay accidentes de tránsito, homicidios por atropellamiento, por arma de fuego, por arma blanca, se derivan un montón de cosas, y el impuesto que hay por licores solo se destina a salud, pero no se emplea totalmente a salud, nosotros decimos, necesitamos recursos para combatir las causas de ese tema, no estamos subiéndole a la leche, a los artículos de consumo básico, estamos pensando en ciertas áreas que de alguna manera pueden aumentar la tasa del impuesto que ya existe", indicó el funcionario.

Dijo, además, que solicitarán al Congreso de la República dejar sin efecto la Ley Seca, que hasta hoy no se respeta, pues después de los horarios que rige la ley, hay fiestas a puerta cerrada.

"Mi postura de lo que vamos a pedirle al Congreso es dejar sin efecto la Ley Seca, porque es una farsa, en el sentido que después de la una –de la mañana– empiezan los after party a puerta cerrada, ya no tributan, porque no reportan el consumo, aumenta el nivel de riesgo para quien está bebiendo en lugares cerrados, porque la autoridad ya no tiene control, se incrementa el nivel delictivo", reiteró el ministro.

El funcionario explicó a La Hora que, en términos generales, lo que se solicitará es un aumento a la distribución y consumo de licor y quien tenga que pagar un poco más debe hacerlo. A la fecha, existe anarquía sobre las tiendas, las gasolineras y otros lugares que siguen distribuyendo licor en horas no autorizadas, afectando la tranquilidad de los vecinos.

"Estamos pidiendo que se aumente la tasa a la distribución en todo el país, ese es un elemento y el otro es aumentar la tasa del consumo, si alguien tiene que pagar 0.20 ó 0.25 más por una cerveza los va a pagar, probablemente ya no consuma diez cervezas, sino ocho", refirió.

Edi Juárez, viceministro de Seguridad, detalló que los recursos obtenidos del impuesto de seguridad estarían destinados a la Policía Nacional Civil (PNC), el Sistema Penitenciario (SP), la Dirección General de Inteligencia Civil (Digici) y la Dirección General de Investigación Criminal (Digicri). —La Hora de Guatemala / Expansión.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación