Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ENTREVISTA

Grupo Terranum abrirá otro hotel en El Salvador y en Costa Rica

Entre las prioridades está abrir un Decameron en Costa Rica y explorar una marca nueva para San SalvadorEs propietario de la cadena Decameron Hotels & Resorts y en su portafolio también están las marcas Aloft, Courtyard, Hoteles W y Residence Inn

José Ignacio Robledo, presidente de Grupo Terranum, confirmó que entre sus planes de expansión en Centroamérica, la prioridad está en Costa Rica y El Salvador. foto CORTESÍA.

José Ignacio Robledo, presidente de Grupo Terranum, confirmó que entre sus planes de expansión en Centroamérica, la prioridad está en Costa Rica y El Salvador. foto CORTESÍA.

José Ignacio Robledo, presidente de Grupo Terranum, confirmó que entre sus planes de expansión en Centroamérica, la prioridad está en Costa Rica y El Salvador. foto CORTESÍA.

José Ignacio Robledo ha puesto el ojo sobre el mercado hotelero centroamericano. Preside Grupo Terranum, un respetado conglomerado colombiano de desarrollo y operación inmobiliaria, propietario de la cadena Decameron Hotel & Resort, con 27 hoteles, y seis adicionales de las marcas internacionales Aloft, Hoteles W, Courtyard y Residence Inn. Comparte en exclusiva para Expansión, los planes de inversión que tiene para El Salvador y Centroamérica.

¿Qué planes tienen para Centroamérica?

Con la compra de Decameron que se formalizó hace tres o cuatro meses, quedamos con una presencia bien interesante en toda la región. Ya veníamos con Aloft Costa Rica (...). Obviamente, la compra de Decameron ya nos dio más presencia, fortalecimos El Salvador, incorporamos Panamá, tenemos ganas de seguir mirando y creciendo en la región.

Justo definimos la lista de prioridades en la que queremos embarcarnos en los próximos 12 ó 18 meses y sin duda, Centroamérica va a jugar un rol interesante. Puede ser algo de ciudad en El Salvador, algo de playa en Costa Rica, es algo que estamos analizando. Podría ser operación de playa y ciudad en Panamá, donde tenemos una presencia interesante.

En términos generales, vamos a estar muy activos. Falta ver cuál de estas iniciativas se termina concretando y van para adelante, pero si hay un interés importante en seguir mirando la región y ver cómo nos consolidamos.

¿Cuando habla de ciudad se refiere a la marca Aloft?

Digamos que nuestro modelo de negocio es independiente de marcas. Las usamos cuando creemos que hacen sentido.

Con la compra de Decameron, cualquier hotel de playa iría con la marca Decameron que es fuerte en ese segmento.

Si fuera hotel de ciudad, seguimos abiertos a usar marcas internacionales bajo modelo de franquicia más que de operación y ahí podrían estar marcas de Starwood, con quien trabajamos bien, de Radisson, con quien Decameron también tiene una relación importante. Tenemos Radisson en Panamá y Perú y entonces, dependiendo de la oportunidad puntual que sea, miraremos si hace sentido incorporar una marca y cuál sería la mejor para ese mercado que permita ofrecer el mejor producto posible.

¿Estamos hablando de mediano o corto plazo?

No sabría decir, en la medida en la que queremos ir a abrir Chile, estamos con proyectos importante en Colombia, vamos a empezar un hotel nuevo en Jamaica, tenemos oportunidades importante en Perú y Ecuador que están relativamente avanzadas.

Esto es un abanico que dependiendo de cuáles vayan avanzando y a qué ritmo se convierten en prioridad o si se materializan otras primero. Probablemente son proyectos de mediano plazo, de tres a cuatro años, dependerá de cómo evolucionen los mercados, y eso va a determinar qué tan prioritario se vuelven los proyectos.

¿Qué rubros son más atractivos en Centroamérica?

Digamos que con la compra de Decameron van a ser los hoteles de turismo (...) en Centroamérica pueden haber oportunidades diferentes a playa que valgan la pena, pero diría que el fuerte van a ser los hoteles vacacionales y ocasionalmente en mercados donde creamos que haga sentido puede que los complementemos con hoteles de ciudad.

En prioridades, creería que sin duda, un hotel de playa en Costa Rica es un tema importante (...)

Creo que vamos a analizar el momento, ya con el hotel de playa que tenemos en El Salvador hace sentido aumentar nuestra capacidad en la ciudad, ya tenemos presencia con el Courtyard, pero creemos que podría haber oportunidad para también un hotel de ciudad que complemente nuestro destino de playa. Esas son las dos prioridades más inmediatas.

Nos quedan mercados por explorar que nos gustan y en algún momento creo que vamos a terminar invirtiendo.

En mercados de Guatemala hemos mirado cosas tanto en ciudad como en turismo y en Panamá, también vemos que la coyuntura actual puede ser presto para ampliar cobertura por ser un mercado que está golpeado por exceso de oferta, y es un buen momento para mirar.

En el caso de El Salvador, ¿se refiere a una marca específica?

No. Depende del proyecto que se termine materializando. Trabajamos con la mayoría de marcas, ubicación y concepto. Eso todavía no se ha entrado a profundizar.

¿Se refiere al mercado corporativo y de turistas?

Es una combinación tanto de mercado corporativo como turístico (...). Se ofrecen paquetes para que pasen en la playa y en la ciudad. Puede ser una oferta para viajeros de turismo que ha funcionado muy bien en Panamá y Perú, podemos ofrecer esa combinación. Obviamente, esos hoteles de ciudad tienen mucho cliente corporativo importante.

¿Sería fortalecer el Courtyard o abrir otro?

Sería probablemente otro nuevo proyecto y la pregunta del millón es con qué marca y esa no la tenemos resuelta (...). La empezaríamos a mirar más adelante (...), pensaría que dos a tres años, si nos va bien.

¿Está en pie fortalecer el Decameron?

Creo que el tamaño del hotel Decameron es suficientemente grande, ahí no estamos anticipando una ampliación como tal por ahora, pero sí abiertos a nuevas oportunidades.

En Costa Rica nos encantaría tener un Decameron, es un mercado donde el Decameron no ha estado con una oferta de playa. Es una prioridad y hay que ver los otros mercados como vayan evolucionando, como compagina eso con lo que pasé en Perú, Colombia y Chile, porque también va a estar muy activo y que al final del día va a delimitar las prioridades y dónde vamos a enfocar esfuerzos.

¿Cómo va el proyecto en Jamaica?

Ya tenemos dos hoteles, estamos a punto de arrancar un tercer hotel. Es casi que la ampliación de un hotel, porque es colindante con el que ya tenemos, pero va a ser diferente en un mercado donde ya estamos, lo conocemos bien y donde las ocupaciones nos pide más oferta y sería para arrancar a construir a principios del otro año, cuando terminemos con licencias y permisos, sería un Decameron.

Los otros dos que vamos a hacer son en Medellín, uno de la marca Decameron con un campo de golf y la ampliación de un hotel ya existente nuestro que queremos ampliarlo en unas 60 ó 70 habitaciones.

¿Cuánto se ha invertido en la región?

Yo pensaría poder estar desarrollando dos o tres hoteles por año que está en línea con nuestro plan de negocios. El monto depende del hotel que salga y todavía no lo tenemos definido, pero si vemos oportunidad grande de crecer y a eso le estamos apuntando. A nivel Latinoamérica le podemos agregar 15 a 20 hoteles, desde México hasta Chile en el próximo par de años, de los cuales tres o cuatro deberían ser en Centroamérica, no más de cinco, y los otros 15 en el resto.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación