Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EMPRESAS

Grupo Ransa apuesta por el mercado regional

Ransa opera en siete países de Latinoamérica.  La firma es parte del Grupo Romero que en 2014 cerró con ventas de más $5,000 millones.

RANSA

El operador logístico ofrece sus servicios a empresas del sector consumo masivo, retail y congelados. Al mercado salvadoreño llegó en 2005. | Foto por CORTESÍA RANSA

LIMA. En los últimos cinco años, la  peruana Ransa, experta en soluciones logísticas para empresas del sector consumo masivo, ‘retail’ y congelados, le ha metido el acelerador a sus planes de expansión en Latinoamérica.  En 2003 logró ingresar a Bolivia,  un año después a Ecuador, y en 2013 a Colombia, inversiones que se tradujeron en un crecimiento en ventas superior al 11%.

Pero Ransa, que es parte del Grupo Romero, también le puso el ojo al mercado centroamericano, al que ingresó en 2005, a través de El Salvador, desde donde saltó a Guatemala y Honduras. 

En lo siguientes años, la apuesta de la peruana será tener presencia  estableciendo sus centros de distribución en el Triángulo Sur, es decir, Panamá, Nicaragua y Costa Rica.

Entre las inversiones más fuertes están los $20 millones que en 2014 ejecutó en Perú, en donde actualmente posee 15 centros de almacenamiento.

En Honduras y Colombia ejecutó inversiones por  $8 millones (en cada país). Mientras que en El Salvador construye un nuevo centro de distribución ubicado en Antiguo Cuscatlán, como parte de un plan de inversión que supera los $12 millones.

Se espera que la bodega, que llega a ser la quinta en este país, inicie operaciones en octubre próximo, tal como informó a Expansión, el gerente para Centroamérica, Sergio Torrico, en mayo pasado.

La semana pasada, la firma también anunció nuevos planes de crecimiento para Bolivia, en donde a fines del 2013, adquirió un terreno de 6.2 hectáreas por  $1.2 millones para edificar una nueva infraestructura.

“Se espera que el proyecto esté aprobado a fines de este año, para iniciar operaciones a fines del 2016”, afirmó Hugo Rangel, gerente de Ransa Bolivia.

La bodega estará ubicado en el Parque Industrial Latinoamericano, en la carretera de Santa Cruz a Cochabamba, un lugar  estratégico que conecta con el eje troncal de Bolivia.

En ese país, la compañía reporta un ritmo de crecimiento entre 15% y 20% en la facturación de los últimos tres años, lo que ha generado expectativas para extender sus operaciones a otra regiones.

Entre los clientes figuran: Kimberly Clark, Nestlé, 3M y BCP,  a quienes Ransa apunta a darles estabilidad operando con un local propio, de acuerdo a las tendencias del mercado internacional.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación