Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobiernos de izquierda también impulsan las ciudades modelo

La propuesta de crear Zonas Especiales de Desarrollo Económico (ZEDE) seduce a países como Nicaragua, Cuba, Ecuador y China

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, busca impulsar una o más ZEDE, como ya lo hizo Rafael Correa en Ecuador.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, busca impulsar una o más ZEDE, como ya lo hizo Rafael Correa en Ecuador.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, busca impulsar una o más ZEDE, como ya lo hizo Rafael Correa en Ecuador.

La figura de las ciudades modelo, o ZEDE, que la empresa privada impulsa en El Salvador también atrae la atención de gobiernos de izquierda, al punto que algunos ya las pusieron a funcionar.

Ecuador, un país miembro de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), lanzó su primera ZEDE en julio de 2013.

El enclave cuenta con una extensión de 1,665.42 hectáreas, y su operador es una refinería que procesa 300,000 barriles de petróleo al día.

Adicionalmente, Ecuador designó a la ciudad del conocimiento Yachay como una ZEDE en septiembre del año pasado. Esta funciona como una zona especial de tipo tecnológico, industrial y logístico.

Nicaragua se suma

En Centroamérica, el gobierno nicaragüense de Daniel Ortega también está interesado en este esquema. De hecho, ya se reunió con representantes de los gobiernos de El Salvador y Honduras para evaluar la viabilidad de impulsar el proyecto en el Golfo de Fonseca.

El director ejecutivo de ANEP, Arnoldo Jiménez, aseguró que funcionarios del gobierno hondureño les han informado de esta reunión, que tuvo lugar unos días antes de la toma de posesión del presidente Salvador Sánchez Cerén.

Sin embargo, el país del istmo que más ha avanzado en la ruta hacia la instauración de una ciudad modelo es Honduras, que ya ratificó reformas a la Constitución para arrancar con esta figura. Por esta razón es que ANEP ha invitado como expositor principal a su Enade 2014 al mandatario hondureño Juan Orlando Hernández.

"Él va a explicar cómo funciona en Honduras el modelo de las ZEDE, que son mucho más que una simple zona franca", dijo Jiménez. "No es una zona donde haya incentivos económicos o tasas económicas, sino que tiene pilares en lo económico, en lo legal, en lo administrativo y en lo político".

El presidente de Honduras tiene interés en que no solo su país ponga a funcionar una o más ZEDE, sino que también lo hagan otros países de Centroamérica.

Jiménez explicó que este interés obedece a una visión de que varios países con ciudades modelo pueden atraer más inversión extranjera que uno solo, debido a que se conforman 'clusters' que favorecen el desarrollo de buenos proveedores, mejor logística y otros elementos de éxito.

El deseo del gobierno hondureño y sectores empresariales de ese país es que al proyecto de las ZEDE se sumen sus vecinos El Salvador y Nicaragua, para impulsar el proyecto conjunto en la zona de convergencia en el Golfo de Fonseca.

Alternativas para El Salvador

La ANEP propone que El Salvador comience a trabajar con miras a fundar una zona especial en La Unión, lo que armoniza con el proyecto hondureño, y según información que maneja la gremial, también con el nicaragüense.

Los dos países más exitosos con el modelo de ZEDE y los que inspiraron a otros son Hong Kong y Singapur. Entre otras características, ambos tigres asiáticos tienen en común el que se someten a los tribunales de Inglaterra, a pesar de que ya no son colonias de esa potencia.

El director de la ANEP sostuvo que este es un modelo, pero no el único. Otra posibilidad es que la ZEDE recurra a arbitrajes internacionales, como ya lo hace Centroamérica a través de Cafta (el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana).

Otra opción es que los miembros de la ZEDE diriman sus conflictos ante tribunales nacionales con alta credibilidad propuestos por la Corte Suprema de Justicia.

En el caso de El Salvador, aún está por definirse el modelo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación