Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Juan Federico Salaverría:

“El Gobierno debe hacer una alianza con los empresarios”

Un “diálogo franco” entre el gobiernoy el sector privado propone el empresario Juan Federico Salaverría. El tema fiscal es uno de los que deben incluirse en esa conversación, según el presidente ejecutivo de Grupo Q.

Juan Federico Salaverría, presidente ejecutivo de Grupo Q

Salavería tiene confianza en que este año el Gobierno finalmente entablará un diálogo “franco y creíble” con los empresarios. | Foto por Omar Carbonero

Salavería tiene confianza en que este año el Gobierno finalmente entablará un diálogo “franco y creíble” con los empresarios.

Optimista. Así se define el empresario Juan Federico Salaverría. Pero también confiesa que se siente “frustrado” por la forma en que el actual Gobierno conduce el país.

Salaverría conversó con Expansión y expuso cómo, según su criterio, se puede empezar a mejorar la economía y a generar más empleo para los salvadoreños.

¿Cómo evalúa el clima de inversión actual en el país, en comparación con el que hemos tenido en años recientes?
Yo soy una persona optimista por naturaleza, y siempre trato de ver las cosas positivamente. El problema que le veo es que las señales que se nos da a los empresarios inversionistas no son las que quiere oír un inversionista. Es lamentable oír de parte de funcionarios del Gobierno que se expresen tan mal de los inversionistas, cuando lo que deberían estar haciendo es conquistar al inversionista para que invierta más.
Si no hay inversión, no hay crecimiento.
Yo sí soy optimista, y creo que los años anteriores han sido tan malos en cuanto a la inversión que este debería ser mejor.

¿A qué señales negativas para los inversionistas se refiere, por ejemplo?
Una de las últimas que se han oído, por ejemplo: “Si les gusta, bien, si no les gusta, también”. No es así como va a arreglar que un inversionista invierta, y así hay cantidad de frases.
¿Qué necesita un inversionista? Seguridad de que su inversión no la va a perder. Nadie invierte para perder la plata, invierte para ganar plata. ¿Y qué señales recibimos que sean positivas para que el dinero que se invierte en El Salvador no se va a perder?

El actual Gobierno, sobre todo el Vicepresidente y su equipo, dicen que han impulsado un diálogo con empresarios, que incluso han destrabado proyectos.
¿Cuál es la conversación franca que han tenido? Yo la desconozco.

Ellos dicen que han tenido reuniones con empresarios y otros representantes de empresas, por ejemplo del sector construcción…
¿Y cómo está la construcción? ¿Cuánto ha crecido? Dicen un montón de cosas, pero yo no sé si serán ciertas.
Yo estoy hablando de hechos reales, que exista un diálogo franco y que sea veraz, que sea creíble.

Entonces, en los sectores en que operan sus empresas, y por lo que usted conversa con otros empresarios, percibe que no ha habido tal esfuerzo…
Totalmente no.

¿Y cómo visualiza las perspectivas económicas para El Salvador este año?
Yo creo que, definitivamente, los precios bajos del petróleo se van a mantener este año, y eso ayuda a dinamizar la economía.
Por otro lado, veo que las remesas van a continuar creciendo; crecieron en 2015, no veo por qué no van a seguir creciendo en el 2016. Esas dos cosas combinadas nos dan un dos, dos punto cinco por ciento de crecimiento, pero yo creo que ya el Gobierno, al tener dos años de estar gobernando, se va a dar cuenta de que sin la inversión internacional, sin la inversión local no se puede crecer mucho.
Por otro lado, hay una deficiencia en cuanto a que los presupuestos gubernamentales no están soportados por ingresos; los ingresos que ha dicho el Gobierno que va a tener, no los ha logrado, en los últimos años. Entonces, yo creo que ya se estarán dando cuenta de que la cosa no está funcionando y algo tendrán que cambiar, y con un poquito que se mejore, va a mejorar la economía.

Ya que menciona los ingresos del Gobierno, ¿cree que este año el gobierno aumentará impuestos ya existentes o aprobará nuevos?
Espero que ya se hayan dado cuenta de que incrementar impuestos no funciona. Impuestos pequeños, la población los rechaza; impuestos grandes no recaudan más. Lo que tienen que dar es confianza para que haya más inversión, al haber mayor inversión, se recauda más impuesto.
Vea ese impuesto a la telefonía, les debe haber costado una cantidad de votos enorme.

En su convención de noviembre del año pasado, el partido en el Gobierno concluyó que el Estado y “el pueblo” deben tener más control de los bienes de producción. ¿Cómo interpreta usted esa afirmación?
Pues lo interpreto igual que lo interpreta usted. O sea, lo que quieren es tomarse las empresas productivas acabándose a los inversionistas locales porque hablamos más de la cuenta, se quieren tomar la Corte Suprema de Justicia para tener control sobre todo el Estado.

Aunque hasta hoy no han tomado ninguna medida para confiscar empresas, ¿correcto?
No, no lo han hecho porque todavía no tienen el control total del Estado. Hay una instancia que los frena, que es la Corte Suprema de Justicia, y a la Corte hay que hacerle un monumento porque ha hecho un papel que de verdad nos ha salvado.

¿Y qué podría hacer el Gobierno para generar más confianza?
Hacer una alianza con los empresarios. Platicar, hablar, pero de verdad que sea creíble la plática. Yo sí estoy optimista de que va a suceder este año.

Hay quienes dicen que si el FMLN tiene en su ADN el objetivo de construir un “Socialismo del Siglo XXI”, no bastará con que envíe mensajes verbales para generar confianza, y que será difícil que los empresarios confíen en él. ¿Qué opina usted?
Vámonos a qué está pasando en el mundo y qué fuerza tiene el Gobierno de El Salvador para seguir insistiendo con el Socialismo del Siglo XXI.
Ya cayó el Socialismo del Siglo XXI en Argentina; ya en Venezuela perdió la Asamblea Legislativa, y aquí está claro que adonde nos quieren llevar es hacia el modelo de Venezuela, que era confiscaciones de empresas, era hacer todo lo que quisieran los señores del Gobierno, pero han tenido frenos que no les han permitido llevarlo a cabo.
Al tener un problema fiscal, yo creo que tienen que resolverlo, y va a ser pronto, y eso solo se puede resolver entablando una conversación franca y que venga la inversión de nuevo, y que se recauden más impuestos.

¿Cuál es su opinión sobre el nuevo fiscal general, Douglas Meléndez?
No conozco al señor fiscal, solo lo que he leído de sus antecedentes, de su currículo.
Tengo confianza de que el señor fiscal elegido es una persona correcta que trabaja y ha trabajado por el bien de El Salvador. Él ha sido creador de la sección anticorrupción en la Fiscalía, entiendo que trabajó duro en la sección antisecuestro, y si usted se fija, el secuestro ha sido casi aniquilado en El Salvador, y antes hubo un día que hubo cuatro secuestros el mismo día.
Yo sí estoy esperanzado que se eligió por el bien de El Salvador y no pensando en un partido político.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación