Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Gobierno apuesta por crear anclas para el desarrollo

El gobierno salvadoreño está dispuesto a impulsar zonas económicas que propicien la atracción de inversiones y la generación de empleos

El Golfo de Fonseca es la zona en donde se estima pudiera establecerse la primera ancla de desarrollo.

El Golfo de Fonseca es la zona en donde se estima pudiera establecerse la primera ancla de desarrollo.

El Golfo de Fonseca es la zona en donde se estima pudiera establecerse la primera ancla de desarrollo.

Anclas de desarrollo o zonas de desarrollo, el nombre aún se desconoce, pero sí se va a impulsar este tipo de iniciativas, afirmó la semana pasada, el vicepresidente de la República, Oscar Ortiz.

La visión del gobierno es que las zonas anclas sean el canal adecuado para elevar la productividad, el empleo, las exportaciones, y por ende, estimular el crecimiento económico, por lo cual será una de las prioridades en las discusiones del equipo de gobierno, afirmó Ortiz.

La creación de una zona de desarrollo económica con autonomía, régimen fiscal y su propia personería jurídica es parte de las propuestas que hoy entregará al gobierno salvadoreño la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), durante el XIV Encuentro Nacional de la Empresa Privada (Enade).

Jorge Daboub, presidente de la ANEP, explicó que la idea del proyecto es que El Salvador se suba a la ola del desarrollo como lo está haciendo Honduras, en donde se han clasificado entre 12 a 14 ciudades aptas para convertirse en Zona de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), entre ellas, los departamentos de Valle y Lempira.

La meta del gobierno hondureño es que las primeras ZEDE comiencen a operar en 2016. Aunque algunas comenzarán a funcionar en 2014 con empresas que ya operan en las zonas francas.

Precisamente ese modelo hondureño ha sido la principal inspiración de los empresarios salvadoreños, aunque Daboub sostiene que cada país tiene sus propia realidad y necesidades.

Al respecto de la propuesta de la gremial, el vicemandatario no aclaró si está o no de acuerdo o si recibirá el respaldo del gobierno, pero cree que no es necesario replicar modelos de otros países.

En este punto, Ortiz fue enfático al decir que los salvadoreños tienen la suficiente capacidad para generar en forma innovadora sus propias propuestas.

Esa visión es compartida por la diputada del FMLN, Lorena Peña, quien dijo desconocer en qué consiste la propuesta de la gremial de empresarios, sin embargo considera que los proyectos tal y como se han aplicado en Honduras han generado mucha controversia e ingobernabilidad, debido a que restringe al máximo los derechos laborales. Sobre el lugar en donde se pudiera establecer este tipo de esquema, tanto la ANEP como el gobierno coinciden en que pudiera ser la zona del Golfo de Fonseca, que ya posee la plataforma logística necesaria para desarrollarla, como el Puerto de la Unión, el Ferri y un futuro Canal Seco.

Dicha zona, dijo, se puede convertir en una futura zona libre, en donde, en unos seis kilómetros a la redonda, se pueda desarrollar todo tipo actividad económica.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación