Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

RESPONSABILIDAD SOCIAL

Glasswing y Samsung llevan la tecnología a escuelas públicas

La ONG salvadoreña, en alianza con la multinacional, donan tabletas y montan aula especial en escuelas de varios países.

Alumnos de una escuela en Panamá estudian en el salón especial equipado con tabletas Samsung y ambientado por esa empresa. Foto de Expansión/Cortesía de Glasswing.

Alumnos de una escuela en Panamá estudian en el salón especial equipado con tabletas Samsung y ambientado por esa empresa. Foto de Expansión/Cortesía de Glasswing.

Alumnos de una escuela en Panamá estudian en el salón especial equipado con tabletas Samsung y ambientado por esa empresa. Foto de Expansión/Cortesía de Glasswing.

La ONG Glasswing, en alianza con Samsung, está dotando a escuelas públicas de trece países de tabletas y capacitando a profesores para que utilicen el recurso de la mejor manera posible en beneficio de sus alumnos.

El programa "Smart School" inició ya en Costa Rica y Panamá, con miras a extenderlo a todos los países de Centroamérica y algunos del Caribe y Suramérica, según detalló la directora de Programas de Glasswing, Celina de Sola.

La iniciativa es la más reciente de la ONG salvadoreña, que también impulsa programas en el área de la salud.

Cada una de las escuelas beneficiadas recibe una donación de aproximadamente 30 tabletas cortesía de la fabricante surcoreana, que además ambienta un aula y aporta programas informáticos y capacitación para los docentes.

"Es un centro de aprendizaje usando la tecnología", añadió de Sola.

Con el recurso se busca mejorar la formación de los estudiantes en Matemáticas y en comprensión lectora, dos de las áreas en que más hace falta reforzar la educación en Centroamérica.

Colaboración público-privada

Además del aporte de Samsung, el programa también se realiza en acuerdo con los ministerios de Educación de los diferentes países, destacó, por su parte, el presidente de Glasswing, Diego de Sola.

El empresario añadió que todos los programas que la ONG realiza vinculan al sector público con el privado.

De Sola también resaltó que Glasswing es una iniciativa de salvadoreños para ayudar a personas dentro y fuera del país, algo fuera de lo común porque normalmente quienes financian y llevan adelante las ONG son extranjeros.

"Nosotros podemos, desde nuestros países, crear referentes y hacer cosas de calidad mundial", dijo el también gerente general de Inversiones Bolívar.

En el área educativa, Glasswing también contribuye a mejorar la infraestructura de escuelas públicas.

Celina de Sola dijo que hasta la fecha han invertido en mejoras en 600 escuelas, con montos que oscilan entre los $5,000 y los $15,000 por cada una.

La ONG también organiza clubes de debate, de los que ya existen 17 tipos, entre ellos periodismo, robótica, arte, fútbol y otros.

"Un club da sentido de pertenencia, te da un sentido de propósito, te ayuda a descubrirte, te da autoestima, te da curiosidad, te da esperanza", señaló el presidente de Glasswing.

Otros programas de Glasswing se enfocan en el área de la salud. Siempre contando con la colaboración de empresas privadas y en convenio con el sector público, la ONG provee una docena de profesionales, entre médicos y enfermeras, que trabajan en diferentes unidades de salud en El Salvador.

Diego de Sola invitó a empresarios que deseen impulsar programas de beneficio social en colaboración con el gobierno a que se acerquen a Glasswing.

"Si les da miedo acercarse al gobierno, acérquense por medio de nosotros y, cuando se acerquen, se van a dar cuenta de que hay cosas que se pueden hacer juntos", dijo de Sola.

El empresario resaltó que Glasswing también permite que las empresas interactúen con otros protagonistas de la vida social, como son los vecinos y los funcionarios y empleados de las alcaldías, además de que contribuye a su cohesión interna porque los colaboradores también pueden trabajar como voluntarios en algunos proyectos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación