Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

DESTACADO

Firma de arquitectos del país se cuela entre las mejores del mundo

Uno de sus proyectos ha clasificado a la final del mayor certamen de arquitectura del planeta. Es la primera vez que Centroamérica logra llegar a esa instancia.

El personal de EMC Arquitectura posa en la recepción de la empresa, situada en la colonia La Mascota, en San Salvador.

El personal de EMC Arquitectura posa en la recepción de la empresa, situada en la colonia La Mascota, en San Salvador.

El personal de EMC Arquitectura posa en la recepción de la empresa, situada en la colonia La Mascota, en San Salvador.

Eva Hinds acababa de llegar a su oficina cuando recibió una llamada telefónica desde Londres. Eran cerca de las 8:30 a.m. del pasado martes 16 de junio. La noticia que escuchó fue música para sus oídos: un proyecto de su empresa ha sido seleccionado como uno de los mejores del mundo.

Se trata de una capilla que la firma EMC Arquitectura diseñó y que fue construida en un terreno con vistas al lago de Coatepeque. Un panel de jueces eligió esa obra como una de las finalistas para competir en el Festival Mundial de Arquitectura, la mayor exposición del sector en el mundo.

"Cuando me contaron, supercontenta, superemocionada. Al nomás colgar, fui a contarles a todos los de EMC", recuerda Hinds de ese inolvidable día. "Brindamos con champagne con la empresa constructora, todos juntos".

Hinds es la diseñadora principal de EMC Arquitectura, y como tal dirigió la concepción y ejecución arquitectónica de este proyecto.

Ella destaca que el logro ha sido posible gracias también al esfuerzo conjunto de sus dos socios: la arquitecto Ana Cristina Olivares, y el ingeniero Francisco Ramírez, quienes dirigen un equipo de 12 arquitectos, todos salvadoreños.

El ganador será electo en Singapur

La capilla diseñada por la empresa salvadoreña competirá con otros ocho proyectos por el primer lugar en la subcategoría religiosa. El ganador será elegido por un jurado en Singapur, en noviembre próximo.

La elección como finalista ya constituye un triunfo en sí misma. Los proyectos que han clasificado protagonizan esta semana una exposición pública en Londres; después, en septiembre, serán mostrados en Dubái, para luego llegar a la gran final de Singapur.

Además, revistas especializadas en arquitectura han publicado artículos en los que se menciona el proyecto salvadoreño.

Hinds resalta que esta es la primera vez que Centroamérica clasifica a la final. Y en la subcategoría en que compite el proyecto, El Salvador es el único de América Latina que se ha colado.

Al preguntarle si tienen expectativas de ganar, Hinds responde que "Es bien difícil, pero realmente, para nosotros solo estar ahí es un gran honor".

La empresaria señala que en el Festival Mundial de Arquitectura participan edificaciones de figuras ya consagradas en esa disciplina, tales como Norman Foster, ganador del Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2009, y Zaha Hadid, quien recibió en 2004 el premio Pritzker, que entrega la Fundación Hyatt.

Foster diseñó la remodelación del edificio del Reichstag (Berlín, Alemania), incluyendo su cúpula transitable. También ha diseñado aeropuertos internacionales como el de Pekín; el de Amán (Jordania); el de Stansted (Essex, Inglaterra); el Tocumen de Panamá, y el nuevo aeropuerto de México DF, que el gobierno ha prometido comenzar a construir este año.

En el Festival Mundial de Arquitectura competirán obras en tres categorías: paisaje, futuros proyectos, y edificios terminados. Esta última incluye varias subcategorías, entre las cuales se halla la de edificaciones religiosas.

En total, se trata de 30 subcategorías, que abarcan: vivienda, oficinas, hoteles, transporte, universidades, usos mixtos, y planes maestros, entre otras.

La capilla Cardedeu

La edificación que llevará a EMC hasta Singapur es una capilla que forma parte del hotel boutique Cardedeu, a orillas del lago de Coatepeque (ver fotografía).

El altar tiene vista al lago e incluye una base para el altar rodeada de una piscina 'tipo infinity', que se funde con el cuerpo de agua.

Hinds destaca que la cruz, que se extiende desde el techo y penetra hasta el suelo, es el elemento principal que sostiene toda la estructura. "Esa es la columna vertebral de la capilla. Para que se lograra ese largo sin columnas y ese voladizo que sale, ahí se centran las bigas. Entonces, es como significativo también: la cruz se vuelve la columna vertebral, lo que está deteniendo la capilla", dijo la arquitecto.

EMC Arquitectura sometió el proyecto a concurso en el festival mundial tras recibir una invitación de los organizadores. Ellos se enteraron del mismo por un artículo que publicó el sitio de internet Archdaily.com.

Hinds confía en que la clasificación a la final ayudará a atraer atención internacional hacia la arquitectura de El Salvador, en un contexto en el que Centroamérica no figura como una región donde se produce alta calidad, a pesar de que según ella sí la hay en países como el nuestro, lo mismo que en Guatemala y Panamá.

La poca valoración que la sociedad salvadoreña tiene por la arquitectura impone obstáculos a las empresas del sector, que muchas veces se ven obligadas a volverse constructoras, lo que les impide concentrarse en la arquitectura como tal, dice Hinds. Ella confía en que logros como el de EMC Arquitectura contribuyan a ir fomentando una mayor sensibilidad y valoración de la buena arquitectura.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación