Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

OPINIÓN

"Feedforward" para mejorar de inmediato

"Feedforward" para mejorar de inmediato

"Feedforward" para mejorar de inmediato

\"Feedforward\" para mejorar de inmediato

Anadie le agrada sostener largas y polémicas discusiones con colegas o jefes sobre su desempeño. Tampoco es placentero escuchar reiterados señalamientos sobre hechos pasados en los que se cometieron errores. Incluso, a nivel de equipos, es desgastante conversar hasta el aburrimiento con recriminaciones sobre resultados desfavorables. Entonces, ¿cómo mejorar desempeños sin incurrir en estos procesos centrados en el pasado?

Hay dos enfoques para analizar la ejecutoria individual o del equipo. El primero es el tradicional "feedback" (retroalimentación), que consiste en identificar y hacer explícitas situaciones ya vividas, intentando obtener lecciones para mejorar. El segundo es el "feedforward", el cual se concentra en identificar conductas que deben observarse en lo sucesivo en las personas y organizaciones para asegurar su alineamiento con las metas y la cultura empresarial ideal.

Los líderes futuristas se concentran más en el "feedforward", pues pone a sus miembros a pensar más en lo que se necesita para concretar los objetivos, y no en escarbar situaciones pasadas que con solo recordarlas crean una atmósfera negativa. No es lo mismo, por ejemplo, recriminar a alguien por su impuntualidad en la semana anterior que hacerle notar la relevancia de su presencia en momentos específicos del próximo mes y lograr un renovado compromiso.

Procurando una forma directa, precisa y efectiva para identificar áreas de mejora, muchas exitosas empresas usan el método conocido en inglés como "SKS: Stop, Keep doing, Start." En español: detenga, mantenga, empiece." Sería excelente si, por lo menos una vez al año, equipos, jefes y colaboradores dialogaran con este método, guiados por algunas preguntas que sugerimos.

Detenga: ¿Qué debemos dejar de hacer inmediatamente? ¿Qué está afectando el logro de metas? ¿Cuáles actitudes y relaciones son las que no conviene mantener? ¿Qué beneficios obtendremos al eliminar ciertos comportamientos? ¿Cómo nos sentiremos? sin determinadas conductas y procesos? ¿Qué impacto tendrá en otros la erradicación de acciones que ya no les agregan valor?

Mantenga: ¿Cómo estamos contribuyendo a los resultados y lo seguiremos haciendo igual? ¿Qué actitudes, relaciones y talentos están facilitando el desarrollo personal y de la empresa y, por lo tanto, es pertinente intensificar? ¿Qué nos distingue, nos hace especiales, relevantes y útiles para los clientes internos y externos? ¿Cuáles son nuestras fortalezas comparativas?

Empiece: ¿Qué haremos nuevo y diferente? ¿Cuál será la forma de sorprender positivamente a clientes internos y externos? ¿Cuál será el nuevo modelo ideal del clima laboral y de las relaciones personales? ¿Qué es lo que no habíamos hecho nunca y que será crucial hacer a partir de ahora? ¿Qué oportunidades no dejaremos escapar?

Esta forma tan sencilla de hacer "feedforward", se atribuye al psicólogo Phil Daniels. Su utilización es cada vez más popular porque genera decisiones proactivas, orientadas a soluciones y al mejoramiento específico e inmediato. El énfasis es el futuro, en lo que de ahora en adelante se necesita hacer y no hacer. Las respuestas a los tres juegos de preguntas retan el coraje de cambiar, afirman el compromiso de asumir nuevas conductas hacia una refrescante visión de éxito y permiten reafirmar el sano orgullo ante lo que se ha convertido en fortalezas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación