Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

FAO: Inflación alimentaria sigue creciendo en A.L.

La FAO sostiene que las formas en que se pueden evitar las pérdidas y desperdicios es a través de los "bancos de alimentos", que los utilizan, por ejemplo, para proveer a los programas de escolares, como ocurre en Guatemala.

El Salvador, Haití, Jamaica y Nicaragua tuvieron tasas de inflación alimentaria positivas pero inferiores a las de julio.

El Salvador, Haití, Jamaica y Nicaragua tuvieron tasas de inflación alimentaria positivas pero inferiores a las de julio.

El Salvador, Haití, Jamaica y Nicaragua tuvieron tasas de inflación alimentaria positivas pero inferiores a las de julio.

SANTIAGO DE CHILE. La inflación alimentaria de Latinoamérica y el Caribe aumentó un 0.8 % en agosto, un 0.1 % más que en julio, el tercer mes consecutivo de alzas, informó hoy Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)

Desde comienzos de 2014, la tasa de inflación mensual alimentaria en la región había presentado una desaceleración, tendencia que se ha revertido a partir de las alzas observadas en los últimos tres meses, dijo el organismo en un informe de su Oficina Regional, en Santiago de Chile.

En el mundo, el índice de precios de los alimentos de la FAO registró 196,6 puntos en agosto, un 3.6 % menor que durante julio, con lo cual mantiene la tendencia a la baja desde julio del 2013.

En agosto, Honduras fue el único país de la región en registrar una caída en sus precios alimentarios, con una inflación de -0,2 %.

Por su parte, El Salvador, Haití, Jamaica y Nicaragua tuvieron tasas de inflación alimentaria positivas pero inferiores a las de julio.

La mayor reducción del crecimiento de la inflación ocurrió en Jamaica, donde el índice de precios bajó desde 4,6 % en julio a 0,6 % en agosto; mientras que en El Salvador la inflación se redujo levemente, hasta 1,5 %, y en Nicaragua en 0,3 puntos porcentuales, a un 0,4 %.

En Haití, la inflación alimentaria alcanzo 0.5 % en agosto, desde 0,7 % en julio.

Costa Rica, Guatemala, México, Panamá y República Dominicana registraron alzas en su inflación alimentaria en comparación con julio.

Costa Rica duplicó lo registrado en julio, alcanzando 1,6 %. México tuvo un aumento de 0,5 puntos porcentuales, alcanzando 0,9 %, y en República Dominicana aumentó desde 0,7 % en julio a un 1.1 % en agosto. Guatemala tuvo un leve aumento de 0,1 punto porcentual, llegando 1,5 %.

De los países monitoreados en América del Sur, sólo Bolivia, Brasil y Paraguay disminuyeron los precios alimentarios.

En Bolivia, la inflación cayó desde un 1.5 % en julio a una variación negativa del 0,4 % en agosto.

Brasil presentó por segundo mes una tasa negativa del 0.2 %, mientras que Paraguay cumplió tres meses con reducciones en sus precios alimentarios y su inflación alcanzó una variación negativa del 1.4 % en agosto.

Uruguay tuvo una menor tasa en agosto, de 1 %, en comparación con julio cuando fue de 1.4%, mientras que las inflaciones alimentarias de Chile, Colombia, Ecuador y Venezuela fueron positivas y se mantuvieron en el mismo rango que el mes anterior.

En Argentina, hubo un aumento leve de la inflación alimentaria, mientras que Perú presentó una tasa nula.

Por otra parte, la FAO informó que está elaborando una consulta para desarrollar un plan que permita para evitar el desperdicio de alimentos, que en la región permitirían abastecer a 300 millones de personas.

La consulta reúne a expertos de 13 países para analizar el alcance del problema en la región y las formas en que los Gobiernos lo están enfrentando.

"El hambre en nuestra región afecta a 37 millones de personas, y cada año perdemos suficientes alimentos para satisfacer las necesidades de más de ocho veces esa cantidad", señaló la FAO.

"Reducir y erradicar estos desperdicios nos permitirá dar un paso fundamental en la lucha contra el hambre en toda la región", agregó Eve Crowley, representante regional adjunta de la FAO para América Latina y el Caribe.

Hasta ahora, México va a la vanguardia en la materia gracias a una plan lanzado este año por el Gobierno. Esta estrategia de política social incluye la lucha contra el desperdicio y la pérdida de alimentos como uno de sus objetivos principales.

Para ello, el país desarrolló un índice para medir los desperdicios, el cual constató que actualmente se pierde, en promedio, el 37 % de sus alimentos.

FAO está apoyando al Caribe a través de una de sus tres iniciativas regionales prioritarias, potenciando el desarrollo de sus cadenas de valor y producción de alimentos locales, y alentando también la lucha contra las pérdidas y desperdicios de alimentos

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación