Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

AUTOMOTRIZ

Fallas súbitas en el arranque de los GM desconectan los frenos

GM ha llamado a revisión 2,6 millones de vehículos debido a preocupaciones relacionadas con los dispositivos de arranque, que inesperadamente apagan los motores durante el funcionamiento y dejan inoperables los airbags, la dirección y los frenos asi

Los vendedores han reportado que hay un creciente número de propietarios de modelos de GM nerviosos que demandan reparaciones.

Los vendedores han reportado que hay un creciente número de propietarios de modelos de GM nerviosos que demandan reparaciones.

Los vendedores han reportado que hay un creciente número de propietarios de modelos de GM nerviosos que demandan reparaciones.

BOSTON. Un defecto en el arranque relacionado con choques mortales y crecientes retiros para revisión está aumentando la ansiedad en los locales de venta de General Motors Co, según concesionarios que enfrentan cada vez más llamados de clientes preocupados por la seguridad de los autos de la compañía.

Desde febrero GM ha llamado a revisión 2,6 millones de vehículos debido a preocupaciones relacionadas con los dispositivos de arranque, que inesperadamente apagan los motores durante el funcionamiento y dejan inoperables los airbags, la dirección y los frenos asistidos.

En lo que va del año, GM ha llamado a revisión casi 7 millones de vehículos, o casi la misma cantidad que en los cuatro años previos juntos.

No obstante, los números de GM mejoraron en marzo, un mes después del primer llamado a revisión. Los concesionarios entregaron 256.047 vehículos en Estados Unidos ese mes, lo que alimentó un alza del 4 por ciento en las ventas totales con respecto a los niveles de un año atrás.

Ancira Auto Group en San Antonio, Texas, esperaba un marzo excepcional después de un febrero fuerte, aunque se quedó a 28 unidades de su meta de venta de 200 automóviles y camiones, dijo su vicepresidenta, April Ancira, en un correo electrónico.

La presidenta ejecutiva de GM, Mary Barra, soportó el miércoles una dura embestida durante una audiencia en el Senado de Estados Unidos que abrió con acusaciones de que la compañía incentivaba "una cultura del encubrimiento".

Ancira dijo que las malas noticias con respecto al problema en el interruptor de arranque contribuyeron para que su grupo no pudiera lograr la meta de ventas.

"Le llevará algún tiempo a la marca recuperar a los clientes perdidos", dijo. "Pero quiero creer que General Motors usará esta oportunidad para focalizarse realmente en mejorar la seguridad de sus productos", agregó.

Entrevistas esta semana con más de 20 concesionarios de GM en Estados Unidos revelaron preocupaciones de que las ventas puedan verse perjudicadas, incluso en momentos en que el mercado automotriz está en recuperación.

Los vendedores también dejaron en claro que hay un creciente número de propietarios de modelos de GM nerviosos y demandas para reparaciones que amenazan con atestar algunos centros de reparación.

"Llaman pidiendo información. Las personas están un poco confundidas sobre qué deben hacer. Hay muchos de estos autos en las calles", dijo Al Belford, director de operaciones de reparación en Ed Bozarth Chevrolet en Las Vegas, que ha estado recibiendo unas 50 llamadas diarias de clientes en las últimas tres semanas.

Jacqueline Aguilar, coordinador de servicio de Brickell Buick GMC en Miami, señaló que estaban recibiendo hasta 40 llamadas por día.Los vendedores han reportado que hay un creciente número de propietarios de modelos de GM nerviosos que demandan reparaciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación