Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Europa teme escasez de gas por invasión rusa a Ucrania

Pero Rusia ha amenazado con eliminar el descuento sobre los precios del gas que recibe Ucrania, que tiene plazo hasta el viernes 7 de marzo para pagar una deuda por los suministros del combustible ruso. Grecia sería la más afectada.

El primer ministro de Ucrania, Arseny Yatsenyuk, anunció hoy ante la Unión Europea su anexión a Rusia.

El primer ministro de Ucrania, Arseny Yatsenyuk, anunció hoy ante la Unión Europea su anexión a Rusia.

El primer ministro de Ucrania, Arseny Yatsenyuk, anunció hoy ante la Unión Europea su anexión a Rusia.

BRUSELAS. Países de la Unión Europea temen que puedan sufrir una escasez de gas y un daño económico si Rusia detiene los envíos de ese recurso natural a Ucrania, que tiene plazo hasta el viernes para pagar a Moscú una deuda de 2.000 millones de dólares por los suministros.

Autoridades de la UE convocaron a una sesión urgente del Grupo de Coordinación del Gas -formado tras disputas previas por temas energéticos entre Rusia y Ucrania- para evaluar las contingencias "en caso de que tenga lugar una interrupción considerable", luego de que Rusia tomó el control de la región ucraniana de Crimea, según un documento al que accedió Reuters.

A pesar de la extrema tensión entre Moscú y el nuevo Gobierno pro occidental de Kiev, el gigante ruso Gazprom ha mantenido hasta el momento los envíos del combustible a Ucrania.

La ex república soviética es estratégicamente importante para Rusia por ser la principal ruta de tránsito del gas hacia la UE, su mayor cliente.

Pero Rusia ha amenazado con eliminar el descuento sobre los precios del gas que recibe Ucrania, que tiene plazo hasta el viernes 7 de marzo para pagar una deuda por los suministros del combustible ruso.

La endeudada Grecia está particularmente preocupada. "Una interrupción (de suministros) desde Ucrania es el peor escenario para Grecia", dijeron expertos de energía en la reunión.

El debate mostró que las naciones de la UE están en su mayoría ampliamente abastecidas, aunque no estuvo claro cuánto gas podrían enviar a Ucrania, que según se escuchó en la reunión necesita entre 15 y 35 millones de metros cúbicos por día (mmcpd) para su consumo doméstico.

Una portavoz de la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, no pudo ofrecer de inmediato un estimado sobre qué proporción de una escasez de gas podría cubrir la UE.

Un invierno moderado significa que hay almacenados en los 28 países de la UE alrededor de 5.000 millones de metros cúbicos por encima del nivel del 2012 y 10.000 millones de metros cúbicos más que en 2013, de acuerdo al documento.

Eso significa que un corte de una semana en el suministro podría manejarse, pero uno de tres semanas -especialmente si el clima se vuelve más frío- podría dañar la provisión y hacer subir los precios.

El parlamento de Crimea votó este jueves unánimemente a favor de unirse a Rusia, y su Gobierno respaldado por Moscú dijo que en 10 días se celebrará un referendo sobre la decisión, en una dramática escalada de la crisis en torno a la península de Ucrania en el Mar Negro.

El nuevo cambio de la situación para colocar a Crimea, cuya mayoría étnica es rusa y ha sido efectivamente ocupada por fuerzas rusas, formalmente bajo el Gobierno de Moscú, se conoció en momentos en que los líderes de la Unión Europea se reúnen en una cumbre de emergencia para examinar mecanismos que permitan presionar a Rusia a fin de que retire sus fuerzas.

La Comisión Europea anunció un paquete de ayuda de hasta 11.000 millones de euros (15.000 millones de dólares) para Ucrania en el próximo par de años, siempre y cuando el país alcance un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que contemple reformas dolorosas, como poner fin a los subsidios de gas.

Los diplomáticos afirman que, como mucho, el bloque de 28 países condenará la toma hasta ahora no violenta por parte de Rusia de la provincia ucraniana del Mar Negro y suspenderá conversaciones con Moscú sobre liberalización de visas y cooperación económica.

Además, el bloque está considerando más medidas si el presidente ruso, Vladimir Putin, no acepta pronto los esfuerzos de mediación.

Sin embargo, la Unión Europea no adoptará medidas que vayan más allá, con la esperanza de que un avance diplomático alivie las tensiones en Ucrania, y también por temor de entrar en una guerra comercial con Rusia, uno de los principales socios económicos de Europa.

Antes de la cumbre, miembros europeos del Grupo de las Ocho mayores economías del mundo se reunirán en forma separada, dijeron diplomáticos, en un aparente esfuerzo por coordinar posturas sobre Rusia, que en junio será el anfitrión de la próxima cumbre del G-8 en Sochi.

Lavrov, en tanto, afirmó que los intentos de países occidentales por tomar acciones a través de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y la OTAN no estaban ayudando.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación