Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Empleadores de Estados Unidos aumentaron las contrataciones

La cantidad de empleos generados en septiembre representa el sexto mes consecutivo de un aumento de más de 200.000 empleos.

En el mes, las pequeñas y medianas empresas representaron las mayores fuentes de generación de empleos.

En el mes, las pequeñas y medianas empresas representaron las mayores fuentes de generación de empleos.

En el mes, las pequeñas y medianas empresas representaron las mayores fuentes de generación de empleos.

WASHINGTON. Los empleadores de Estados Unidos incrementaron las contrataciones en septiembre y la tasa de desocupación bajó a un mínimo en seis años, lo que podría afianzar las apuestas a una subida de tasas de interés de la Reserva Federal a mediados del 2015 o incluso antes.

Las nóminas no agrícolas de Estados Unidos mostraron que se crearon 248.000 empleos el mes pasado y la tasa de desocupación bajó a 5,9 por ciento, el mínimo desde julio del 2008, dijo el Departamento de Trabajo el viernes.

Los resultados reflejaron un mercado laboral más sólido de lo que habían anticipado los analistas.

El informe del viernes sobre las contrataciones es el dato económico más importante antes de las elecciones legislativas previstas para el 4 de noviembre en Estados Unidos.

Si bien el mensaje del presidente Barack Obama sobre una mejora de la economía ha sido empañado por una caída constante del ingreso de las familias durante su gobierno, los datos de las contrataciones subrayan un avance en el mercado laboral este año.

El gobierno además rectificó los datos de creación de puestos de trabajo en julio y agosto, para reflejar 69.000 puestos más de los que se habían estimado previamente.

"Vemos una confianza mesurada. Ahora es mucho más probable que el sector empresarial contrate, incluso antes de que haya una caída de sus inventarios", dijo Patrick O'Keefe, economista de CohnReznick y ex funcionario del Departamento de Trabajo estadounidense, antes del informe.

Aún así, el reporte contuvo algunos aspectos negativos. Parte del declive de la tasa de desempleo se debió al abandono de la fuerza laboral por parte de los trabajadores desalentados.

La proporción de la población con empleos o buscando un puesto de trabajo descendió a 62,7 por ciento, el menor nivel desde 1978.

Esa tasa ha estado bajando en años recientes ya que aumentó la cantidad de trabajadores que se jubilan, al tiempo que otros abandonan la búsqueda de empleo ante una economía que no se ha recuperado del todo.

De todos modos, una medición del desempleo que parcialmente tiene en cuenta a los trabajadores desalentados -denominada tasa U-6 por el gobierno- bajó el mes pasado a 11.8 por ciento, el mínimo desde octubre del 2008.

La mayoría de los analistas creen que la economía se habrá expandido a alrededor del 3 por ciento anual en el tercer trimestre, bastante arriba del promedio de los últimos dos años, de 2.2 por ciento.

Pero las mejoras del crecimiento y las contrataciones son insuficientes aún como para que la Fed inicie un incremento anticipado de tasas de interés.

Varios funcionarios del banco central estadounidense han expresado preocupación en semanas recientes por el hecho de que la inflación sigue demasiado baja, una señal de que la economía mantiene una cantidad importante de capacidad ociosa.

"Los salarios son mucho más importantes que las contrataciones", dijeron los economistas de RBC en un informe para sus clientes, antes del informe del viernes.

Las ganancias horarias promedio crecieron un modesto 2,0 por ciento en septiembre respecto del mismo período del 2013.

Antes de la recesión de 2007-09, los salarios crecían mucho más rápido.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación