Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La electricidad es "extremadamente cara" en El Salvador

El precio de la energía eléctrica les resta competitividad a las empresas textiles, según Ricardo Pettenati

Imagen del nuevo techo industrial de Pettenati, que será equipado este año.

Imagen del nuevo techo industrial de Pettenati, que será equipado este año.

Imagen del nuevo techo industrial de Pettenati, que será equipado este año.

El presidente de Pettenati, Ricardo Pettenati, calificó de "extremadamente cara" la electricidad que pagan las empresas textiles en El Salvador comparada con los precios de países donde operan firmas del sector con las cuales compiten en mercados internacionales.

"A pesar de que este año por la caída del dólar ha habido una pequeña disminución del precio de la energía, nosotros tenemos que mirar como competencia global y básicamente El Salvador tiene una energía extremadamente cara en comparación con otros mercados como Estados Unidos y todos los mercados de Asia de los cuales somos competidores", sostuvo el empresario.

El precio del kilovatio hora para usuarios industriales en El Salvador ronda los 17 centavos de dólar, mientras que en Vietnam -un gran exportados de productos textiles- es de apenas 7.7 centavos.

Pettenati añadió que en general los grandes exportadores asiáticos de prendas con los que El Salvador compite en Estados Unidos tienen costos de electricidad mucho más bajos, lo que le resta competitividad al país y se convierte en un desincentivo para atraer nuevas inversiones.

El presidente de Pettenati agregó que El Salvador tiene ventajas en otros aspectos, como su privilegiada posición geográfica, cerca del mayor mercado de prendas de vestir en el mundo, y una mano de obra comprometida con el trabajo.

"Nosotros ya estamos acá y vamos a seguir buscando alternativas al mercado, pero hay que pensar en las empresas que pudieran llegar, y que deciden ir a otros lados porque acá esto está arriba de muchos otros países", señaló el inversionista brasileño.

En el caso de las empresas del "clúster sintético" que operan en el país, las más afectadas por la energía cara son las que producen hilo, explicó Pettenati, porque para hacerlo derriten plástico, lo que implica un alto consumo de electricidad. Pero, a las demás compañías de la cadena les termina por afectar porque al encarecerse el hilo, ellas tienen que pagar más por esta materia prima.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación