Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

DESTACADO

EE.UU. alcanza acuerdo para evitar nueva crisis presupuestaria

El arreglo garantiza el financiamiento al gobierno federal al menos por dos años, hasta el 1 de octubre de 2015.

El presidente del Comité del Presupuesto de la Cámara de Representantes, Paul Ryan (Republicano, Wisconsin) y la presidenta del Comité del Presupuesto del Senado, Patty Murray (Demócrata, Washington), conducen una conferencia de prensa para anunciar

El presidente del Comité del Presupuesto de la Cámara de Representantes, Paul Ryan (Republicano, Wisconsin) y la presidenta del Comité del Presupuesto del Senado, Patty Murray (Demócrata, Washington),...

El presidente del Comité del Presupuesto de la Cámara de Representantes, Paul Ryan (Republicano, Wisconsin) y la presidenta del Comité del Presupuesto del Senado, Patty Murray (Demócrata, Washington), conducen una conferencia de prensa para anunciar el acuerdo presupuestario alcanzado este martes 10

WASHINGTON. Los negociadores del presupuesto en el Congreso de Estados Unidos lograron un acuerdo por dos años que busca evitar que el Gobierno se quede sin fondos el 15 de enero y establece los niveles de gasto de la administración federal hasta el 1 de octubre del 2015.

"Estoy feliz porque vamos a evitar alzas de impuestos, vamos seguir dentro de los límites de presupuesto y además, tendremos algo de reducción del déficit", dijo el senador Rob Portman, miembro de un panel de presupuesto del Congreso.

"Y estoy satisfecho de que vayamos a evitar una paralización del Gobierno", agregó.

El acuerdo considera una reducción de los recortes automáticos de gastos de 63,000 millones de dólares en dos años.

El modesto acuerdo presupuestario da tanto a los demócratas como a los republicanos algo para presumir.

Los republicanos pueden decir que no aumentarán los impuestos y que identificaron otras vías para reducir el déficit.

Los demócratas pueden afirmar que encontraron un alivio a los recortes automáticos de gastos sobre la educación y otros programas de gasto doméstico, evitando al mismo tiempo cambios importantes en los beneficios para las personas mayores en el programa Medicare y la Seguridad Social.

Y ambas partes pueden decir que ayudaron a las Fuerzas Armadas a evitar recortes más profundos.

Pero los viajeros de las aerolíneas, los empleados federales recién contratados y algunos militares retirados perderían en el acuerdo que se presentará al Congreso en las próximas dos semanas para su aprobación.

El acuerdo establece los niveles de gasto federal por dos años y sus defensores argumentan que ayudará al Capitolio a poner fin a su guerra de presupuesto al menos hasta el 1 de octubre del 2015.

Estos son los principales elementos del acuerdo provisional negociado por el representante republicano Paul Ryan y la senadora demócrata Patty Murray:

RECORTES AUTOMÁTICOS DE GASTOS

Mitigaría el efecto de los recortes automáticos de gastos al permitir que el gasto de las agencias federales y los programas discrecionales suba en 63,000 millones de dólares sobre los niveles programados - 45,000 millones de dólares en el año fiscal 2014, que comenzó el 1 de octubre, y 18,000 millones de dólares en el año fiscal 2015. El alivio del gasto se divide en partes iguales entre los programas nacionales y militares.

NIVELES DE GASTO

El acuerdo fija en 1,012 billones de dólares los niveles de gasto discrecional para el año fiscal 2014, al alza desde el nivel de 967,000 millones de dólares que incluía el efecto completo de los recortes automáticos, aprobados como parte de un acuerdo temporal sobre el presupuesto en el 2011.

El gasto militar ascendería a 520,500 millones de dólares, evitando un recorte adicional de 20,000 millones de dólares en enero, mientras que el gasto doméstico sería fijado en 491,800 millones de dólares.

Para el año fiscal 2015, el gasto discrecional se estableció en aproximadamente 1.014 billones de dólares, aumentando desde los 995,000 millones de dólares programados bajo los recortes automáticos.

REDUCCIÓN DEL DÉFICIT

Además de los 63,000 millones de dólares en alivio de recortes automáticos, el acuerdo proporcionará entre 20,000 y 23,000 millones de dólares adicionales en reducción del déficit en un período de 10 años, a través de una combinación de menores beneficios gubernamentales, recortes de gastos e ingresos más altos.

Ryan dijo en una conferencia de prensa que cree que los ahorros adicionales ayudarán a asegurar el apoyo republicano para el plan, superando las objeciones de algunos conservadores de que el plan violaría los límites de gastos impuestos en virtud de los recortes automáticos.

BENEFICIOS FEDERALES DE JUBILACIÓN

El acuerdo identifica 12,000 millones de dólares en ahorros por medio de cambios a los programas de jubilación para los empleados federales y los miembros del servicio militar retirados en edad de trabajar.

Los empleados federales contratados después del 1 de enero contribuirían con un 1.3 por ciento adicional de su salario a sus beneficios de jubilación durante los primeros cinco años de su empleo. Los ajustes programados sobre el costo de la vida para los jubilados militares se reducirían, pero ni los mayores de 62 años ni los que retiraron debido a lesiones o discapacidades se verían afectados.

TARIFAS DE SEGURIDAD DE TRANSPORTE

El acuerdo podría aumentar las tarifas de seguridad en los aeropuertos que las compañías aéreas pagan a la Administración de Seguridad en el Transporte. Un resumen del acuerdo no proporcionó una cantidad, pero los grupos de la industria aérea anticipan una duplicación de la cuota a 5 dólares por pasaje, lo que proporcionará entre 10,000 a 11,000 millones de dólares en ingresos durante una década.

EXTIENDE LOS RECORTES SOBRE EL GASTO OBLIGATORIO

Está programado que los recortes automáticos, vigentes desde el 2011, concluyan en el 2021. Pero el acuerdo alcanzado el jueves extendería por dos años la parte de los recortes automáticos asignados a los programas de gasto obligatorio, incluyendo partes del programa de salud Medicare para los ancianos. Extender estos recortes para el 2022 y el 2023 ahorraría 28,000 millones de dólares en 10 años. Ryan dijo que esta disposición significa un primer paso en el control de los costos del gasto obligatorio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación