Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Destacado

EE.UU. advierte sobre una posible década "perdida" en Europa

El viejo continente se enfrenta a la posibilidad de "una década perdida", algo que el mundo no se puede permitir, dijo un alto funcionario del gobierno de EE.UU.

El secretario del Tesoro de EE.UU., Jack Lew, instó a las autoridades nacionales y europeas a tomar medidas para reducir "el riesgo de que la región pueda volver a caer en una depresión económica más profunda".

El secretario del Tesoro de EE.UU., Jack Lew, instó a las autoridades nacionales y europeas a tomar medidas para reducir "el riesgo de que la región pueda volver...

El secretario del Tesoro de EE.UU., Jack Lew, instó a las autoridades nacionales y europeas a tomar medidas para reducir \"el riesgo de que la región pueda volver a caer en una depresión económica más profunda\".

WASHINGTON. El secretario del Tesoro de EE.UU., Jack Lew, advirtió hoy sobre la posibilidad de "una década perdida" en Europa e instó a las autoridades europeas a evitar "una depresión (económica) más profunda".

"El mundo no se puede permitir una década perdida en Europa", aseguró Lew en un discurso preparado que ofrecerá esta tarde en Seattle (EE.UU.), y que ha adelantado el Tesoro.

El secretario estadounidense participará este fin de semana en la cumbre de líderes del G-20, las principales economías mundiales avanzadas y emergentes, que se celebrarán en Australia.

"Las políticas actuales en Europa no han logrado el objetivo del G20 de un crecimiento fuerte, sostenible y equilibrado", agregó Lew.

Por ello, subrayó que, pese a las "contundentes medidas" adoptadas por el Banco Central Europeo (BCE) a través de políticas monetarias expansivas, éstas "no han sido suficiente para restaurar un crecimiento saludable".

El responsable del Tesoro instó a las "autoridades nacionales y europeas" a tomar "medidas decididas" para reducir "el riesgo de que la región pueda volver a caer en una depresión económica más profunda".

El G20 acordó en febrero pasado alcanzar un crecimiento sostenido global del 2%, aunque luego lo rebajó ligeramente en septiembre hasta el 1.8% dada la recuperación más desigual de lo prevista.

Sin embargo, la Comisión Europea (CE) redujo a comienzos de mes sus previsiones de crecimiento para la eurozona este año y el que viene, años en los que el PIB aumentará un 0.8% y un 1.1%, respectivamente, frente al 1.2% y el 1.7% anunciado seis meses atrás.

Por último, Lew reiteró que, pese a los progresos de la economía estadounidense tras la aguda crisis de 2008, el mundo no puede esperar progresar solo con el impulso de EE.UU.

"La economía global -concluyó- es más fuerte si todos emprendemos acciones para reforzar la demanda doméstica".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación