Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Economía estadounidense sale de ralentización

El índice de actividad empresarial subió a 9,0 en marzo desde -6,3 en febrero, más que el 3,8 esperado. Cualquier lectura sobre cero indica expansión en las manufacturas.

Las solicitudes de subsidio por desempleo bajaron en 14.000, sugiriendo una mejora adicional en el crecimiento del empleo, que se había frenado al final del 2013 y al inicio de este año debido a la ola de frío intenso.

Las solicitudes de subsidio por desempleo bajaron en 14.000, sugiriendo una mejora adicional en el crecimiento del empleo, que se había frenado al final del 2013 y al...

Las solicitudes de subsidio por desempleo bajaron en 14.000, sugiriendo una mejora adicional en el crecimiento del empleo, que se había frenado al final del 2013 y al inicio de este año debido a la ola de frío intenso.

WASHINGTON. - El número de personas que presentó nuevos pedidos de ayuda por desempleo en Estados Unidos se mantuvo cerca de mínimos de tres meses la semana pasada y la actividad fabril en la zona norte de la Costa Este se aceleró en marzo, lo que indica que la economía está saliendo de una ralentización causada por un clima adverso.

Pero otros datos divulgados el jueves sugirieron que el sector de bienes raíces de Estados Unidos podría no estar ganando la fuerza esperada. Las ventas de casas usadas bajaron a un mínimo de un año y medio en febrero y registraron el segundo mes consecutivo de declives.

Las solicitudes iniciales del seguro por desempleo se incrementaron en 5.000, a un total desestacionalizado de 320.000, dijo el jueves el Departamento de Trabajo. Los economistas consultados por Reuters esperaban un aumento a 325.000 en la semana terminada el 15 de marzo.

En un reporte por separado, el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia dijo que su índice de actividad empresarial subió a 9,0 en marzo desde -6,3 en febrero, más que el 3,8 esperado por economistas consultados en un sondeo de Reuters.

Cualquier lectura sobre cero indica expansión en las manufacturas de la región.

Las acciones estadounidenses anotaron ganancias tras la divulgación de los datos.

Un invierno inusualmente frío en Estados Unidos afectó la actividad económica a principios del primer trimestre y desaceleró el crecimiento del empleo.

La presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, dijo el miércoles que las gélidas condiciones del clima tuvieron un rol significativo en la debilidad de la economía vista en los primeros meses del año, aunque sostuvo que las condiciones del mercado laboral continuaban mejorando.

El banco central estadounidense anunció una nueva reducción de su programa de compras de bonos. Yellen sugirió que el programa de estímulos a la economía podría terminar este otoño boreal y que las tasas de interés de referencia podrían comenzar a subir alrededor de unos seis meses después.

El promedio móvil de cuatro semanas de nuevas solicitudes, considerado como una mejor medición de las condiciones subyacentes del mercado laboral porque mitiga las fluctuaciones semana a semana, cedió a su menor nivel en más de tres meses la semana pasada.

Los datos de solicitudes de la semana pasada cubrieron el período en el que se realizó el sondeo, en base al cual se elabora el informe mensual del Gobierno sobre la evolución de las nóminas no agrícolas.

Las solicitudes bajaron en 14.000 entre los períodos de los sondeos de febrero y marzo, sugiriendo una mejora adicional en el crecimiento del empleo, que se había frenado al final del 2013 y al inicio de este año debido a la ola de frío intenso.

"Los despidos han experimentado un ligero cese subyacente durante la primera mitad de marzo. Esto sería consistente con las expectativas de un repunte del crecimiento del empleo en marzo", dijo Guy Berger, economista de RBS en Stamford, Connecticut.

MERCADO INMOBILIARIO AUN DEBIL

En otro reporte, la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por su sigla en inglés) dijo el jueves que las ventas de casas usadas bajaron un 0,4 por ciento en febrero, a una tasa anualizada de 4,60 millones de unidades.

Se trató del nivel más bajo desde julio del 2012. Las ventas de casas usadas, que habían repuntado en julio, han arrojado descensos en seis de los últimos siete meses.

Aunque el mal clima ha impactado a las ventas, el panorama subyacente del mercado de bienes raíces se ha debilitado desde el verano boreal pasado después de un alza en las tasas hipotecarias. Los elevados costos de endeudamiento y el aumento de los precios impiden a muchos estadounidenses costear una vivienda.

El precio promedio para una vivienda con propietario anterior subió 9,1 por ciento en febrero en la medición interanual. Además, no ha habido suficientes propiedades a la venta en el mercado.

"La tendencia general todavía apunta a una débil demanda subyacente, dado que las ventas de casas usadas han estado cayendo en el país desde el último remezón a las tasas hipotecarias en el verano boreal", dijo laura Rosner, economista de BNP Paribas en Nueva York. Las solicitudes de subsidio por desempleo bajaron en 14.000, sugiriendo una mejora adicional en el crecimiento del empleo, que se había frenado al final del 2013 y al inicio de este año debido a la ola de frío intenso.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación