Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Economía de EE.UU. se recupera, según la OCDE.

La Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) observa aceleración en el crecimiento económico de EE.UU.., pero recomienda tener cautela en la política fiscal.

REUTERS

REUTERS

REUTERS

WASHINGTON. La recuperación económica de Estados Unidos debería acelerarse en los próximos meses en la medida en que una bonanza energética, una sostenida caída del desempleo y un repunte en las inversiones impulsen al crecimiento a su ritmo más veloz en una década, dijo el viernes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En su más reciente revisión sobre la economía estadounidense, el grupo con sede en parís dijo que el producto interno bruto (PIB) de Estados Unidos se expandirá un 2,5 por ciento este año, poco menos al pronóstico que divulgó el mes pasado.

Sin embargo, mantuvo su proyección de crecimiento de un 3.5 por ciento para el próximo año, que sería el avance más enérgico desde el 2004.

La OCDE es más optimista sobre el crecimiento en Estados Unidos que la mayoría de los pronosticadores privados y que otras organizaciones internacionales, incluyendo al Banco Mundial, que prevé un crecimiento de sólo un 3.0 por ciento para el 2015.

La entidad afirmó que ve varias tendencias positivas que convergen para hacer a la recuperación más veloz, más enraizada y más impulsada por la demanda privada.

Los bajos precios de la energía y la continuación de los bajos costos del crédito, combinados con un récord de almacenamiento de efectivo por parte de las empresas, deberían producir un incremento de un 10 por ciento en las inversiones de las empresas en el 2015, proyectó la OCDE.

Además, una caída sostenida del desempleo significaría un aumento de la demanda del consumidor y una recuperación firme durante el próximo año, agregó.

"Estados Unidos está en el punto brillante en la recuperación económica hoy", comentó el jefe de la OCDE, Angel Gurría.

No obstante, la OCDE advirtió que algunas tendencias en los mercados laborales podrían afectar las perspectivas económicas del país.

Pese a un crecimiento más enérgico, el grupo pronostica que la tasa de desempleo declinará sólo lentamente y que permanecerá en un 6 por ciento a fines del 2015, aún mayor que el nivel usualmente considerado como con empleo pleno.

En mayo, la tasa de desempleo se mantuvo en un 6.3 por ciento.

El estancamiento de los salarios entre familias con ingresos medios y bajos ha paralizado a la demanda y empeorado la desigualdad de ingresos, advirtió la OCDE, que llamó a cambios tributarios y a un aumento del salario mínimo para abordar el tema.

Un declive de la participación en la fuerza laboral también presenta un problema que la OCDE dijo que podía ser enfrentando a través de una reforma a las leyes de inmigración, o de programas impositivos o de capacitación de empleados que alienten a la gente a trabajar.

La agrupación recomendó específicamente una ampliación del crédito sobre el impuesto a la renta.

La OCDE también dijo que Estados Unidos debería reducir su tasa impositiva corporativa de un 39,1 por ciento, la mayor entre los 34 países que integran el grupo, y reformar al sistema para ampliar la base de firmas que pagan impuestos y dar menos incentivos a las empresas para anotar ganancias en el exterior.La OCDE advirtió que algunas tendencias en los mercados laborales podrían afectar las perspectivas económicas de Estados Unidos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación