Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

REPORTAJE

DHL crece a doble dígito en el país y refuerza su presencia en C.A.

La fuerte demanda ha llevado a la empresa de paquetería a construir nuevas bodegas en El Salvador y Costa Rica, así como a ampliar las que ya tenía en Panamá.

Aviones de DHL captados en la pista del aeropuerto de Wilmington, Ohio, Estados Unidos.

Aviones de DHL captados en la pista del aeropuerto de Wilmington, Ohio, Estados Unidos.

Aviones de DHL captados en la pista del aeropuerto de Wilmington, Ohio, Estados Unidos.

La reciente inauguración en el país de un centro logístico de DHL forma parte de una estrategia del gigante de paquetería para fortalecer su infraestructura en la región, que también incluye inversiones en Costa Rica y Panamá.

Ejecutivos de la multinacional detallaron que las nuevas bodegas de DHL en Nejapa abarcan 15,000 metros cuadrados de techo, incluyendo un cuarto frío y 20 muelles de carga y descarga.

Las instalaciones en Costa Rica, de las que apenas se ha colocado la primera piedra, tienen la misma extensión, según dijo a medios del aquel país el director ejecutivo mundial de DHL, Frank Appel.

En El Salvador, el centro logístico comenzó a funcionar en enero recién pasado, tras una inversión de 3.5 millones de dólares, detalló a Expansión el director ejecutivo de DHL en el país, Francisco Bertrand.

Las inversiones del gigante de transporte y encomiendas en Centroamérica también incluyen la ampliación de bodegas en Panamá, que se realizó el año pasado.

Posición estratégica

El director ejecutivo de DHL para América, Mathiew Floreani, sostuvo que la apuesta por Central América obedece a que el comercio entre América Latina y Asia es el segundo que más está creciendo en el mundo.

Adicionalmente, muchas empresas están empleando a la región como centro de distribución.

"Mucha carga transitaba por Estados Unidos y luego venía hacía América Latina, pero ahora más y más empresas están usando Centroamérica como su hub", dijo Floreani.

El ejecutivo añadió que la ampliación del Canal de Panamá incrementará los volúmenes de carga que llegan y pasan por la región, por lo que la multinacional quiere estar preparada para cuando eso suceda.

Para el caso de El Salvador, los ejecutivos aseguraron que DHL ha crecido a una tasa de dos dígitos cada año en los últimos tres años, aunque declinaron revelar una cifra específica.

Uno de los factores que ayudan al crecimiento del sector es la Ley de Servicios Internacionales, destacó Bertrand.

La ley permite, por ejemplo, consolidar carga nacional con carga internacional en tránsito y tener un almacén fiscal puro junto con un área de acopio de exportación. "Por ejemplo, antes teníamos dos contenedores, quizás medio vacíos porque uno era exclusivo para carga fiscal y el otro era para carga de exportadores nacionales", detalló el CEO para El Salvador. "Eso incrementaba los costos y dificultaba un poco, y hoy eso se puede ir en una sola caja. Esa es una gran ventaja".

En su nuevo centro logístico en Nejapa, DHL recibirá y despachará carga que llega al país mayoritariamente por vía terrestre, pero también aérea y marítima.

Floreani dijo que la empresa tiene una red terrestre que va desde México DF hasta Panamá, y el almacén en El Salvador funciona como el hub terrestre de la compañía para abastecer a Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

Para servir esta red desde México hasta Panamá, DHL cuenta con furgones propios, mientras que para el tránsito aéreo se apoya en las aerolíneas comerciales y en DGF, una división de la compañía que cuenta con sus propios aviones.

Con respecto al conflicto por el cobro de 18 dólares en las aduanas salvadoreñas por inspecciones con rayos X, Bertrand aseguró que el problema principal inició porque había dificultades para pagar, ya que no se podía hacer en el banco, ni tampoco vía internet.

El ejecutivo dijo que la compañía no se pronuncia sobre la conveniencia o no del cobro porque esa es una atribución de las autoridades, pero los problemas que se generaron a raíz del mismo y la huelga de transportistas que vino después afectó las operaciones de comercio internacional.

"Sí atrasó un poco el tema de las exportaciones y los clientes también cayeron en extracostos, que para ellos es muy importante no pagarlos", dijo Bertrand.

El pasado jueves, el presidente Mauricio Funes volvió a vetar un decreto que la Asamblea Legislativa había aprobado para exonerar a los transportistas del pago de los 18 dólares durante seis meses.

Bertrand dijo que para empresas como DHL el problema no es que se elimine el cobro, sino más bien que el mismo se haga de manera fluida.

La Unión causaría impacto positivo

La carga que DHL maneja en el país por vía marítima llega y sale rumbo a Asia, a través del puerto de Acajutla.

Este comercio está creciendo de forma acelerada en años recientes y se espera que crezca todavía más cuando entre en operación el tercer juego de esclusas del Canal de Panamá.

Bertrand dijo que de momento, el puerto de Acajutla funciona bien para las condiciones del país.

Al preguntarle si la entrada en funcionamiento del puerto de La Unión podría causar algún impacto a las operaciones de DHL, el ejecutivo respondió que sí. "Creemos que el mundo va avanzando y se necesitan mejores condiciones quizá para otro tipo de barcos que actualmente no pueden llegar porque son muy grandes. Sí creemos que La Unión podría dar un impulso muy importante al país, a DHL y por supuesto a los clientes de DHL".

La compañía maneja su trabajo en Asia a través de dos hubs: uno en Hong Kong y el otro en Shanghai.

Floreani dijo desde Asia a El Salvador, DHL ofrece un servicio semanal propio.

"Si tú quieres enviar regularmente un pallet, que no es un contenedor completo, y tú quieres tener un servicio muy dedicado, puedes ponerlo en nuestro servicio 'Less than container load' y ese es un servicio que ha crecido mucho en nuestra participación con Asia", añadió Floreani.

El CEO de DHL para América añadió que una de las razones que explican el crecimiento de la empresa es que esta aplica estándares internacionales en cualquier país donde opera.

Por pequeño que sea un país, la compañía aplica el mismo rigor, añadió Floreani.

Adicionalmente, DHL hace constantes inversiones para seguir ofreciendo un buen servicio a sus clientes, como lo muestran las construcciones de los centros logísticos en El Salvador y Costa Rica, y la ampliación de las bodegas en Panamá.

Adicionalmente, el gigante de paquetería ha invertido para fortalecer su presencia en las aduanas de Centroamérica, según dijeron los ejecutivos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación