Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ENTREVISTA

"Debe haber una lucha contra la corrupción no solo en campaña"

El empresario Ricardo Simán asegura que se debe combatir la corrupción "venga de quien venga"Simán también califica a El Salvador como el país de la región con el ambiente más hostil contra los empresarios

Simán asegura que uno de los principales retos del próximo Presidente será generar confianza entre los inversionistas.

Simán asegura que uno de los principales retos del próximo Presidente será generar confianza entre los inversionistas.

Simán asegura que uno de los principales retos del próximo Presidente será generar confianza entre los inversionistas.

Recientemente inauguró una nueva sucursal de la cadena Prisma Moda en San Salvador, pero Ricardo Simán considera que inversiones como esa son pequeñas comparadas con las que El Salvador podría atraer si el clima de negocios en el país mejorara.

De hecho, pocos días antes de la apertura de esta nueva tienda, su cadena Almacenes Simán abrió una sucursal en Costa Rica, un país para el cual le sobran halagos.

Simán criticó la actitud hostil del gobierno salvadoreño hacia los empresarios y lamentó el ambiente de inseguridad.

Por otro lado, opinó que en materia de trámites para hacer negocios, nuestro país corre a la par de sus vecinos de Centroamérica y no tiene mucho que envidiarles.

En vista de que su grupo empresarial opera ya en Centroamérica y no solo en El Salvador, ¿cuál es su evaluación del clima de negocios en la región?

Yo creo que el país que es más amigable a la inversión tanto nacional como extranjera, porque nosotros en Centroamérica nos sentimos nacionales en todos los países, porque hasta nuestra Constitución toma como salvadoreños a todos los centroamericanos por nacimiento.

El país que mejor recibe al inversionista es Costa Rica, en todos los sentidos. Después creo que Guatemala, y Nicaragua con sus excepciones. Pero, el país donde se siente más carga en contra del sector empresarial, donde se siente más pesado el ambiente, más difícil el clima de negocios, es en El Salvador.

¿Incluso más que en Honduras?

Es que en Honduras no está Simán.

Su comentario, entonces, incluye a Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica…

Así es. Y lo que le acabo de decir es una lástima, porque nuestro país había llegado a niveles de competitividad y de aceptación de la inversión tanto extranjera como nacional, muy buenos. Y es lamentable hasta dónde nos han retrocedido.

¿Podría mencionar un par de elementos destacados por los que señala a Costa Rica como el país más amigable a la inversión?

Cuando usted habla con cualquier autoridad en Costa Rica, ellos son facilitadores de la inversión, y ven al empresario como un aliado del crecimiento y del desarrollo del país. No lo satanizan, ni lo hacen sentirse como nos tratan en otras partes.

¿Y concretamente, esto se manifiesta, por ejemplo, a la hora de sostener reuniones para analizar alguna inversión, o cómo?

Correcto, correcto.

¿O también se expresa, por ejemplo, a la hora de realizar trámites?

En la cuestión de trámites, no crea que Costa Rica o los demás países están más adelantados que nosotros. Creo que hay buenas facilidades aquí en El Salvador. Todavía en Costa Rica hay algún tipo de burocracia.

Pero, lo que sí hay que reconocer es el espíritu de trabajo del salvadoreño. Nosotros hemos llevado a muchos salvadoreños para muchas partes.

¿Por ejemplo a Guatemala y a Costa Rica?

En Costa Rica, que es una operación nueva, tenemos más gente que en cualquier otra parte.

¿Estamos hablando sobre todo de ejecutivos?

De todo nivel. Jefes de departamentos, gerentes de tiendas, que son niveles medios.

Entonces, cuando usted señala a Costa Rica como el país más amigable a la inversión, se refiere a la actitud con que se trata a los empresarios, al trato…

Correcto. Los funcionarios no están ideologizados en contra de un sector empresarial. Sienten que son parte del desarrollo del país.

¿Qué tal otros aspectos, como el clima de seguridad?

Yo creo que ahí Costa Rica es el país con mejores condiciones.

¿Y cómo evalúa el clima de inversión en El Salvador?

Creo que el clima de inversión en El Salvador está bastante paralizado, con excepción de alguna empresa político-partidarista, tal vez, que está realizando inversiones cuantiosas con ayuda de gobiernos como el venezolano.

Por lo demás, no se está sintiendo un interés por venir a invertir en El Salvador. Usted no ve construcciones que sean representativas de un desarrollo, y vemos con preocupación lo que pueda venir en el futuro por lo que ha representado la tendencia de la extrema izquierda, y no lo esconden, lo han hecho saber.

¿Usted cree que si el partido ARENA ganara la elección, mejoraría este clima?

Pues esperamos que sí. Depende de las medidas y la generación de confianza que den. Es lo más importante: la generación de confianza.

Creo que lo que un gobierno debe hacer es generar las condiciones para que la inversión fluya y sea consolidada en nuestros países.

Esa es la garantía: la estabilidad jurídica, el estado de derecho, la institucionalidad… Son temas tan importantes para poder progresar y poder invertir con confianza.

Y una economía crece cuando hay demanda, cuando hay poder de inversión también, esa demanda se transforma en nuevos proyectos, porque cuando usted tiene la demanda, va a crecer, y usted no puede crecer y no puede invertir en un lugar donde no hay una demanda que esté insatisfecha y que usted lleve un riesgo tan alto.

Si, por el contrario, ganara la elección el FMLN, ¿qué perspectivas visualiza para el país?

Lo que le mencioné anteriormente. Que este tipo de gobiernos en otros países han hecho… si su modelo, como lo han dicho algunos personeros de ellos, es Venezuela, es sumamente preocupante.

Me gustaría saber qué piensan ellos, en este momento, de las medidas que el gobierno venezolano ha estado tomando con relación a la cuestión económica y habría que saber qué piensan ellos de estas medidas que ha tomado el señor Presidente de Venezuela, adonde se le ha dado a una sola persona la autoridad de legislar, una ley habilitante que le han llamado.

¿Qué mensaje le mandaría usted a los candidatos presidenciales?

Que dejen claro cuáles son sus planes de desarrollo económico y social. Creo que aquí no hay que perderse: dos problemas tenemos la mayoría de la población salvadoreña, uno es la delincuencia, y el otro es el crecimiento económico, que va aparejado con la creación de nuevos empleos.

Si una de las dos cosas no se soluciona, la otra tampoco se va a solucionar.

Entonces, hay que tomar medidas tanto de prevención, como de corrección y de represión, que tienen que ir de la mano para poder controlar la delincuencia.

Usted mencionó hace un momento el tema de la institucionalidad. Permítame añadir otro, el de la corrupción. ¿Cuál es su mensaje con respecto a la necesidad de instituciones fuertes y de que los funcionarios públicos sean honrados?

Creo que debería haber una lucha contra la corrupción todo el tiempo, no los seis meses de la campaña política. Eso es evidente, cómo lamentablemente se han visto algunos casos, que ojalá se diluciden y se deje en firme cuál ha sido la situación.

Creo que hay que luchar contra la corrupción, venga de quien venga, como venga. Es increíble y creo que no debe permitirse que en nuestro país, con la necesidad de tantos recursos, puedan haber malos salvadoreños que los utilicen para su servicio personal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación