Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EMPRESAS

Daimler y Nissan construirán una planta en México

Las empresas construirán una nueva planta en México; y además planean producir modelos Infiniti en 2017 y Mercedes Benz en 2018.

El fabricar autos en México permite a Mercedes y a la marca Infiniti, con sede en Hong Kong, vender autos en Estados Unidos, evitando algunos costos comerciales y cambiarios que han afectado las utilidades en lo que se refiere a la importación de aut

El fabricar autos en México permite a Mercedes y a la marca Infiniti, con sede en Hong Kong, vender autos en Estados Unidos, evitando algunos costos comerciales y...

El fabricar autos en México permite a Mercedes y a la marca Infiniti, con sede en Hong Kong, vender autos en Estados Unidos, evitando algunos costos comerciales y cambiarios que han afectado las utilidades en lo que se refiere a la importación de autos a nivel global.

FRANCFORT/MEXICO. Daimler y Renault Nissan invertirán unos 1,360 millones de dólares en desarrollar vehículos compactos y construir una planta en México, informaron las firmas el viernes, en un paso que profundiza la cooperación entre las marcas Mercedes e Infiniti.

Las firmas, que compartirán costos bajo la asociación, dijeron que construirán una nueva planta con una capacidad de producción de 300,000 vehículos en Aguascalientes, México, donde Nissan ya tiene una fábrica de 2,000 millones de dólares.

La marcas Mercedes-Benz e Infiniti colaborarán en investigación, diseño y producción en vehículos compactos premium, dijeron las compañías. Las unidades de ambas marcas serán vendidas a nivel global.

En marzo, fuentes dijeron a Reuters que Mercedes e Infiniti planean desarrollar en conjunto vehículos compactos para reducir costos, expandir la huella de producción norteamericana de los fabricantes alemanes y ampliar la gama Infiniti.

Nissan, Mercedes y Renault han compartido motores, plantas e impulsado la fabricación de vehículos compactos desde que el presidente ejecutivo de Daimler , Dieter Zetsche, y el de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, formaron una alianza en 2010.

La cooperación en la planta, cuyo costo se repartirá en partes iguales, permite a Nissan fabricar autos sobre la plataforma de Mercedes-Benz. A cambio, Daimler tendrá su primer sitio productor en América del Norte para vehículos compactos, en complemento de su planta en Vance, Alabama.

La firma alemana ha batallado en el pasado con la baja demanda para sus vehículos compactos.

México también tiene costos laborales más bajos que Alemania, Japón y Estados Unidos.

Ghosn dijo que la alianza representa uno de los "más grandes proyectos" de la asociación Renault-Nissan con Daimler.

Al ser consultado sobre si los autos Infiniti eventualmente podrían construirse en sus fábricas de Mercedes en Europa, Ghosn dijo: "no hay necesidad".

En tanto Zetsche dijo que la cooperación entre las empresas ha sido muy exitosa debido a que no ha sido resultado de una fusión.

Las empresas no detallaron qué modelos serán construidos en México.

En septiembre del año pasado, fuentes dijeron que las empresas estaban considerando un sitio para la producción conjunta de los compactos Infiniti Q30 y el Mercedes-Benz GLA.

La nueva fábrica comenzará a producir autos de la marca Infiniti en 2017 y al año siguiente los Mercedes-Benz, de acuerdo con un comunicado conjunto.

La inversión generará 5,700 empleos una vez que la planta logre su capacidad máxima, en el 2021. El fabricar autos en México permite a Mercedes y a la marca Infiniti, con sede en Hong Kong, vender autos en Estados Unidos, evitando algunos costos comerciales y cambiarios que han afectado las utilidades en lo que se refiere a la importación de autos a nivel global.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación