Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ANÁLISIS

La crisis fiscal: una radiografía de 22 años

El aumento acelerado en el gasto corriente del Gobierno, y no el pago de pensiones como sostiene el discurso oficial, es lo que ha llevado a la actual crisis fiscal en que se encuentra El Salvador.

Ministerio de Hacienda

Vista aerea del edificio de las tres torres del Ministerio de Hacienda. | Foto por EDH

Hace unos días escribí un artículo en el que recordaba cómo El Salvador en los años setentas producía chips para computadora en una época en la que muy pocos países en desarrollo podían hacerlo. Un camino de progreso estaba abierto y se cerró. Otros países lo abrieron y ahora son desarrollados. El Salvador se ha quedado muy atrás. Peor que eso. El pueblo ha perdido la esperanza. En las encuestas de los últimos años más de las dos terceras partes de la población expresa su deseo de irse a vivir a otro país.

No es una casualidad que el FMLN sea culpable de ambas cosas: de ahuyentar a los inversionistas que traían nuevas tecnologías para elevar el valor agregado de nuestra industria, y de esparcir la idea de que en el país nada vale la pena, que todo es un desastre, que nada va a mejorar jamás. Esto lo han hecho por dos razones: antes de tomar el poder, porque con eso atacan a la democracia liberal, capitalista, y después de tomar el poder, porque con eso esconden su terrible incompetencia en el gobierno.

Para visualizar la presentación en móviles, ingresar en el siguiente enlace

Ciertamente que ellos han contribuido con gran empeño a destruir el optimismo que siempre caracterizó a nuestro país, y a destruir las bases de dicho optimismo. Pero la manera amarga en al que se refieren a todo lo que es El Salvador no corresponde con la verdadera realidad del país. Estamos mal, no hay duda, pero ellos no han logrado destruir todo lo que se alcanzó a construir antes de que ellos tomaran el poder.
 


LA CRISIS FISCAL DEL PAÍS, EN BREVE

1- La crisis fiscal se ha generado por dos razones. Una es el aumento de $500 millones anuales en los gastos en subsidios entre 2004 y 2009.

2- La segunda causa ha sido el aumento en el número de plazas del Gobierno, que pasaron de 159 mil en 2008 a 200 mil en 2014. El gasto en remuneraciones incrementó en 1.8% del PIB.

3- Los gastos del sector público no financiero pasaron de representar 17% del PIB en 2004, a 22% en 2015.

4- La deuda pública como porcentaje del PIB en el año 1999 estaba un poco arriba del 30%, en 2016 superó el 60%.

5- El gobierno no ha logrado resolver la crisis fiscal, a pesar de que tiene cada vez más recursos. Entre 2008 y 2015, el aumento acumulado de sus recursos sobrepasó los $5,600 millones.


EL SALVADOR SE HA CONVERTIDO EN UN PAÍS DE CLASE MEDIA

A muchas personas les parecerá extraña la gráfica 1, que compara el crecimiento de largo plazo (de 1992 a 2015) de El Salvador con el del promedio de América Latina. Acostumbradas a oír que El Salvador es lo peor del mundo, se extrañarán de ver que en el largo plazo El Salvador ha crecido más que el promedio en la región. Ciertamente, de 2003 a 2013, el promedio de Latinoamérica creció más que nosotros—pero eso fue porque la mayor parte de sus exportaciones son productos primarios, mientras que la mayor parte de las nuestras (más del 80%) son industriales. Por eso es que de 1998 a 2003 la producción de ellos se estancó porque en esos años los precios de los primarios cayeron, mientras que nuestro crecimiento siguió estable. Por eso es que  cuando se dio el boom de productos primarios ellos crecieron más que nosotros (por diez años) pero también es por eso que ahora en promedio el PIB de ellos ha caído mientras que el nuestro sigue subiendo. En total, tomando en cuenta los años buenos y los malos de los productos primarios, hemos crecido más que el promedio de Latinoamérica.

Las exportaciones muestran el mismo comportamiento. En cuanto a la distribución del ingreso, somos el país con la distribución más igualitaria en la región. Un estudio del Banco Mundial con datos hasta el 2009 muestra que El Salvador se había ya convertido en un país de clase media, con indicadores que lo colocan exactamente en la media de la región, con 8 países con mayor clase media y 8 con menor clase media.

EL PROBLEMA FISCAL (QUE NO ES CAUSADO POR LAS PENSIONES)  

Dentro de las cosas que más desmoralizan a la población que se entera de lo que pasa en el país es la crisis fiscal que el gobierno dice que tiene, cacareando que no puede manejarla y que dejará de pagar las deudas del país y que hará cosas todavía peores.

En términos aritméticos, esto es una crisis solo por la incompetencia con la que se manejan las finanzas públicas y el gobierno en general. La deuda del sector público representa cerca del 60% del Producto Interno Bruto. En España es 100%, en Irlanda 110%, en Italia 130%, en Portugal 125%. Estos son niveles altos de deuda a los que ningún país quisiera llegar. Pero los gobiernos no hacen los aspavientos que el nuestro hace, con los que lo único que logra es que cada vez menos inversionistas están dispuestos a prestarle al país. ¿A quién se le ocurre gritar a todos los vientos que el país no puede pagar?

La verdadera crisis está en que el gobierno no sólo se ha estado endeudando sin control por varios años sino que además está rebajando el volumen y la calidad de los servicios públicos. El gobierno tiene cada vez más recursos (más impuestos, más préstamos) pero no los usa para brindar servicios a la población.

El gobierno dice que el dinero se le va en pagar las pensiones de los del viejo sistema pero la gráfica 2 muestra que eso es mentira. La gráfica muestra los recursos adicionales totales que el FMLN ha manejado desde que tomó el poder (es decir, los recursos por encima de los que tenía ya el gobierno en 2008). Pregúntese usted con una sonrisa cómo es posible que el gobierno diga que el dinero se le va en pagar pensiones cuando el pago de estas es apenas una fracción muy pequeña de los ingresos.

Cómo puede el gobierno gastarse todo este dinero mientras les da cada vez menos a las obras sociales del gobierno es un misterio. Pero hay ciertas cosas que muestran la verdadera motivación del FMLN. En vez de servir al pueblo, se han servido con 40,000 puestos de trabajo y con salarios bien altos. Mire la gráfica 3, que muestra cómo las remuneraciones del gobierno han subido como cohete desde que el FMLN ha llegado al poder.

Los salarios que se pagan en el sector público son 70% más altos que los que paga el sector privado. El Fondo Monetario Internacional calcula que las planillas de salud y educación pueden reducirse en 28 y 25% respectivamente sin que eso implique una reducción de la producción de esos sectores en el gobierno. ¡Se están dando la fiesta de su vida!

HACIA EL FUTURO

La noticia mala es que el desperdicio de este gobierno es terrible. Están botando el dinero del pueblo, en gran parte para emplearse y pagarse salarios que no conseguirían en ningún lado. La buena noticia es que a pesar de tener gobernantes tan malos e irresponsables, el país todavía logra mantenerse estable y produciendo. Lo que necesitamos es que en las elecciones siguientes estos señores se vayan, que entendamos que su siembra de odio es lo que nos ha apartado del progreso, y que enfoquemos nuestros recursos en desarrollar el capital humano de nuestro país. Con esto, El Salvador volverá a ser el país de la esperanza que estos arruinaron con su siembra de odio. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación