Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La confianza de la industria brasileña es la peor de los últimos 16 años

Por sectores, la industria de la construcción registró el peor índice de confianza (39.8), seguido del de transformación (40.1) y el extractivo (42.7)

La confianza de la industria brasileña es la peor de los últimos 16 años

La confianza de la industria brasileña es la peor de los últimos 16 años

La confianza de la industria brasileña es la peor de los últimos 16 años

La confianza de los industriales brasileños en la economía del país cayó en febrero a su peor nivel desde 1999, cuando comenzó a ser divulgado el índice, informó hoy la patronal del sector.

El Índice de Confianza del Empresario Industrial (ICEI) fue de 40.2 puntos este mes, con un retroceso de 4.2 puntos respecto a enero de 2015, según un sondeo divulgado por la Confederación Nacional de Industria (CNI) a 2,830 empresas entre el 2 y 12 de febrero.

El indicador, que en febrero retrocedió en todas las regiones y sectores de la industria brasileña, acumula una caída de 12.2 puntos en los últimos doce meses.

Durante este periodo, el índice medido por la CNI se ha situado por debajo del listón de los 50 puntos, en una escala de entre 0 y 100, es decir, en un área que refleja la desconfianza de los industriales.

La falta de confianza volvió a ser generalizada entre todas las empresas, independientemente de su tamaño, ya que el índice es de 39 en las pequeñas, 38,7 en las medianas y 41.5 en las grandes industrias.

Por sectores, la industria de la construcción registró el peor índice de confianza (39.8), seguido del de transformación (40.1) y el extractivo (42.7).

La producción industrial brasileña se redujo en un 3.2 % el pasado año, su peor resultado anual desde 2009, y según otra encuesta divulgada recientemente por la CNI, las industrias del país reducirán sus inversiones con respecto a años anteriores debido a la crisis.

De acuerdo con los datos de la patronal, los principales miedos de los industriales brasileños son la incertidumbre de la economía brasileña, la previsión de que ocurra una retracción de la demanda y el encarecimiento del crédito.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación