Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Confeccionistas salvadoreños aún no descartan amenaza de Vietnam en mercado textil

La industria local representa el 45% de las exportaciones totales del país y no tiene el panorama claro con el TPP.

Monedas del mundo

La industria de la confección del país, y la centroamericama, se basan en el CAFTA para entrar con privilegios o libre de arancel al mercado estadounidense. Si Vietnam... | Foto por Shutterstock.com

La industria de la confección del país, y la centroamericama, se basan en el CAFTA para entrar con privilegios o libre de arancel al mercado estadounidense. Si Vietnam logra el mismo tratamiento, superará al país y a la región.

Michael Froman, el representante de comercio de Estados Unidos, ha destacado a los empresarios de su país que el  Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, siglas en inglés), será capaz de subir los salarios de la industria manufacturera hasta en un 12%, porque desaparecen las altas tarifas de exportación que actualmente pagan los productos estadounidenses por entrar al mercado de los 12 países firmantes.

El mismo Presidente Barack Obama encabeza  la conquista de votos a favor de la aprobación del TPP, destacando que Japón eliminará el arancel de 38% que actualmente le cobra a la carne vacuna, mientras Vietnam hará lo mismo con el arancel de 70% que impone a los automóviles estadounidenses.

En México, el Presidente  Enrique Peña Nieto pronosticó que las exportaciones mexicanas aumentarán en $150.000 millones durante los primeros cinco años  de vigencia del TPP. En Chile, el canciller  Heraldo Muñoz , ha estimado  que  el PIB de su país podría crecer en 0.8% con el TPP.

En Perú, la ministra de Comercio Exterior y Turismo, Magali Silva, ha comparado que las exportaciones peruanas pueden pasar de los $36 millones  anuales actuales, a los $2,250 millones, especialmente en productos no tradicionales.

En El Salvador , un país que junto al resto de vecinos centroamericanos no negoció el TPP con sus principales socios comerciales (México y Estados Unidos), los funcionarios, ni los empresarios tienen claro si los privilegios de exportación que se tienen con el CAFTA han sido mermados o conservados tal cual en las concesiones negociadas por Estados Unidos con los países del TPP, entre ellos Vietnam.

Los vietnamitas son el segundo mayor proveedor de ropa en el mercado estadounidense, posición alcanzada pese a que paga 32% de arancel. El Salvador es el 6o proveedor, sin pagar aranceles y bajo preferencias comerciales. (Ver gráfica)

El temor persiste

René Salazar, director de política comercial, indicó que aún no tienen claro si Estados Unidos ha concedido a la industria de la confección de  Vietnam  libre arancel o eliminación de los mismos  a corto plazo.

“El mensaje trasladado a Estados Unidos fue que   no le dieran flexibilidad  a países como Vietnam. Por ejemplo, si se permite importar telas de cualquier parte del mundo,  para fabricar prendas de vestir y enviarlas a Estados Unidos,  nos pondría en una condición desfavorable”, recalcó.

Por el momento, este detalle se desconoce, debido a que la negociación ha sido hermética.

Rigoberto Monge, negociador del sector privado, señaló que si las concesiones otorgadas a los países TPP son mejores o similares que las de CAFTA, no sólo se afectará a la industria textil y de confección, sino a la de plásticos y jugos, entre otros. “Urge analizar programas de desgravación arancelaria y reglas de origen”, recalcó, sin descartar que los países centroamericanos se vean en la necesidad de renegociar el CAFTA con Estados Unidos, si los principales sectores de exportación resultan afectados por el TPP.

La Viceministra de Comercio, Luz Estrella Rodríguez, ha informado que el TPP mantiene la regla de origen de dar privilegios a las confecciones si son fabricadas de la hilaza en adelante, en lugar de usar cualquier tela del mundo, pero no se tiene claro cuáles son los productos beneficiados del TPP en el listado de excepciones, ni en el de acceso inmediato.

Vietnam y el resto de asiáticos firmantes del TPP son una amenaza potencial para las ventas de la industria de confección de El Salvador, que representan el 45% de las exportaciones totales del país. Para el año 2030, Asia tendrá el 60% del gasto de consumo mundial, seguido por Europa y Norteamérica (ver gráfica), lo cual elevará el comercio entre sí, para entonces, bajo el TPP.

Patricia Figueroa y Mauricio Rodríguez, directora ejecutiva y gerente técnico de la gremial textil y de confección de  la gremial textil y de confección del país (Camtex), en su orden, no descartan golpes fuertes contra el sector, mientras no se tenga claridad de lo negociado por México y Perú, países que además de socios de la región, son a la vez competencia en la confección de ropa masculina producida con algodón cultivado por ellos mismos, insumo del cual a su vez depende El Salvador.

Centroamérica también resultaría afectada. Honduras y El Salvador son los mayores exportadores de ropa hacia Estados Unidos. El primero exportó $160.9 millones y el segundo $120 millones a abril 2015. (Ver gráfica) Entre los afectados, también  estaría la industria textil estadounidense, señaló Salazar. En 2014, estos fabricantes le vendieron a los confeccionistas centroamericano $3,000 millones  en textiles, hilados y fibras, un negocio que no se arriesgarían a perder. Este factor aviva la esperanza en que no todo está perdido para los principales productos de exportación que se negociaron con Estados Unidos, en el CAFTA.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación