Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ENTREVISTA

"Comulgamos con un diálogo sincero, que establezca metas claras"

El presidente de Banco Azul y expresidente de ANEP, Carlos Araujo, sostiene que el diálogo entre empresarios y gobierno debe trascender los fines mediáticos

Carlos Araujo Eserski presidió la ANEP de 2009 a 2012. Previamente fungió como presidente de AFP Crecer y Vicepresidente de Banco Agrícola.

Carlos Araujo Eserski presidió la ANEP de 2009 a 2012. Previamente fungió como presidente de AFP Crecer y Vicepresidente de Banco Agrícola.

Carlos Araujo Eserski presidió la ANEP de 2009 a 2012. Previamente fungió como presidente de AFP Crecer y Vicepresidente de Banco Agrícola.

El diálogo que sostienen los empresarios con el gobierno debe constituir un paso en la necesaria tarea por forjar acuerdos sobre el rumbo del país, señala Carlos Araujo.

Estas conversaciones, que también deberían incluir otros sectores como los trabajadores, brindarán fruto si son sinceras, transparentes y establecen metas claras, opina el empresario.

En su opinión, los protagonistas deben evitar concentrarse en fines simplemente mediáticos.

¿Cómo evalúa el clima de negocios en el país? ¿Qué oportunidades y retos advierte para Banco Azul?

Nosotros somos emprendedores que creemos en El Salvador y que queremos apoyar a El Salvador para que nuestras futuras generaciones puedan tener una mejor vida y un mejor lugar, para que el sueño del salvadoreño se realice en El Salvador y que no tenga que realizarse en otras latitudes.

Pero hablemos de algunos indicadores específicos. Por ejemplo, ustedes comenzarán a operar en un momento en que las tasas de interés están subiendo. ¿Este elemento juega a favor, o en contra de un nuevo banco?

El reto está más allá de las tasas de intereses. Yo creo que nuestro país, liderado por nuestra Superintendencia, es uno de los países donde más competitividad hay, donde la banca es de las más profesionales, donde el margen financiero es de los más bajos a nivel centroamericano, y donde creo que existen muchas posibilidades de poder crecer.

Nosotros, como salvadoreños, creemos que tenemos la posibilidad de poder personalizar más nuestro banco con todas aquellas empresas, todo aquel emprendedor que quiere desarrollar su sueño.

Nosotros vamos a salir con tasas muy competitivas.

¿Consideran ustedes que a pesar del bajo crecimiento económico y otras dificultades del entorno, hay buenas posibilidades para que un banco nuevo crezca?

Todo entorno es difícil. Si nos vamos hacia la historia, el entorno de los años 80 era difícil, el entorno de los años 90 era difícil. Lo que como emprendedores que hemos formado este banco no vamos a permitir es sentarnos a esperar que alguien componga las cosas. Creemos que nosotros tenemos que participar.

Es cierto, las circunstancias económicas de nuestro país no han ayudado para que nuestro crecimiento económico pase del promedio de 1.3, 1.6 (por ciento) que hemos tenido durante los últimos seis años, pero, eso no implica que nosotros no tenemos que hacer un esfuerzo, y que aquí tanto gobernantes como gobernados tenemos que buscar la manera para lograr un mejor crecimiento del país.

No hay ninguna forma en que podamos sacar adelante a El Salvador si no logramos un entendimiento y reglas claras de cómo es que debemos ver hacia el futuro.

A propósito de entendimiento, ¿cómo valora el diálogo que sostienen los empresarios con el actual gobierno? ¿Cree que va por buen camino?

Comulgamos con un diálogo que sea sincero, que establezca metas claras y que sea transparente. Porque si vamos a entrar en un diálogo con objetivos mediáticos, lo que vamos a hacer es ir perdiendo esa credibilidad que es tan indispensable para todos los salvadoreños.

En ese sentido, nosotros sí estamos muy pendientes del diálogo, de las discusiones que se llevan a cabo, pero tenemos que dejar a un lado, dentro de las posibilidades, la ideología de algunos, que permitan sentarse a buscar el bien común del salvadoreño.

Nosotros creemos que el diálogo es indispensable no solo entre empresarios y gobierno, sino que entre todos los salvadoreños. El diálogo es una metodología que ha permitido a muchas otras sociedades o países poder desarrollarse aún en momentos de conflictos o de dificultades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación