Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

China, Brasil e India tendrán más poder dentro del FMI

El Congreso de los Estados Unidos aprobó una serie de medidas que permitirá a estos países y otras economías emergentes tener mayor control y poder decisión dentro de la institución financiera internacional.

Ven difícil que China crezca más de 6.5 % entre 2016 y 2020

El crecimiento mínimo de un 6.5 % anual hasta 2020 fue fijada por el presidente chino, Xi Jinping, que estimó que el PIB no debe crecer menos. | Foto por Agencia EFE

La cifra de un crecimiento mínimo de un 6,5 por ciento anual en el próximo lustro hasta 2020 fue fijada por el presidente del país, Xi Jinping, que estimó que el PIB no debe crecer por debajo de ese ritmo.

Washington.- El Congreso estadounidense aprobó hoy, dentro del paquete presupuestario para el ejercicio de 2016, la esperada reforma del sistema de cuotas del Fondo Monetario Internacional (FMI) que otorgará más poder a China, Brasil e India. 


Esta reforma del FMI, acordada en 2010 con el objetivo de dar más poder en la institución a economías emergentes -sobre todo a costa de países europeos-, llevaba estancada desde entonces ante el rechazo a ratificarla de los republicanos, que controlan el Congreso de EE.UU. 

Los legisladores decidieron incluir este elemento, algo totalmente inesperado, en su nueva propuesta de presupuesto federal, por valor de 1,15 billones de dólares, después de semanas de negociaciones. 

La directora gerente del organismo, Christine Lagarde, emitió inmediatamente un comunicado en el que da la bienvenida al acuerdo en el Legislativo estadounidense para permitir "un paso crucial que fortalecerá al FMI", y "aumentará los recursos centrales y permitirá responder a la crisis de manera más eficiente". 

"También mejora la gobernabilidad del FMI para reflejar mejor el mayor papel de las dinámicas economías emergentes y de los países en desarrollo en la economía global", destacó Lagarde. 

El Gobierno del presidente de EE.UU., el demócrata Barack Obama, había insistido en los últimos años en la necesidad de ratificar la reforma de la institución multilateral, pero se había encontrado siempre con el bloqueo de la oposición republicana. 

En la última cumbre del G20 (países ricos y emergentes) de noviembre en Turquía, los gobernantes de Brasil, Rusia, China, la India y Sudáfrica, que forman el grupo BRICS, expresaron su "profunda decepción" por la falta de progresos en la reforma de los organismos financieros internacionales, especialmente el FMI. 

Según las reformas propuestas, la cuota de EE.UU. en el FMI seguiría siendo mayoritaria, mantendría su capacidad de veto y solo se vería reducida ligeramente, desde el 17,69 % actual hasta el 17,40 %. 

Japón, el segundo mayor accionista, sufriría una reducción similar, mientras que China, en la actualidad la segunda mayor economía del mundo después de EE.UU., pasaría a convertirse en el tercer mayor accionista, y sobrepasaría a diversas naciones europeas. 

Asimismo, la reforma implicaría duplicar los fondos disponibles por parte del FMI para prestar en caso de crisis de sus países miembros, hasta los 659.670 millones de dólares, al tiempo que obligará a que todos los miembros del Directorio Ejecutivo de la institución sean elegidos por votación. Ese cambio acabaría con la prerrogativa de nombramientos que tenían los cinco mayores accionistas. EFE 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación