Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

REPORTAJE

Capri invierte $2 millones para ampliar plataforma de exportación

Llevar la comodidad de la marca a nuevos mercados es una de las metas de Industrias Capri para este año. La empresa invertirá $2 millones con ese fin. 

INDUSTRIAS CAPRI

Capri tienen una capacidad instalada de 3,000 unidades camas (dos piezas: cama y colchón), 100 salas y 120 camarotes al día. | Foto por MENLY CORTÉZ

Conquistar nuevos mercados es uno de los sueños que industrias Capri espera concretar este año. Para fortalecer su plataforma exportadora, invertirá alrededor de 2 millones de dólares.

Los mercados a los que la empresa salvadoreña espera llevar sus productos son Panamá y el sur de México.

La fabricante de camas y colchones de resortes y espuma de hule, juegos de sala y muebles metálicos (camarotes) y sillones reclinables, también espera reforzar su presencia en República Dominicana y Belice, a los que ingresó en los últimos años.

El presidente de Capri, Arturo Zablah, aseguró que la decisión de incursionar en Panamá y México obedece a estudios de mercado que reflejan las oportunidades de comercializar los productos, en especial los camarotes metálicos, que reflejan ventajas competitivas.

El sueño de ingresar a esos mercados inició hace un par de años, pero podría concretarse en los siguientes meses.

Hoy día, un 50 % de la producción se destina a Guatemala, Honduras, Nicaragua y Costa Rica, el resto se coloca en el país, a través de distribuidores.

En El Salvador, Industrias Capri ha logrado una participación de mercado entre el 68 % y 70 %, y la visión de la fabricante es seguir creciendo y posicionando la marca.

Precisamente, la consolidación y el crecimiento de la venta de sus productos en el mercado centroamericano y local es otra de las grandes apuestas para este año.

La sed de conquistar nuevos mercados se basa en el crecimiento del 11% que el año pasado registraron las exportaciones, frente a 2014. Las metas para 2016 son más ambiciosas, pues se espera llegar al 20 %.

Visto en cifras, Zablah detalló que el año pasado exportaron un promedio de 1,000 contenedores de camas, 100 de juegos de salas y 120 de muebles metálicos.

El empresario comentó que las primeras exportaciones de la empresa ocurrieron en 1962, aprovechando las oportunidades que en ese entonces trajo consigo el Mercado Común Centroamericano. Desde entonces Capri ha mantenido presencia en la región.

La marca también ha estado presente en mercados más sofisticados, como Estados Unidos e Inglaterra. De hecho, sus productos se vendieron en almacenes de prestigio como Harrod’s en Londres y Neiman Marcus en Nueva York.

Zablah también destaca que las camas Capri han sido utilizadas para el descanso de famosos, como ex presidentes de Estados Unidos, entre ellos: Lyndon Johnson y Bill Clinton; así como su Santidad Juan Pablo II.

La trayectoria exportadora de la empresa la ha hecho merecedora de varios homenajes. El año, pasado por ejemplo, Capri se ubicó como la exportadora de camas número uno en el Ranking Industrial de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI).

Este año también fue galardonada como una de las 40 empresas modelo que operan en el país, tomando como base el cumplimiento de compromisos fiscales, protección del medio ambiente, ahorro energético, apoyo a la comunidad, transparencia. entre otros.

Expansión

La fábrica, que inició operaciones en 1953 con apenas tres trabajadores, genera actualmente alrededor de 600 empleos directos y cuenta con cuatro plantas de producción, ubicadas en municipios estratégicos, entre éstos: San Salvador, Santo Tomás, San Luis Talpa e Ilopango.

Para cubrir la demanda actual, local e internacional, la empresa proyecta expandir su techo industrial de 30 mil a 35 mil metros cuadrados. La inversión (los 2 millones de dólares) incluye ampliaciones, compra de maquinaria y transporte.

La tecnología es parte importante en los procesos de producción de las camas y colchones. De hecho, Zablah comentó que en este proceso han participado famosos diseñadores como: Sam Maloof, quien diseñó muebles para los expresidentes estadounidenses Jimmy Carter y Ronald Reagan.

El diseñador Daniel Valenza también fue asesor de Capri. Una de las piezas diseñadas por este personaje para Capri es exhibida en el Museo de Arte Smithsonian, en Estados Unidos, con la identificación: Industrias Capri.

En cuanto a los diseños, el empresario sostiene que constantemente trabajan en la actualización de los mismos para preservar valores como:comodidad y durabilidad, una tarea que también realizarán este año.

La actualización de la maquinaria y tecnología también es parte importante en los planes de inversión anual de la empresa.

Zablah asegura que las inversiones de la empresa continuarán, a pesar de que la economía del país se encuentra estancada.

En su opinión, el país tiene muchos retos que superar, como: controlar los niveles de inseguridad, que afectan la productividad del país.

“Además, es necesario eliminar las trabas burocráticas porque le restan competitividad al país, y por supuesto, mejorar la infraestructura, como el aeropuerto, los puertos, las carreteras”, comentó.

Otro punto que le resta competitividad al país es el costo de los servicios públicos, aunque no entró en detalles.

Añadió que también debe existir mayor capacitación técnica y tecnológica; y por parte del sistema financiero, créditos ágiles y de bajo costo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación