Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

DESTACADO

Cámara baja de EE.UU. votará vía rápida para aprobar tratados comerciales

El texto fue ya aprobado por el Senado, pero el líder republicano John Boehner objeta algunas de sus disposiciones, lo que podría provocar cambios que obligarían a devolverlo para una segunda aprobación en la Cámara Alta.

Cámara baja de EE.UU. votará vía rápida para aprobar tratados comerciales

Cámara baja de EE.UU. votará vía rápida para aprobar tratados comerciales

Cámara baja de EE.UU. votará vía rápida para aprobar tratados comerciales

WASHINGTON. La Cámara de Representantes de Estados Unidos votará este viernes el proyecto de ley presentado en el Congreso, cuyo objetivo es acelerar los procesos de los tratados internacionales, evitando que los legisladores puedan objetar sobre sus contenidos una vez sean acordados.

Los líderes republicanos anunciaron hoy que la votación sobre el texto, ya aprobado en el Senado, tendrá lugar el viernes pese a las objeciones de una gran parte de la bancada demócrata.

El presidente de la Cámara Baja, el republicano John Boehner, no quiere que se adjunte al texto un programa de Asistencia para el Ajuste del Comercio (TAA, en inglés), que contempla la concesión de ayuda a los trabajadores desplazados a causa de un tratado de comercio internacional.

Esa disposición, que fue aceptada por los republicanos del Senado, puede provocar que se presenten enmiendas para eliminarla y que de nuevo la conocida como "vía rápida" tenga que ser devuelta a la Cámara Alta para una segunda aprobación.

PROTECCIÓN A TRABAJADORES DE EE.UU.

Además, numerosos demócratas consideran que el contenido de la legislación no garantiza que los acuerdos que vayan a ser alcanzados cuenten con las suficientes protecciones para los trabajadores de EE.UU., pues las empresas pueden buscar mano de obra más barata en el exterior.

Esos legisladores también aventuran que los tratados pueden provocar una caída de los salarios de los empleados estadounidenses o, incluso, la pérdida de sus puestos de trabajo.

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, está presionando a sus propios compañeros de partido para que respalden el texto, asegurándoles que los acuerdos que vaya a lograr a nivel comercial serán los más progresistas de la historia.

Los intereses del mandatario residen fundamentalmente en la inminente aprobación del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), en el que están involucrados otros 12 países, y cuya firma podría cerrarse si el Congreso estadounidense acepta acelerar el proceso.

No obstante, pese a que la oposición republicana ya ha puesto una fecha para el voto, parece que no está garantizado que obtengan los votos suficientes para que la legislación prospere, debido a la reticencia de ciertos demócratas y la negativa de algunos de los republicanos más radicales a aceptar el programa de la Casa Blanca.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación