Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

MERCADOS

Caída en los mercados harían retroceder a la FED

La Fed ha reducido su programa de compra de bonos desde los originales 85.000 millones de dólares a 15.000 millones de dólares y terminaría con las compras tras su reunión del 28 y 29 de octubre, pero ahora no hay certeza.

Janet Yellen, presidenta de la FED.

La presidenta de la Reserva Federal (Fed)de EE. UU., Janet Yellen, anunció la que se espera sea la primera de varias alzas en la tasa de interés. | Foto por Expansión/ Archivo.

La presidenta de la Reserva Federal (Fed)de EE. UU., Janet Yellen, anunció la que se espera sea la primera de varias alzas en la tasa de interés.

WASHINGTON. La Reserva Federal debería mantener las compras de bonos por más tiempo de lo planeado ante la volatilidad de los mercados y una caída en las expectativas de inflación, dijo el jueves una importante autoridad del banco central estadounidense, aunque otro funcionario advirtió en contra de emitir declaraciones exageradas.

James Bullard, presidente de la Fed de St. Louis, es el único banquero central de Estados Unidos que sugiere públicamente hacer una pausa en el plan para terminar con el programa de compra de bonos, que se espera culmine este mes.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro, que se habían hundido en las últimas sesiones, repuntaron tras sus comentarios.

"Podemos hacer una pausa en la reducción (de las compras de bonos) en este momento y esperar a ver cómo se desarrollan los datos hacia diciembre", dijo Bullard a Bloomberg TV. "Las expectativas de inflación están cayendo en Estados Unidos y eso es algo que el banco central no puede tolerar".

"Una respuesta razonable de la Fed en esta situación sería invocar la cláusula (...) que dice que la reducción depende de los datos", agregó.

Alentada por el fortalecimiento de la expansión económica del país y una baja en el desempleo, la Fed ha reducido su programa de compra de bonos desde los originales 85.000 millones de dólares a 15.000 millones de dólares este mes.

La Fed terminaría con las compras tras su reunión del 28 y 29 de octubre.

Pero las acciones y los rendimientos de los bonos han caído en las últimas semanas ya que los inversores están preocupados por la salud de la economía mundial, con crecientes temores de que Europa pudiera caer en una recesión, lo que dañaría la economía de Estados Unidos.

El dólar ha continuado su marcha alcista, lo que provocó una baja en las expectativas de inflación a mediano plazo.

MOMENTO ALZA TASAS EN DUDA

Bullard, quien por largo tiempo se ha enfocado en la inflación para hablar sobre sus expectativas de política, era considerado hasta el jueves como una autoridad de línea dura que intentaba terminar con la expansión monetaria y elevar las tasas de interés a partir de inicios del próximo año.

El jefe de la Fed de St. Louis dijo que mantenía por ahora sus proyecciones para un incremento de la tasa de interés en el primer trimestre del 2015, pero quería ver cómo se desarrollaba la turbulencia de los mercados.

Aunque Bullard, quien no vota este año ni el próximo en el panel de la Fed que fija la política monetaria, quiere mantener compras de 15.000 millones de dólares en bonos por otro par de meses, el jefe de la Fed de Filadelfia, Charles Plosser, dijo que las ventas en el mercado no eran muy significativas como para dañar la economía o para obligar al organismo a actuar.

La Fed no debería sobrerreaccionar cuando la economía doméstica parece estable, aseguró Plosser a periodistas en Allentown, Pennsylvania.

"No creo que nada de lo que he escuchado me sugiera que es de una importancia (...) para sacar a la economía de Estados Unidos fuera de su curso", dijo Plosser, quien tiene derecho a voto en la Fed. "Podría, pero en este momento las cifras no son lo suficientemente grandes para realmente estar muy ansiosos".

En Wall Street, el precio de los bonos del Tesoro a 30 años cayó más de 1 punto y las acciones repuntaban tras los comentarios de Bullard.

Las apuestas sobre el momento del alza en la tasa de interés se han retrasado hacia octubre o diciembre del 2015, desde a mediados del año hace una semanas, según los mercados a futuro.

El vicepresidente Stanley Fischer y el jefe de la Fed de Nueva York, William Dudley, entre otros importantes funcionarios en la toma de decisiones del banco central, han sugerido en los últimos días que aún era razonable ver que mediados del próximo año era un momento adecuado para el alza de tasas.

Pero, en Billing, Montana, el presidente de la Fed de Mineápolis, Narayana Kocherlakota, reiteró el jueves su opinión de que sería inapropiada un alza de tasas en ese periodo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación