Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CEOS

Se busca presidente ejecutivo para Avianca

Villegas es prácticamente "el hombre de los $4,700 millones" en Avianca, por haber logrado subir el nivel de ingresos de la compañía, en una década.

Fabio Villegas (izq), presidente ejecutivo de Avianca, junto a German Efromovich (der), presidente de la junta directiva de Avianca.

Fabio Villegas (izq), presidente ejecutivo de Avianca, junto a German Efromovich (der), presidente de la junta directiva de Avianca. | Foto por Cortesía Avianca

Fabio Villegas (izq), presidente ejecutivo de Avianca, junto a German Efromovich (der), presidente de la junta directiva de Avianca.

Fabio Villegas Ramírez presentó ayer su renuncia a la presidencia de Avianca. Lo hace justo cuando el informe anual financiero de la compañía podría catalogarlo como “el hombre de los 4,700 millones de dólares”, por haber logrado durante sus diez años de gestión elevar los ingresos de la aerolínea a precisamente esa cantidad, después de haberla tomado con una facturación de 709 millones de dólares.

Villegas prácticamente vale esa millonaria cantidad y más. Cuando Avianca se declaró en quiebra en Colombia y a la vez se acogía a la Ley de Bancarrota en Estados Unidos, después de enfrentar elevados costos de combustibles y de los seguros, tras el ataque a las Torres Gemelas, Villegas decidió sortear el cierre de la compañía, sin perder el valor de la misma, ni su mercado de 5 millones de pasajeros.

En su contra tenía disputas con los pilotos, con los empleados y un pasivo superior a los 300 millones de dólares, para enfrentarlos con una flota de 35 aviones, según publicaciones de la época, en Colombia.

Villegas comenzó a buscar nuevos dueños para Avianca y encontró al brasileño Germán Efromovich, ávido comprador de empresas en quiebra, quien inyectó 63 millones de dólares y comenzó a renovar la flota, decisión que lo convirtió en el actual presidente de la junta directiva de Avianca.

El ave Fénix

Efromovich y Villegas trazaron un plan más ambicioso y, para 2010, adquirieron las operaciones de TACA de Centroamérica, la ecuatoriana Aerogal y abrió las acciones al público en Colombia.

Tres años más tarde, consolidó la fusión con TACA y con el resto de aerolíneas: Tampa Cargo, constituidas en Colombia, Aerolíneas Galápagos (Aerogal), de Ecuador, Líneas Aéreas Costarricenses , LACSA, y Servicios Aéreos Nacionales, SANSA, de Costa Rica, Transmerican Airlines, de Perú, Aerotaxis La Costeña, de Nicaragua, e Isleña de Inversiones, ISLEÑA, de Honduras.

En noviembre de 2013, Villegas y la junta directiva de Efromovich suscribieron las acciones de la compañía en Wall Street y capitalizaron 400 millones de dólares que han servido para recuperar a Avianca de las cenizas.

Avianca integra a 20,545 colaboradores, opera 100 destinos en 26 países de América y Europa, con una flota de 181 aeronaves de corto, mediano y largo alcance, con conectividad a más de 1,200 destinos en 195 países de los cinco continentes.

 Durante 2014, Avianca transportó 26.2 millones de pasajeros, facturó $4,700 millones y tuvo una utilidad operacional de $290 millones. Con el retiro de Villegas, para 2016, Efromovich ha marcado la cancha para el sucesor: mantener el liderazgo y el espacio conquistado como jugadores importantes de la aviación internacional.

“El trabajo que hemos llevado a cabo nos ha permitido ubicar a Avianca como una de las aerolíneas de mayor crecimiento y prestigio en la región y el mundo”, dijo Fabio Villegas.
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación