Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

LATINOAMÉRICA

Brasil podría "desaparecer" del mercado petrolero

Los petroleros piden al Gobierno que permita que la compañía petrolera estatal Petróleo Brasileiro cobre los mismos precios que en el resto del mundo por la gasolina y combustible en Brasil, para controlar las pérdidas por las importaciones de hidro

La gremial de petroleros de Brasil ha solicitado al gobierno revisar las políticas que han fortalecido el control estatal sobre la industria, en detrimento de la misma.

La gremial de petroleros de Brasil ha solicitado al gobierno revisar las políticas que han fortalecido el control estatal sobre la industria, en detrimento de la misma.

La gremial de petroleros de Brasil ha solicitado al gobierno revisar las políticas que han fortalecido el control estatal sobre la industria, en detrimento de la misma.

RIÓ DE JANEIRO. Los inversores están perdiendo interés en la industria petrolera de Brasil debido a que las políticas energéticas del país aumentan los costos, reducen la eficiencia y aumentan el riesgo, dijo a la asociación petrolera del país, la IBP.

Sin cambios, Brasil probablemente será relegado por lugares como México, Irán, Irak y Argelia, donde las políticas se han vuelto más abiertas a la inversión del sector privado.

"Fui a las tres mayores convenciones petroleras del mundo este año y apenas se mencionó el nombre de Brasil", dijo Milton Costa Filho, secretario ejecutivo del IBP, a periodistas en un evento de la industria en Río de Janeiro. "Brasil está desapareciendo del mapa del petróleo mundial", agregó.

"Ese no era el caso hace unos años", dijo Costa Filho. "Pero los inversores tienen otras opciones ahora", incluida la creciente producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos y las exploraciones de Rusia y Noruega en el Ártico.

La IBP anunció su agenda de prioridades para 2014-2015, pidiendo al Gobierno que revise las políticas que han fortalecido el control estatal sobre la industria, políticas que cree que están dañando a un sector que corresponde a un 12 por ciento del Producto Interno Bruto de Brasil, la séptima mayor economía mundial.

Desde que esas políticas fueron adoptadas en el 2008 como consecuencia de las huelgas petroleras costa afuera, la producción de petróleo y gas natural se ha estancado, a pesar de una inversión de más de 200.000 millones de dólares.

El presidente de IBP, Joao de Luca, pidió al Gobierno que permita que la compañía petrolera estatal Petróleo Brasileiro SA cobre los mismos precios que en el resto del mundo por la gasolina y combustible en Brasil, para controlar las pérdidas por las importaciones de hidrocarburos de hasta 80.000 millones de reales (34.000 millones de dólares) en los últimos años.

La IBP también pidió a Brasil que restaure las subastas regulares de concesiones de derechos petroleros. Las subastas solían ser anuales, pero sólo se han realizado tres desde el 2008. Esto, dice la IBP, ha hecho difícil que las compañías planifiquen sus actividades en Brasil. El lunes, Brasil dijo que habría una subasta en la primera mitad del 2015.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación