Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bolivia: Situación será "delicada" si continúa caída del petróleo

Bolivia no exporta petróleo pero su economía se sostiene en las ventas de gas natural a Brasil y Argentina, a un precio que se ajusta trimestralmente en función de las variaciones del crudo.

Foto Reuters

Foto Reuters

Foto Reuters

El presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Carlos Villegas, reconoció que la situación de la economía del país podría tornarse "delicada" si continúa el descenso del precio del petróleo, publica hoy el diario Página Siete.

En una entrevista con ese matutino, Villegas indicó que Bolivia podrá amortiguar los efectos de la caída del precio del crudo durante el primer semestre de 2015 debido al sistema para calcular el coste del gas natural que se exporta a Argentina y Brasil.

No obstante, señaló que "la situación podría tornarse más delicada si el precio continúa bajando".

Bolivia no exporta petróleo pero su economía se sostiene en las ventas de gas natural a Brasil y Argentina, a un precio que se ajusta trimestralmente en función de las variaciones del crudo.

Para fijar el coste del gas natural que se vende a Argentina se tiene en cuenta el promedio del precio del crudo del trimestre anterior, y en el caso de Brasil, se toma en consideración el promedio del semestre previo, explicó Villegas.

Por ello, insistió en que los efectos de la caída del precio del petróleo "van a ser leves" en una "primera fase", pero que se sentirán "en términos de ingresos" si continúa el descenso.

Señaló que quienes resultarán afectados "en la medida en que exista una disminución van a ser los gobiernos subnacionales", puesto que la renta petrolera se distribuye entre las gobernaciones regionales, municipios, el Tesoro General de la Nación y YPFB.

Aunque, agregó, "la disminución de precios no implica que vaya a ser una situación de largo plazo".

Con todo, según Villegas, esta situación también presenta "una oportunidad importante para Bolivia", pues con estos precios bajos, las reservas de petróleo no convencional de Vaca Muerta en Argentina y de Presal en Brasil, dejarán de ser rentables.

"Por lo tanto, no son competitivos para nosotros y tenemos una oportunidad de no solamente seguir entregando el gas que estamos entregando, sino tal vez de aumentar la exportación (a ambos mercados)", añadió.

Argentina compra alrededor de 15,8 millones de metros cúbicos diarios de gas natural boliviano y Brasil unos 33 millones de metros cúbicos diarios, según informó YPFB la semana pasada.

Estos países pagaron entre enero y noviembre de este año un total de 5.513 millones de dólares a YPFB por la compra de gas natural.

Otra consecuencia de la caída del precio del crudo será que Bolivia podrá ahorrar entre 150 y 200 millones de dólares por la importación de diesel (gasóleo) y gasolina, señaló Villegas.

El Gobierno boliviano compra estos carburantes desde varios países a precios internacionales y en el mercado interno se venden con costes subvencionados.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación