Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

BANCA

Benacerraf comprará banco Espíritu Santo de Miami

El Banco Espirito Santo anunció que alcanzó un acuerdo de venta del 99.99% del capital social al grupo venezolano Benacerraf del Espirito Santo Bank, un banco autorizado en el estado estadounidense de Florida con sede en Miami.

El acuerdo fue alcanzado después de meses de negociaciones con el grupo Benacerraf, una de las familias de banqueros más antiguas de Venezuela.

El acuerdo fue alcanzado después de meses de negociaciones con el grupo Benacerraf, una de las familias de banqueros más antiguas de Venezuela.

El acuerdo fue alcanzado después de meses de negociaciones con el grupo Benacerraf, una de las familias de banqueros más antiguas de Venezuela.

EFE. La familia venezolana de banqueros Benacerraf cerró un trato por 10 millones de dólares para comprar la sucursal del banco portugués Espíritu Santo en Miami (EE.UU.).

"La experiencia de familias de banqueros bien establecidos es un catalizador excelente para nuestro crecimiento y nueva dedicación a servir a nuestros clientes", aseguraron hoy portavoces del banco portugués, según reportes de la prensa estadounidense.

La transacción de la familia Benacerraf, dueña de la entidad 100 % Banco, con sede en Venezuela, depende ahora de la aprobación de las autoridades reguladoras estadounidenses.

La sede bancaria de Miami, cuyos clientes son en su mayoría de Latinoamérica y Portugal, fue puesta a la venta en agosto de 2014 cuando el banco central luso intervino el Banco Espírito Santo (BES), dada su precaria situación financiera.

El banco central de Portugal separó en esa ocasión el BES en dos partes: una con sus activos saludables, para lo que se creó el Novo Banco, que sirve a Portugal, España, Brasil y Venezuela, y otra con los tóxicos, que mantiene el mismo nombre.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación