Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

BANCA

Banco Santander aprueba fuerte ampliación de capital para crecer

El Banco Santander anunció que se prepara para competir de la mejor manera en el nuevo escenario de crecimiento, tras el paso de la crisis en Europa.

La entidad bancaria, que preside Ana Botín, apuesta a una uerte ampliación de su capital, aprovechando el resurgimiento de algunas economías europeas, como Alemania y Portugal.

La entidad bancaria, que preside Ana Botín, apuesta a una uerte ampliación de su capital, aprovechando el resurgimiento de algunas economías europeas, como Alemania y Portugal.

La entidad bancaria, que preside Ana Botín, apuesta a una uerte ampliación de su capital, aprovechando el resurgimiento de algunas economías europeas, como Alemania y Portugal.

MADRID. El consejo de administración del Banco Santander aprobó hoy llevar a cabo una ampliación de capital de hasta 7.500 millones de euros (unos 8.850 millones de dólares), un reforzamiento que le permitirá "acompañar el crecimiento de las economías donde está presente".

Con esta ampliación de capital, equivalente al 9,9 % del tamaño de la entidad presidida por Ana Patricia Botín, el Banco Santander quiere también "aprovechar las oportunidades de crecimiento orgánico".

En una comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la entidad explicó que el consejo de administración también aprobó un cambio en su política de dividendos, en la que se promueve el pago en efectivo pese a que la retribución se reduce a unos 0,20 euros.

Respecto a la ampliación de capital, el banco explicó que la previsión de crecimiento económico en los mercados donde opera confirma un cambio de ciclo, ya que se estima que en 2016 las economías de Portugal y Alemania, todos ellos en la zona del euro, crecerán cerca de un 2 %.

Estima también que las economías de Brasil, Reino Unido, EEUU, Polonia y Argentina, crecerán alrededor del 3 %; y México y Chile, por encima del 4 %.

"Por tanto, reforzar el capital ahora permitirá al banco aprovechar las oportunidades de crecimiento orgánico, aumentando el crédito y la cuota de mercado en los mercados clave", añadió la entidad, que llevará a cabo la ampliación de capital mediante la emisión de hasta 1.258,4 millones de acciones, con exclusión del derecho preferente de suscripción para los actuales accionistas.

El banco tiene "confianza en la mejora de la economía en todos los mercados donde está presente y en el potencial de la entidad para crecer orgánicamente, aumentar el crédito y seguir apoyando a nuestros clientes, tanto particulares como empresas", declaró la presidenta de la entidad.

La emisión se llevará a cabo a través del procedimiento de colocación privada acelerada dirigida únicamente a inversores institucionales.

Tras este aumento de capital, el grupo Santander reformulará su política de dividendo volviendo a pagar en efectivo la mayor parte del mismo.

El actual programa "Santander Dividendo Elección" ha facilitado, durante los años de la crisis, que la entidad se recapitalice al ritmo de las exigencias regulatorias y ha permitido que los accionistas puedan optar por recibir su retribución en acciones o en efectivo, señaló la entidad.

Ante la mejora del escenario de crecimiento económico y el cambio en la normativa fiscal, por el que empeora el tratamiento impositivo de percibir el dividendo en el formato de elección, la intención del consejo es que la retribución con cargo al resultado de 2015 sea de 0,20 euros por acción, que se abonaría, como siempre, en cuatro pagos.

De ellos, tres se recibirán en efectivo y el otro, en acciones o efectivo, a elección del accionista.

Según explicó el banco en un comunicado, en los próximos ejercicios, la evolución del dividendo dependerá del crecimiento de los resultados, con el objetivo de que la remuneración en efectivo represente entre el 30 % y el 40 % del beneficio recurrente, en lugar del 20 % actual.

"Esta operación es positiva para los accionistas, ya que se estima que mejora el beneficio por acción desde 2016", añadió la entidad que según ha recordado, las pruebas que realizó el Banco Central Europeo (BCE) y la Autoridad Bancaria Europea (EBA) ponen de manifiesto que cuenta "con una sólida posición de capital".

Sin embargo, el Banco Santander "estima conveniente anticipar el cumplimiento de los requerimientos de capital derivados de Basilea III, asumiendo su plena aplicación ya desde este ejercicio aunque sólo serían exigibles a partir de enero de 2019, aprovechando la actual coyuntura del mercado".

El Banco Santander envió hoy también a la CNMV sus previsiones de resultados de 2014, en las que estima que su beneficio neto atribuido habrá aumentado un poco más del 30 por ciento, situándose en unos 5.800 millones de euros (unos 6.800 millones de dólares). EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación