Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

CEOS

Banco G&T, pequeño gigante en crecimiento

Lorena Rubio asume la gerencia general del G&T Continental. Planea llevarlo a ser el sexto banco del país para 2018 y seguir en crecimiento

Lorena Rubio es la nueva gerente general del Banco G&T Continental, de capital guatemalteco. FOTO CORTESÍA

Lorena Rubio es la nueva gerente general del Banco G&T Continental, de capital guatemalteco. FOTO CORTESÍA

Lorena Rubio es la nueva gerente general del Banco G&T Continental, de capital guatemalteco. FOTO CORTESÍA

Lorena Rubio ingresó como gerente de negocios al G&T Continental en 2008, tras 25 años en el Banco Cuscatlán, actualmente Citibank. Con experiencia en el manejo de cartera de créditos y de negocios, asumió una responsabilidad mayor en la institución guatemalteca con presencia regional, y ha logrado mantener un promedio de 20 % de crecimiento anual en activos y cartera de clientes.

Hace tres semanas, la junta directiva la ascendió a gerente general, sin que se lo esperara, en sustitución de Roberto Álvares, quien asumió en el Bandesal.

La estrategia de crecimiento que le valió su nombramiento fue manejar con altos rendimientos la cartera de clientes del banco con lo que ella llama "una alianza de círculo integral", en la que simultáneamente crecen el cliente del banco, sus empleados, sus accionistas, sus clientes y sus proveedores.

Rubio satisface las necesidades de liquidez, de sus clientes, les otorga una línea de abasto para manejar proveedores, a quienes a su vez financia, administra la planilla de sus empleados, les gestiona créditos y también abastece a los clientes de sus usuarios con opciones financieras. Vincula toda la cadena de producción interdependiente.

Tras su ingreso en el mercado salvadoreño, el G&T Continental tiene 15 agencias en el país y nueve puntos de servicio, con 18 cajeros automáticos.

El reto

El G&T Continental figura en el octavo puesto del ranking de Abansa en activos, créditos, depósitos y patrimonio, tras colocarse en el décimo lugar hace tres años.

"Es un crecimiento significativo, implica que ganamos terreno en la participación de mercado y hay mucho potencial adicional para crecer", consideró Rubio, proveniente de una cepa familiar de mujeres emprendedoras y banqueras.

G&T se enfoca en el mercado industrial, el comercio, la construcción, servicios, el agro y el consumo.

"Nuestra proyección para 2015 es estar en el segundo bloque de bancos del país y queremos ser el sexto banco para 2018", sentenció.

Actualmente, maneja $280 millones en cartera de créditos, $330 millones en depósitos y $430 millones en activos. Para 2013, incrementó su capital en cinco millones de dólares, pagaderos para 2014, para tener la oportunidad de crecer en un promedio de ocho veces más en el capital que invierten en el presente.

El sistema financiero registró un crecimiento de 6 % para 2013 en créditos, mientras el G&T creció a un ritmo de 20 %, comparó. "Si la competencia no hace bien las cosas, vamos a aprovechar esa oportunidad", advirtió Rubio. Una de sus hermanas también gerencia en un banco, el Agrícola, el mayor del país y su principal competencia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación