Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

INICIO

Banco Azul coloca más de $2.5 millones en préstamos

En su primer día de operaciones ayer, el nuevo banco otorgó ya los primeros créditos y abrió cuentas de ahorro, corrientes y a plazo a un centenar de clientes. El presidente de la institución financiera, Car

ctv-exe-atencion-clientes-olimpica-hra

Ejecutivos de Banco Azul atienden a clientes que llegaron ayer a la sucursal Olímpica, en el primer día de operaciones de la entidad. | Foto por Foto Expansión/ Cortesía de Banco Azul.

La junta directiva del nuevo Banco Azul aprobó ya más de 15 préstamos por un total que supera los 2.5 millones de dólares, según informó el presidente de la institución, Carlos Enrique Araujo.

“Esta es una suma entre personas naturales y empresas”, dijo el banquero ayer tarde, al referirse a los clientes.

Banco Azul abrió ayer sus primeras dos agencias. Una de ellas está ubicada en la esquina entre la avenida Olímpica y la alameda Manuel Enrique Araujo, en San Salvador. La otra abrió en Santa Tecla.

El empresario destacó que Azul es el primer banco privado de capital salvadoreño que abre operaciones en más de 40 años.

Araujo añadió que en el transcurso de la mañana un total de 62 clientes abrieron cuentas, incluyendo de ahorros, corrientes y a plazos. Con esa tendencia, el banco esperaba cerrar el día con más de 100 cuentas activas.

“Estamos contentos porque todo nos ha salido muy positivo”, dijo, por su parte, el director ejecutivo de la institución financiera, Armando Rodríguez.

En sus inicios, el banco está ofreciendo depósitos de ahorro, cuenta corriente y a plazo, préstamos de consumo a empleados y profesionales independientes, préstamos para la pequeña y mediana empresa, y líneas de factoraje, detalló Rodríguez.

Nuevas aperturas en próximos días

Los directivos de Banco Azul saben que si quieren abrirse campo en el mercado tienen que acercar sus servicios al público. Por eso planean continuar mañana con la apertura de otra agencia en Santa Elena (Antiguo Cuscatlán), el viernes otra en Soyapango, y el sábado una más en Masferrer (San Salvador).

Posteriormente, siempre este mismo mes, la institución planea abrir en el centro de San Salvador, así como en Apopa, Santa Ana y San Miguel.

La décima agencia estará ubicada en Ciudad Merliot, y se espera que abra al público antes de que finalice el año.
Adicionalmente, los clientes de Banco Azul contarán con tres autobancos, 26 cajeros automáticos propios de la institución y 1,400 de la red Serfinsa, además del acceso a más de 14,000 POS en todo el país.

El director ejecutivo del banco agregó que ya tienen planeado lanzar una tarjeta de crédito en 2016.

Apuesta por servicio ágil y cercano

Araujo añadió que Banco Azul se diferenciará de sus competidores por su calidad, agilidad, personalización y transparencia. Para ello han capacitado al personal.

“Lo importante es que nosotros podamos atender a nuestros clientes de una manera personalizada”, indicó el presidente de la institución, y agregó que imprimirán “calor humano y transparencia” a su servicio.

Al preguntarle cómo esperan asegurarse de que ofrecerán esa mejor atención, el empresario destacó que cada empleado de Banco Azul es también accionista, lo que implica un sentido de propiedad y responsabilidad distinto al que tiene alguien que solo es asalariado.

“No importa a qué agencia tú vayas, nuestros accionistas y compañeros de trabajo han sido debidamente capacitados para atender de la misma manera al pequeña empresario, al mediano empresario, a la persona natural”, dijo Araujo.

Dado su tamaño, Banco Azul también apuesta a la agilidad.

“Aquí, si un ejecutivo necesita consultar, llamémosle una tasa o si una alternativa es viable, eso se puede hacer de inmediato porque no se necesita que haya reuniones -en otras instituciones algunas veces son mensuales las reuniones de junta directiva- aquí las reuniones son prácticamente itinerantes, se instalan de inmediato y se dan respuestas de inmediato”, añadió, por su parte, Rodríguez.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación