Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EMPRESAS

Ballmer tuvo su última reunión con empleados de Microsoft

En el último encuentro habló sobre el potencial de la empresa para escribir historia en un futuro cercano

Steve Ballmer dijo adiós ante la ovación de los aproximadamente 13,000 empleados en pie que acudieron a la despedida.

Steve Ballmer dijo adiós ante la ovación de los aproximadamente 13,000 empleados en pie que acudieron a la despedida.

Steve Ballmer dijo adiós ante la ovación de los aproximadamente 13,000 empleados en pie que acudieron a la despedida.

SEATTLE, EE.UU.El presidente ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer, se despidió de miles de empleados que lo agasajaron en su última reunión de la compañía hablando de las perspectivas del gigante del software y dando golpes a sus rivales.

Ballmer, cuyos gritos y bailes en las reuniones de la compañía le han convertido en un habitual de YouTube, entró en el escenario al ritmo de "Can't Hold Us" del dúo de rapero/productor Macklemore y Ryan Lewis, y mantuvo su habitual actitud en estos encuentros, según varios de los presentes en la reunión sólo para empleados.

Se fue con los compases del tema de Michael Jackson "Wanna Be Startin' Somethin'", la canción interpretada en la primera reunión de empleados de Microsoft en 1983, seguida de "(I've Had) The Time of My Life", del final de la película "Dirty Dancing", ante la ovación de los aproximadamente 13,000 empleados en pie que acudieron.

"Tenemos un potencial increíble ante nosotros, tenemos un futuro increíble", dijo un visiblemente emocionado Ballmer, usando una cita de la reunión de 1983.

"Sólo nuestra compañía y un puñado de otras más están destinadas a escribir el futuro", continuó. "Vamos a pensar en grande, vamos a apostar en grande".

Ballmer, que anunció en agosto su plan de jubilarse en doce meses, fue el último participante de un encuentro de una jornada en el KeyArena de Seattle.

Durante el tiempo que estuvo sobre el escenario, habló de cuando les dijo a sus padres que se iba de la escuela de negocios de Stanford para unirse a Microsoft en 1980, recordando que su padre le preguntó qué era una computadora.

Explicó su nuevo plan de transformar la compañía de una operación centrada en el software a una empresa de servicios y aparatos más innovadores, que dijo que le haría "fundamentalmente más poderoso".

También tuvo referencias para sus rivales, diciendo que Apple era algo "muy de moda", Amazon.com algo "barato", Google era "saber más" pero Microsoft era "hacer más".

Microsoft tiene un futuro brillante, según Ballmer: "Creo que vosotros, creo en la misión. Hemos sido una gran compañía durante años, seremos una gran compañía muchos más años".Steve Ballmer dijo adiós ante la ovación de los aproximadamente 13,000 empleados en pie que acudieron a la despedida.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación