Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ENTREVISTA EXCLUSIVA

"La baja del petróleo debe ayudar a nuestros países"

El magnate panameño Stanley Motta evaluó el clima de inversión en Centroamérica. El presidente de Copa Holdings habló en entrevista exclusiva para Expansión

Stanley Motta conversó en exclusiva con Expansión durante una reciente visita a El Salvador. Foto de Expansión / RENÉ Quintanilla.

Stanley Motta conversó en exclusiva con Expansión durante una reciente visita a El Salvador. Foto de Expansión / RENÉ Quintanilla.

Stanley Motta conversó en exclusiva con Expansión durante una reciente visita a El Salvador. Foto de Expansión / RENÉ Quintanilla.

Stanley Motta es considerado por la revista Forbes como el hombre más rico de Centroamérica. Se calcula que su fortuna sobrepasa los 2,500 millones de dólares. Sus inversiones abarcan sectores tan diversos como la aviación, finanzas, comercio, telecomunicaciones, turismo, bienes raíces y medios de comunicación.

Mientras visitaba El Salvador para una reunión internacional sobre Responsabilidad Social Empresarial, Motta conversó en exclusiva con Expansión.

El empresario confirmó que su grupo está interesado en comprar las operaciones de Citi en Panamá y Costa Rica. También analizó las perspectivas del transporte aéreo en Centroamérica, con el surgimiento de aerolíneas de bajo costo y la caída de los precios del petróleo.

¿Cómo evalúa el actual clima de negocios en Centroamérica? Sabemos que es una región diversa, pero ¿cuál es su perspectiva de conjunto?

La perspectiva en general es buena, aunque siempre hay... como yo digo, lo que te afecta son los detalles. Entonces, por lo general, cuando nos comparamos con otras regiones, Centroamérica tiene una buena perspectiva.

Obviamente, la baja del petróleo debe ayudar a nuestros países, y especialmente al consumidor, a tener más ingreso disponible. Eso tiene un factor multiplicador adentro de la economía porque cuando compran petróleo, el valor agregado es el mismo a un dólar litro, o a 70 centavos litro; entonces, esa diferencia ayuda a que la actividad económica local, especialmente del lado del consumo, mejore.

En El Salvador ha comenzado a operar una línea aérea de bajo costo, mientras que en Costa Rica hay otra en proceso de autorización. ¿Cómo ve estos movimientos en el transporte aéreo en la región?

La empresa privada siempre está expuesta a la competencia. Nosotros tenemos nuestro modelo de negocio, conectando la América Latina con la América Latina por el hub de las Américas, pero siento que estas otras actividades son una aventura a establecer un negocio en competencia, lo cual es totalmente legítimo.

Yo siento que esto no es algo nuevo, lo han intentado en el pasado, no ha tenido el éxito porque nuestras poblaciones son relativamente pequeñas y sus necesidades de ir de un lugar a otro no hay tanta. Es decir, al principio, las aerolíneas de bajo costo estimulan tráfico, pero no estoy tan seguro de que es un tráfico permanente.

Cuando agarras naciones como Estados Unidos o México, donde tienes poblaciones mucho más grandes y mucho más integradas, pareciera que existe la posibilidad de tener más servicio que requiere el público.

Digo, es legítimo, es competencia, y veremos los resultados.

¿Se refiere también a que en la región no hay tanta necesidad de viajar por aire, como la hay en países como Colombia?

En Colombia también tienen el otro problema de que están prácticamente obligados a viajar por avión, por la geografía del país. En nuestros países, de El Salvador a Guatemala no estás obligado a ir en avión; puedes ir por tierra perfectamente bien.

¿Está considerando Copa alguna alianza o fusión con un jugador más grande, como lo hicieron TACA y Avianca?

No. Nosotros, aparte de estar en Star Alliance, que es la alianza recíproca de millas y de códigos compartidos, no tenemos ningún plan de otro tipo de alianzas.

Estamos haciendo nuestras propias expansiones, este año mucho más conservador que otros años. Ya hemos anunciado al mercado que esperamos crecer como 7 % porque el mercado está poniéndose un poco difícil. No es secreto militar que la moneda de Brasil está débil, la de Argentina y algunos otros países. La actividad económica en América Latina está desacelerándose.

¿Cuánto influye el alto crecimiento económico de Panamá en esta decisión de Copa de seguir adelante sin alianzas ni fusiones?

Indiscutiblemente, el crecimiento de Panamá ha ayudado. También hemos tenido un incentivo para que las oficinas de multinacionales de la región se establezcan en Panamá, y hemos mejorado mucho el producto de turismo: la capacidad de hoteles, etc. Eso ha ayudado enormemente a Copa, y Copa está ayudando a que se establezcan estas oficinas y que los hoteles también tengan clientes.

Indiscutiblemente, Panamá sigue siendo un país de 4 millones de habitantes. Entonces, no hay una base enorme y dependemos mucho del desarrollo del negocio del 'hub' conectando la América Latina con la América Latina. Ese es el modelo de negocios que venimos desarrollando hace ya muchos años y que pensamos que es importante.

La gente siempre enfoca los negocios en qué vas a hacer, y yo digo que muchas veces las cosas más importantes son las cosas que no vas a hacer, para no equivocarte y mantenerte en lo que es tu plan.

Es muy fácil distraerte a otros sectores de la misma industria. Por ejemplo, nosotros llevamos carga en los aviones de pasajeros, pero no estamos volando cargueros.

El año pasado, Avianca abrió un vuelo a Londres y tiene un plan para reforzar su conectividad con Europa...

Sí, y tienen aviones que le vienen para ese servicio.

¿Tiene Copa algún plan para iniciar vuelos a Europa?

No. No tenemos vuelos a Europa y no tenemos planes de hacer vuelos a Europa.

Tomando en cuenta que el combustible representa uno de los principales costos de las aerolíneas y su precio ha caído drásticamente, ¿cuándo comenzarán a bajar los precios de los boletos aéreos?

Es un costo importante. Parte del problema que hay es que cuando hablas de distancias cortas, tú tienes los gastos y los impuestos en dos aeropuertos a poca distancia. Cuando uno hace vuelos más largos, hay más horas en el aire y el peso de esos dos impuestos en los dos aeropuertos pesa mucho menos dentro del pasaje.

La IATA dijo, en una reunión el año pasado, que se esperaba que los precios de los pasajes aéreos en el mundo empezaran a bajar en el primer semestre de 2015. ¿Llegarán estas reducciones a Centroamérica?

Ya lo estás viendo. Hay algunas reducciones en algunos países, especialmente en el sur. El problema se traduce a que no es una reducción para ellos porque como no se han dolarizado les cuesta más reales en Brasil (por ejemplo). Entonces, la tarifa se ha reducido, pero ellos no lo ven así porque ellos viven en reales.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación