Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ENTREVISTA

BAC Credomatic espera crecer este año 15 % en créditos

El Banco de América Central planea aumentar sus préstamos en el país en unos 178 millones de dólares.

El presidente del BAC Credomatic, Raúl Cardenal, destacó que el banco ofrece servicios en Centroamérica, Panamá, México y EE. UU.

El presidente del BAC Credomatic, Raúl Cardenal, destacó que el banco ofrece servicios en Centroamérica, Panamá, México y EE. UU.

El presidente del BAC Credomatic, Raúl Cardenal, destacó que el banco ofrece servicios en Centroamérica, Panamá, México y EE. UU.

Si usted es cliente del Banco de América Central (BAC) y su empresa opera en El Salvador, Guatemala y Honduras, usted puede negociar un crédito aquí y desembolsarlo en cualquiera de esas naciones vecinas. De igual forma, sus filiales en esos países pueden depositar el dinero de las ventas en el exterior para ser retirado aquí en El Salvador.

Esos son dos ejemplos de las ventajas que el banco ofrece a sus clientes por tratarse de una entidad financiera regional, según explicó su presidente en El Salvador, Raúl Cardenal.

El banquero sostuvo que el BAC Credomatic es "relativamente joven" —cumplió 15 años en 2014— y crece por encima del promedio del sistema bancario salvadoreño.

Este año, la institución está invirtiendo 5 millones de dólares en el país, los cuales van destinados principalmente a la puesta en funcionamiento de un centro alterno de cómputo, de manera que si uno de los dos falla, el otro lo reemplaza de inmediato para que los clientes en ningún momento dejen de recibir los servicios.

Adicionalmente, el BAC abrirá este año tres nuevas sucursales en el Gran San Salvador, y fortalecerá su red de cajeros automáticos, detalló Cardenal.

El presidente de la institución confía en que estas inversiones, junto a una esmerada atención al cliente y otros elementos positivos, harán que el BAC siga avanzando en cuota de mercado.

El BAC Credomatic ocupa el cuarto lugar en el sistema bancario del país en cuanto a préstamos y depósitos. ¿Cómo valora la posición en que se encuentra el banco y cuáles son sus proyecciones? ¿Se han propuesto escalar en el ranking?

Nosotros somos un banco relativamente nuevo. El año pasado cumplimos nuestros 15 años, así que comparados con algunos de nuestros colegas tenemos una vida relativamente corta.

Actualmente, contamos con una participación muy cercana al 13 por ciento en los rubros que usted mencionó, como préstamos y depósitos, y eso refleja que cada año vamos ganando un punto adicional de participación de mercado. Para este año, de igual manera estamos proyectando un crecimiento cercano al 15 por ciento, que es un poco más del doble del resto del sistema.

¿Y cómo van los resultados ahora que ya estamos por cerrar el primer semestre del año?

Vamos cumpliendo las metas. Vamos un poquito por encima, lo cual refleja un desempeño adecuado y de acuerdo al plan.

El índice de morosidad del sistema bancario cerró en abril en 2.33 por ciento, lo cual es muy similar a un año atrás. ¿Cómo anda el BAC Credomatic en morosidad?

Nuestra morosidad es un poco mejor al promedio del sistema; sin embargo, en los últimos meses sí hemos notado que ha habido un pequeño incremento en el cumplimiento de las obligaciones por parte de los usuarios.

¿En cuánto anda la morosidad?

No lo tengo a la mano.

¿Y a qué atribuyen ustedes este crecimiento en la morosidad de sus clientes?

Bueno, yo creo que la economía está creciendo bastante poco. Eso definitivamente que le pone un límite a la capacidad de pago de las personas y de las empresas. El lento crecimiento y también pues que algunas entidades ya llegaron a un nivel de endeudamiento alto.

¿Está sucediendo sobre todo con empresas o con personas?

Más que todo con personas naturales.

¿Qué impacto han percibido ustedes del impuesto a las operaciones financieras?

En general, todo impuesto, y este en particular, castiga la formalidad y premia la informalidad en el sentido de que se carga o se cobra por transacciones que se realizan dentro del sistema financiero y el usuario tiene la opción de hacer sus transacciones en efectivo, y de esa forma evitar el impuesto.

Además, algunos ahorrantes o depositantes, en una economía dolarizada, también tienen la opción de retirar sus depósitos y llevarlos a un país donde no exista este impuesto.

¿Y es significativo ese porcentaje de ahorros que se va al extranjero? Digo, porque el grueso de los salvadoreños no tenemos esa posibilidad.

Sí, pero las empresas que tienen oportunidad, o los depositantes que mueven mayor volumen de transacciones, esos sí tienen esa posibilidad.

La verdad es que los depósitos no han crecido, tampoco han disminuido. Seguramente, eso tuvo que ver. También hay otros factores, como puede ser la falta de mayor flujo de inversiones y también la balanza de pago del país, donde las importaciones son mayores que las exportaciones.

¿Qué perspectivas visualiza para la economía en general para lo que resta del año y en la medida en que se puede prever, para 2016?

Para el resto del año, esperamos un crecimiento de alrededor del 2 %. Obviamente, nuestra economía está muy ligada a la economía norteamericana, principalmente por el gran número de ciudadanos nuestros que viven allá, y en la medida que el desempleo de Estados Unidos disminuye, nuestros compatriotas tienen la oportunidad de enviar más remesas a sus familiares acá en el país. Entonces, en la medida en que se recupera el empleo, principalmente entre los hispanos, las remesas también se incrementan.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación