Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ECONOMÍA

Se avecina una nueva burbuja financiera

No hay vuelta atrás, la combinación de tipos próximos a cero y programas de expansión cuantitativa, que abaratan el precio del dinero e incentivan la asunción de riesgos, expanden una delgada y peligrosa burbuja económica.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde (izda), el economista estadounidense Nouriel Roubini (centro) y el ministro de Finanzas británico, George Osborne (dcha), asisten al simposio "Hacia una economía global d

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde (izda), el economista estadounidense Nouriel Roubini (centro) y el ministro de Finanzas británico, George Osborne (dcha), asisten al...

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde (izda), el economista estadounidense Nouriel Roubini (centro) y el ministro de Finanzas británico, George Osborne (dcha), asisten al simposio \"Hacia una economía global dinámica\" en el Palacio Real de Dresde (Alemania),

DRESDE. Eminentes economistas advirtieron hoy a los ministros de Finanzas del G7 frente a las burbujas financieras que están generando los tipos de interés en mínimos y las políticas monetarias expansivas.

El Nobel de Economía estadounidense Robert Schiller y el profesor universitario Nouriel Roubini suscribieron esta tesis al intervenir en el simposio de expertos que ha servido de apertura de la primera jornada de trabajo de este foro en Dresde (este de Alemania) del G7, según fuentes del Bundesbank (banco central alemán) presentes en el acto.

Shiller se mostró convencido de que la combinación de tipos próximos a cero y programas de expansión cuantitativa, que abaratan el precio del dinero e incentivan la asunción de riesgos, está creando burbujas financieras.

La FED de manos atadas

Roubini, por su parte, indicó que, en el caso de que estas burbujas aún no se hayan constituido, irán cobrando forma indefectiblemente en los próximos meses, ya que la Reserva Federal estadounidense no puede subir los tipos de interés rápidamente para atajarlas, pues esto cortaría de raíz el crecimiento de la mayor economía global.

El debate transcurrió en términos "abstractos" y "académicos", de acuerdo con las fuentes del Bundesbank, y Grecia no fue nombrada en ningún momento.

España, sin embargo, sí que salió a colación, como ejemplo de "asignación errónea" de inversiones antes de la crisis con la creación de la burbuja inmobiliaria, dentro del debate de cómo dinamizar la economía global.

Solución: inversiones que generan crecimiento

En este ámbito, que divide a quienes apuestan por el ajuste fiscal y las reformas (como Berlín) y quienes abogan por las inversiones y las políticas monetarias expansivas (como Washington), varios expertos apuntaron que la clave es dar con las inversiones estratégicas que generen crecimiento.

La innovación y la capacitación son en este sentido claves, coincidieron en destacar los expertos.

En el simposio también participaron Kenneth Rogoff, profesor en la Universidad de Harvard y ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI); Larry Summers, ex ministro de Finanzas de Estados Unidos, y Jaime Caruana, director general del Banco de Pagos Internacionales (BIS).

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, declaró satisfecho al término del simposio que habían sido cuatro horas de debate "muy intensas".

El encuentro del G7, que comenzó ayer y se prolongará hasta mañana, congrega a los titulares de Finanzas de Estados Unidos, Reino Unido, Japón, Canadá, Francia, Alemania e Italia, así como a los gobernadores de los bancos centrales de estos países.

La agenda oficial del encuentro está dedicada a la reactivación de la economía mundial, la lucha contra el fraude fiscal y la persecución de las redes que financian el terrorismo, aunque inevitablemente la crisis griega se cuela en las conversaciones.

Tras el simposio de expertos, que ocupó toda la mañana, por la tarde tienen lugar dos sesiones de trabajo, una sobre la evolución de la economía mundial y otra sobre la lucha contra el fraude fiscal y los recursos de muchas multinacionales para tributar lo menos posible.

Alemania ha diseñado este G7 para fomentar "un diálogo muy abierto", explicó esta semana un alto cargo del Ministerio germano de Finanzas, y no se prevé la difusión de un comunicado final, frente al procedimiento habitual en este tipo de encuentros.

La cita de Dresde es la antesala de la cumbre del G7 que tendrá lugar el 7 y el 8 de junio en el palacio de Elmau, en Garmisch-Partenkirchen (sur de Alemania), y sucede a las reuniones ministeriales sobre Asuntos Exteriores y Energía que se celebraron recientemente en Lübeck y Hamburgo, respectivamente. EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación