Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

REPORTAJE

Aeroman se prepara para recibir a gigantes

Los talleres de Aeroman se convertirán en tierra de gigantes a mediano plazo, ante la creciente demanda de aviones de fuselaje amplio.

En los últimos años, la demanda de aviones de doble pasillo ha crecido en 6,780 nuevas naves de pasajeros y casi 500 de carga, a nivel mundial, según estudios internacionales de la industria. Aeroman, la empresa de mantenimiento aeronáutico con base en El Salvador, se prepara para recibir parte de la demanda de servicios de una fracción de ese mercado de operadores de aviones de fuselaje amplio, a mediano plazo.

El quinto hangar que la compañía construye desde 2014 podría estar listo para mediados del año en curso, operación con la cual duplicará la capacidad instalada a 28 líneas de producción, con la consecuente búsqueda de nuevos clientes y la proyección de atender las aeronaves gigantes como las de Boeing y de Airbus.

La compañía arrendará 165,000 metros cuadrados durante 40 años, en el Aeropuerto Internacional El Salvador y proyecta emplear en los próximos cinco años a 5,000 técnicos, asistentes y administradores capacitados en las últimas exigencias de la industria de mantenimiento aeronáutico, según su presidente, Ernesto Ruiz.

"Seríamos el taller de mantenimiento más grande de América en un solo lugar, compitiendo directamente con Estados Unidos y los mejores talleres del mundo", asegura Cristina Guirola, vicepresidente de Talento y Cultura de Aeroman, a cargo de la demanda laboral y de capacitación que actualmente requiere la compañía.

Según los estudios de Deloitte 2013 Aerospace & Defense Industry Outlook, citados en un informe de la agencia Proméxico, las aeronaves de pasajeros con un solo pasillo representan el segmento más grande de las nuevas entregas, en las proyecciones mundiales del sector.

Para los próximos 20 años, se contemplan 20,240 aeronaves a nivel mundial y el 48 % de la demanda de aviones de fuselaje ancho proviene de la región Asia-Pacifíco.

Se espera que el mercado de aeronaves de uso comercial se enfocará en el desarrollo de aviones de fuselaje ancho, con el A350 y el 787-9, así como el desarrollo y diseño del 777X.

Por el lado de los aviones de fuselaje estrecho se visualiza al Bombardier C-Series y los motores mejorados para el A320neo y el C919, los cuales están programados para su ensamble desde fines de 2013 y principios de 2014.

En este mercado también se prevé que se incremente la competencia para Boeing y Airbus. Embraer ha lanzado el sucesor del Jet G2, mientras COMAC apuesta por sus modelos C919 y el ARJ21.

En diciembre de 2013, Airbus recibió más de 750 órdenes para el A320neo. Boeing tuvo más de 560 pedidos del 737 MAX y por su lado, Bombardier espera que las aerolíneas hagan pedidos de aviones de fuselaje estrecho, para posicionar su modelo CSeries.

El estudio citado también señala que únicamente en el sector civil, se pronostica que para 2032 la flota de aviones de pasajeros y de carga, con más de 100 asientos y10 toneladas, será de 36,556 aeronaves.

Lo anterior significa más del doble de crecimiento, si se consideran las 17,739 naves que están actualmente en servicio comercial, compara el informe.

La industria está demostrando una mayor dinámica tanto para los aviones de fuselaje estrecho, como amplio.

Aeroman espera conseguir nuevos clientes como parte de esta dinámica natural de la demanda y su capacidad instalada en construcción se perfila para alojar los Boeing 767 y los Airbus 330, considerados entre los gigantes de la industria.

Demanda de gigantes

Ambos modelos son capaces de movilizar entre 375 y 380 pasajeros. Son aviones de doble pasillo, con filas de siete a diez asientos, que transportan una carga útil de entre 36,000 a casi 46,000 kilogramos.

El Boeing 767-400, por ejemplo, tiene una longitud de 61.30 metros, mientras el Airbus mide 58.82, aunque en su envergadura supera al Boeing con 60.30 metros contra 51.90.

El año pasado, Airbus alcanzó un nuevo récord de 629 entregas de aviones, entre ellos, 108 A330 y su primer A350 XWB, en la línea de los de fuselaje ancho, conocido por su variante "Extra Wide Body", diseñado para competirle al Boeing 787 Dreamliner y al Boeing 777, también peso pesado.

Airbus también consiguió 1,456 pedidos netos, entre los cuales había un lote de 135 aviones de fuselaje ancho y 1,321 aviones de pasillo único.

Según los informes de la compañía, las aerolíneas al rededor del mundo están sustituyendo sus flotas, tanto por modelos de fuselaje ancho como de pasillo único. Al cierre de 2014, la cartera de pedidos de Airbus subió a 6,386 aviones valorados en 919.3 mil millones dólares, a precios de catálogo.

Airbus ha tenido éxito con los A330neo, otra variante de sus modelos de fuselaje amplio. A solo seis meses de su lanzamiento, consiguió 120 pedidos firmes, el año pasado, según sus informes.

Delta seleccionó el A330neo por sus servicios transatlánticos y el A350 en sus rutas transpacíficas.

Avianca solicitó a Airbus la semana pasada un pedido de 100 aviones de la familia A320neo. En 2012 Avianca adquirió 51 unidades de la familia A320, 33 de estos del tipo A320neo. Avianca ha solicitado en resumen cerca de 200 aviones Airbus, de los cuales tiene 130 en servicio.

Qatar Airways prefirió los poderosos A350 XWB.

También Boeing logró colocar su gigante 767, con una cartera de pedidos de 1,100 unidades, el año pasado. Delta Air Lines y American Airlines, cada una, adquirió 58 unidades de esta versión de fuselaje amplio. En el formato 767 carga, UPS demandó 59 unidades.

Boeing tiene previsto sustituir el 767 por el Boeing 787 Dreamliner, también de fuselaje amplio, con capacidad de transportar entre 217 y 323 pasajeros.

Avianca estrenó su primer 787 Dreamliner al aterrizar en Sao Paulo, el pasado 11 de febrero, con capacidad para 250 pasajeros, 28 de ellos en clase ejecutiva y 222 en clase económica.

Este es uno de los cuatro Boeing 787 que recibió Avianca recientemente como parte de una orden de 15 aviones Dreamliner que Boeing entregará a la compañía en los próximos 3 años.

Los cuatro Dreamliners de Avianca están asignados a Sao Paulo, Bogotá, Buenos Aires, Nueva York, Chile, México y, a partir de junio, Madrid, Barcelona y Londres.

La demanda de aviones de fuselaje amplio crece y Aeroman perfila sus negocios en ese nicho. Muy pronto, estos talleres se convertirán en tierra de gigantes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación